Artroscopia de rodilla, una cirugía poco agresiva con grandes logros

Escrito por: Dr. Nestor Zurita Uroz
Publicado: | Actualizado: 12/11/2018
Editado por: Top Doctors®

La artroscopia de rodilla es una técnica que aporta una visión directa de la articulación gracias a la introducción de una cámara. Permite curar lesiones de menisco, ligamentos cruzados y colaterales y cartílago articular. 

En qué consiste la Artroscopia de rodilla

La artroscopia de rodilla, según los expertos en Traumatología, es una técnica mínimamente agresiva. Es decir, solo necesitamos unas pequeñas aperturas en la piel para realizar la cirugía. 
Con esta técnica tenemos una visión directa de la articulación a partir de una cámara que introducimos dentro de la rodilla ˗a la que denominamos artroscopio˗, para tener un diagnóstico por visión directa. Igualmente, contamos con material desarrollado y específico que nos facilita la tarea de tratar lesiones dentro de la articulación.

 

Patologías capaces de curar con Artroscopia

La artroscopia de rodilla es capaz de curar patologías de los tejidos que se encuentran dentro de la articulación como son:
- Meniscos
- Ligamentos cruzados y colaterales
- Cartílago articular

 

Ventajas de la Artroscopia

En principio la concepción de este tipo de cirugía que, como hemos mencionado antes, se denominan mínimamente agresivas, nos permite una mejor conservación de todos los tejidos extraarticulares (que no es preciso lesionar para llegar al lugar que necesitamos reparar). Esta circunstancia nos permite un menor número de complicaciones, y de menor gravedad. 

 

Posibles complicaciones en operaciones con Artroscopia

No obstante, en todas las cirugías siempre hay unos peligros comunes como son: el riesgo de infección o de daño tanto nervioso como vascular, complicaciones intraarticulares como hidrartros (rodilla llena de líquido) por fenómenos de reactividad inflamatoria o por sangrado tras la cirugía, o casos en que la biología del paciente impide una correcta recuperación, a pesar de una buena técnica quirúrgica.

 

¿Cuánto dura la recuperación? ¿Qué cuidados debe tener el paciente?

El tiempo de recuperación suele oscilar entre aproximadamente un mes, para las cirugías con lesiones más leves o menos agresivas, y hasta 6 meses para las más graves, como puede ser la rotura de ligamento cruzado.
Básicamente los cuidados que debe de tener el paciente suelen estar indicados por el profesional médico que realiza la cirugía, por ello suele ser suficiente seguir de forma exhaustiva las indicaciones propuestas por los profesionales, tanto médicos como rehabilitadores.

 

Por Dr. Nestor Zurita Uroz
Traumatología

El doctor Nestor Zurita Uroz es un destacado especialista en traumatología. Dispone de una dilatada experiencia en traumatología deportiva y, actualmente y desde 1997, es médico de la Selección Española de Natación. A lo largo de su trayectoria, el doctor se especializó también en cirugía del hombro y técnicas mínimamente invasivas y artroscópicas. Todas estas experiencias las ha combinado con su actividad como editor de la Revista Latinoamericana de Artroscopia y Traumatología del Deporte.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes