Cómo controlar y tratar la hipertensión arterial

Escrito por: Dr. Manuel Angoso Guzmán
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El Dr. Angoso, especialista en Nefrología de Valencia, explica en este artículo cómo controlar la hipertensión arterial para que no derive en un mal mayor. Existen pacientes que precisan de un controlar moderado, pero también existen aquellos en los que su situación es más crítica y, por consiguiente, deben adoptar unas medidas mucho más específicas. Es por ello que el Dr. Angoso cree que es importante conocer cómo detectar la tensión arterial alta y controlarla correctamente. 

 

La presión arterial es la presión que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias. Según las últimas recomendaciones (JNC8) sobre el control de la tensión arterial se define como tensión alta aquella que está por encima de 140/90 mmHg en pacientes no diabéticos y con una edad por debajo de 60 años. Si el paciente tiene más de 60 años entonces se considera una tensión arterial alta si la tensión sistólica está por encima de 150 mmHg y la tensión diastólica por encima de 90 mmHg.

En los pacientes diabéticos y con problemas renales el control de la tensión arterial sería más estricto, considerándose anormal una tensión arterial por encima de 140/80 mmHg a partir de los 18 años de edad.

Factores de riesgo para desarrollar hipertensión arterial

Los factores de riesgo más importantes son:

- Vida sedentaria

- Ingesta de alcohol

- Obesidad

- Dieta alta en sal (por encima de 3gr/día)

- Ingesta habitual de antiinflamatorios no esteroideos

- Niveles bajos de vitamina D

- Insuficiencia renal crónica

- Diabetes Mellitus

- Hiperlipdemia

 

Aquellos pacientes con tensión alta deben tener un control de su alimentación

 

Síntomas que alertan estar sufriendo hipertensión arterial

La hipertensión arterial no produce ningún síntoma, excepto en casos en que la tensión arterial está extremadamente alta (se considera una tensión arterial sistólica por encima de 180 mmHg y la diastólica por encima de 110 mmHg). Por ello es importante realizar controles periódicos de la tensión arterial, en particular en aquellos pacientes con antecedentes familiares o que presentan alguno de los factores asociados con la hipertensión arterial.

No obstante, los pacientes que tienen la tensión arterial muy elevada (por encima de 180 /110 mmHg) pueden experimentar dolores de cabeza muy fuertes, fatiga, problemas de visión, dificultad para respirar y orina de color oscuro. Si el paciente experimenta algunos de estos síntomas, junto a una tensión muy elevada, debe acudir a su hospital de referencia.

Tratamiento de la hipertensión arterial

Los tratamientos iniciales de la hipertensión arterial consisten en la modificación de los factores de riesgo. Así, se aconseja disminuir la ingesta de sal, iniciar un ejercicio físico de intensidad moderada y bajo supervisión del médico (andar al menos 30 minutos al día), perder peso si se tiene sobrepeso y moderar la ingesta de alcohol.

Si a pesar de estas medidas el paciente continúa con la tensión elevada, entonces deberá considerarse iniciar tratamiento médico con fármacos. Existen una gran variedad de fármacos para el tratamiento de la tensión arterial, los cuales deben ser valorados de forma individualizada por parte de su médico especialista en Nefrología.

Por Dr. Manuel Angoso Guzmán
Nefrología

Formado y con una amplia experiencia en Estados Unidos, tiene además una importante trayectoria académica y es uno de los mayores expertos en glomerulonefritis, hipertensión arterial, nefropatía diabética y trastornos renales.

 
 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.