¿Aumento de pecho con implantes o con grasa propia?

Escrito por: Dr. Julio Puig
Publicado: | Actualizado: 17/07/2018
Editado por: Top Doctors®

El pecho varía su forma y su posición a lo largo de los años; se ve afectado por el envejecimiento, los embarazos, los cambios bruscos de peso… Por todo ello la intervención de aumento de pecho sigue siendo una de las operaciones de cirugía estética más demandadas.

 

Con el paso de los años se ha ido perfeccionado el tratamiento y han ido apareciendo diferentes técnicas. Todas ellas persiguen un mismo objetivo: conseguir los mejores resultados con la mayor naturalidad posible.

Cabe destacar:

  • Aumento de pecho con prótesis o implantes mamarios
  • Aumento del seno mediante el uso de grasa propia
  • Una combinación de ambas técnicas

 

 

Ventajas del aumento de pecho con implantes

 

Los implantes mamarios no se utilizan exclusivamente para aumentar el tamaño o el volumen del seno, también se utilizan para reconstruirlos, elevarlos o reducirlos. Cuando se realiza un aumento de pecho el cirujano suele respetar la forma del seno, en cambio, en operaciones como la reconstrucción, la reducción o la elevación mamaria sí que se producen variaciones en la forma; ya sea para devolver el pecho a su posición habitual, corregir asimetrías… Se trata de una intervención rápida y segura que permite mejorar el aspecto y devolver la confianza a la paciente.

 

Los implantes que más suelen emplearse en nuestra clínica son los rellenos de gel de silicona (tienen una consistencia sólida y gelatinosa que les proporciona un aspecto natural tanto para la vista como para el tacto). Se colocan por detrás del músculo del pecho y, pese a lo que mucha gente piensa, no afectan a la lactancia materna. Si se produce una rotura de la prótesis es muy difícil que se derrame el relleno, ya que la alta adaptación del gel hace que permanezca en el interior.

 

También se emplean los implantes mamarios de solución salina, compuestos por una mezcla de agua y sal. Su ventaja frente a los implantes de gel de silicona es que en caso de filtración o rotura el cuerpo humano absorbería fácilmente la solución salina sin riesgo alguno. Este tipo de prótesis tiene el inconveniente de que se desinflan con el paso del tiempo –tienen menor consistencia que los de silicona- aumentando las posibilidades de pliegues y dobleces.

En cuanto a su durabilidad, es importante destacar que no es necesaria sustituir las prótesis de gel de silicona mientras el implante esté íntegro; en cambio, sí que se recomienda hacer una sustitución preventiva de las prótesis de gel de baja adaptación y gel líquido.

 


Gráfico que reconstruye un aumento de mamas
 

Ventajas del aumento de pecho con grasa propia

 

El aumento de pecho a través de la transferencia de grasa del cuerpo de la paciente es una alternativa al aumento de pecho con implantes mamarios. La grasa se extrae mediante técnicas de liposucción y, tras ser enriquecida y centrifugada, se injerta en múltiples planos de la mama para aumentar y remodelar los senos. Las mejores candidatas son aquellas que disponen de depósitos de grasa localizados en otras partes de cuerpo que desean eliminar (caderas, flancos, abdomen…). Con esta técnica se consigue un doble objetivo: remodelar el contorno corporal a partir de la extracción de grasa y conseguir un aumento y una mejora del pecho. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Las células de grasa se inyectan en la mama a través de agujas pequeñas; no requiere de incisiones
  • Al no emplearse implantes mamarios no hay riesgo de fugas ni de contractura capsular
  • Al tratarse de grasa propia el resultado es natural al tacto y a la vista
  • Es un tratamiento que no requiere de mantenimiento ni de seguimiento como sí que ocurre con las prótesis. En la mayoría de los casos solo se necesita una sesión de tratamiento
  • La intervención es indolora para la mama

 

Hay que tener en cuenta que se trata de un tratamiento con el que puede aumentarse una talla o una talla y media como máximo. Esto se debe a que la cantidad de grasa que se puede inyectar es limitada; si se inyectasen grandes volúmenes se podría producir una presión excesiva, causando un deterioro del flujo sanguíneo y poniendo en peligro la supervivencia de las células de grasa transferidas. Por lo que si lo que se desea es un gran aumento de pecho, es mejor decantarse por los implantes mamarios.

Por Dr. Julio Puig
Cirugía plástica, estética y reparadora

El Dr. Julio Puig es un reconocido Cirujano Plástico que cuenta con más de 25 años de experiencia en la profesión, ejerciendo en centros de excelencia médica en España y Estados Unidos. Entre sus muchos logros destaca que fue fundador y director de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Universitario La Fe de Valencia en los años de 1989 a 1991. Es médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora por oposición MIR en el Hospital de Bellvitge de Barcelona. El doctor ha sido Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica de la Clínica del Pilar de Barcelona durante 15 años y actualmente ejerce como Cirujano Plástico en el Hospital VITHAS-NISA 9 de Octubre de Valencia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.