Cirugía de tiroides, una intervención necesaria para casos de malignidad

Escrito por: Dr.Prof. Antonio Martín Duce
Publicado: | Actualizado: 14/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Ante un problema en la glándula tiroidea se recurrirá a una cirugía de tiroides solo en determinados casos. Es una intervención que está dando resultados muy satisfactorios y en los que la experiencia del cirujano puede ser clave.

Las enfermedades más comunes relacionadas con la glándula tiroides, órgano con función hormonal situado en la región anterior del cue­llo, son las inflamatorias (tiroiditis), las deriva­das del aumento o descenso de su función hor­monal y las tumoraciones tanto benignas como malignas (nódulos tiroideos). En general, solo se recomendará cirugía de tiroides para aquellos casos de nódulos con crecimiento que provoquen sínto­mas de compresión local o planteen dudas ra­zonables de malignidad, y en los que haya cer­teza de malignidad.

Y ese tratamiento quirúrgico dependerá de la patología a intervenir y podrá consistir en la extirpación de un lado o lóbulo del tiroides, o de la glándula en su totalidad. A grandes rasgos podemos decir que los resultados de la cirugía de tiroides, a medio y largo plazo, de todas las enfermedades tiroideas son muy satisfactorios.

cirugía tiroides
La cirugía es el tratamiento más eficaz en muchas enfermedades de la glándula tiroides
 

Complicaciones de la cirugía tiroidea

Respecto a las complicaciones en el inmediato postoperatorio, la frecuencia de estas enferme­dades y los avances médicos ha conllevado un paulatino descenso de la mortalidad quirúrgica hasta cifras por debajo del 1%. En el peor de los casos, la complicación más grave que puede producirse tras una cirugía tiroidea es una hemo­rragia en la región cervical intervenida que pue­de obligar a una cirugía inmediata para evitar los síntomas de compresión traqueal. En lo que se refiere a la morbilidad, sigue produciéndose una falta de función de los nervios recurrentes, lo que provo­ca un cambio, temporal o definitivo, del timbre de la voz y el descenso de los niveles de calcio por falta de actividad de las glándulas paratiroides.

La aparición de estas complicaciones puede obedecer a varios factores como el tamaño del tiroides, antecedentes de cirugías cervicales pre­vias o la presencia de una lesión maligna. Tam­bién influye  de manera decisiva la experiencia del cirujano en la cirugía de tiroides, pues esa experiencia pue­de reducir hasta en un 50% el número de casos, además de disminuir el tiempo quirúrgico. 

 

Puedes encontrar más información en esta vídeo entrevista.

Por Dr.Prof. Antonio Martín Duce
Cirugía general

El Dr. Prof. Martín Duce es catedrático de Cirugía, un reputado experto en Cirugía General e investigador. Sus más de 35 años de experiencia le han llevado a ser un referente de la cirugía tiroidea y paratiroidea, además de un pionero y experto en cirugía herniaria. Premio extraordinario por su doctorado, su formación se ha gestado en hospitales de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Suecia y Suiza, habiendo recibido más de 15 premios de investigación clínica. Es miembro de diversas sociedades científicas y fundador de la Asociación Española de Enfermos de Obesidad Mórbida (AEEOM). Ha escrito numerosos libros quirúrgicos y de historia de la medicina Actualmente, pasa consulta monográfica de cirugía tiroidea, paratiroidea y herniaria en el Hospital Nisa de Aravaca.  

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes