6 preguntas frecuentes sobre enfermedades reumáticas y embarazo

Escrito por: Dra. Noemí Patricia Garrido Puñal
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Las enfermedades reumáticas engloban a muchas patologías que afectan a la edad fértil, por lo que una buena planificación del embarazo y un buen control del mismo dependen en gran medida de si se llega a buen término y la pareja pueda disfrutar de su hijo al final del mismo.

¿Es posible el embarazo teniendo una enfermedad reumática?

Ninguna de las enfermedades reumáticas o autoinmunes contraindica de forma absoluta el embarazo. La decisión siempre la tiene la paciente, aunque debe conocer los riesgos del mismo y consensuar con el reumatólogo el mejor momento para hacerlo.

Hay enfermedades reumáticas que afectan a la concepción, hay otras que se asocian a una disminución de la fertilidad por afectación de los espermatozoides, y otras que aumentan el número de abortos o pérdidas fetales. Además, algunos tratamientos usados pueden producir malformaciones en el feto. También cabe tener en cuenta que el embarazo puede agravar alguna de estas enfermedades.

 

¿Cuándo es el mejor momento para concebir teniendo una enfermedad reumática?

Independientemente de la enfermedad reumática que se padezca, el mejor momento es cuando la enfermedad esté controlada. Si es posible, la enfermedad debería estar en remisión, es decir, bajo un control absoluto, pero esto no siempre es posible y por ello al menos se busca la mínima actividad posible.

Aunque esto debe consensuarse con el reumatólogo, el momento idóneo en una enfermedad leve o moderada es cuando se esté en remisión al menos tres meses y, si la enfermedad es grave, seis meses.

 

¿Quién debe hacer el seguimiento de un embarazo con enfermedades reumáticas?

Para hacer un buen seguimiento del caso, se recomienda recurrir a unidades multidisciplinarias con al menos un especialista en Ginecología y otro en Reumatología. En general, se aconseja que las visitas sean mensuales, aunque depende de la enfermedad y de la severidad de la misma. Asimismo, se deben hacer controles analíticos propios de la gestación y de la enfermedad reumática, sin olvidar que el propio embarazo altera los valores normales sin significar que se esté produciendo un brote.

 

¿Hay que suspender la medicación para enfermedades reumáticas para concebir?

En ningún caso debe suspenderse la medicación sin consultarlo con el reumatólogo habitual, ya que esto puede ocasionar un empeoramiento de la enfermedad que dificulte o impida la concepción.

Aun así, como se ha explicado anteriormente, hay medicamentos que deben ser suspendidos previos a la concepción, ya que pueden afectar al feto.

¿Qué ocurre si el que tiene la enfermedad reumática es el padre?

Las enfermedades reumáticas no producen esterilidad, pero hay algunos tratamientos farmacológicos que, tomados por los varones, pueden afectar al futuro feto, provocando malformaciones. Por eso también en el caso de los varones que se plantean ser padres es necesario planificarlo con su reumatólogo, modificando el tratamiento a otro que no sea perjudicial para la gestación hasta el momento de la concepción.

 

¿Cuáles son las principales enfermedades reumáticas que afectan al embarazo?

Existen varias enfermedades reumáticas que pueden afectar al embarazo, de las cuales las principales son:

  • Lupus eritematoso sistémico (LES): es una enfermedad del sistema inmunológico que puede afectar prácticamente a cualquier órgano y también a la concepción y al embarazo. Por otro lado, el embarazo puede provocar un empeoramiento de la enfermedad, en especial en pacientes que ya han tenido complicaciones en embarazos previos o que padecen afectación renal moderada-severa.
  • Síndrome antifosfolipídico: durante el embarazo, puede provocar consecuencias como la pérdida fetal mayor de semanas sin alteraciones morfológicas, pérdida de tres embriones antes de la semana de la gestación o parto prematuro previo a la semana 34 por preeclapmsia, eclampsia o insuficiencia placentaria
  • Lupus neonatal: los anticuerpos anti Ro/La pueden aparecer asociados a múltiples enfermedades autoinmunes y también en personas que no padezcan ninguna de ellas. Son muy importantes en la gestación, ya que son los responsables de patología fetal y del llamado lupus neonatal.
  • Artritis reumatoide, espondilitis anquilosante y espondiloartropatías: durante la gestación, en muchas ocasiones hay una mejoría de los síntomas pero con un rebrote tras el parto. En todas estas enfermedades es muy importante el control previo de la enfermedad y evitar el uso de fármacos peligrosos para el feto, esperando los tiempos necesarios para la limpieza del organismo antes del embarazo.

Por Dra. Noemí Patricia Garrido Puñal
Reumatología

La prestigiosa Dra. Noemí Patricia Garrido Puñal es especialista en enfermedades reumatológicas y autoinmunes como el lupus, la artritis reumatoide y la fibromialgia. Además de formarse en centros y universidades nacionales, también ha sido residente en el Royal Free Hospital de Londres. Durante su trayectoria como especialista ha compaginado la atención a pacientes con la investigación y el estudio de dolencias reumatológicas, hecho que ha ampliado sus conocimientos y su experiencia, convirtiéndola en una experta de primer nivel. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.