Revisión médica deportiva: clave para identificar la aptitud y posibles patologías

Autore: Dr. Juan García-Nieto Portabella
Pubblicato:
Editor: Patricia Pujante Crespo

Una revisión médico-deportiva es una prueba que va un poco más allá que la prueba de esfuerzo. Se trata de una revisión muy completa que incluye desde las típicas preguntas de historia familiar, antecedentes personales, operaciones, alergias, posible anemia, etc. Y también se pregunta al paciente sobre el tipo de entrenamiento o deporte que realiza (cuándo lo hace, cómo, durante qué duración y a qué intensidad) y qué dieta suele llevar. Todo esto sería el primer paso.

 

Una vez se conoce toda esta información se pasa a la revisión de datos. Se analiza el peso, la talla y se realiza una antropometría, que consiste en analizar el peso, la talla y medir los pliegues y diámetros corporales para saber, de esta persona, su porcentaje graso, óseo y muscular, y saber cómo está (si tiene exceso de grasa, poca musculatura, el peso de los huesos, etc.). A continuación se analiza la morfología de la persona, siempre enfocándolo al deporte. Es en este punto donde se estudia la posibilidad que tenga los pies planos o valgos, las rodillas muy curvadas, si tiene escoliosis, cómo está de flexibilidad, a veces también se explora alguna articulación (rodilla, pies o espalda si el paciente tiene alguna molestia).

 

Una vez establecidas estas diferencias morfológicas ya se pasa al reconocimiento cardiovascular. Se realiza un electrocardiograma, se analiza la tensión, se hace una auscultación del corazón, a veces también se hace una ecografía del corazón (recomendable en pacientes que hacen mucho deporte, o alta intensidad). Cuando se disponen de estos datos se realiza una espirometría o valoración de la capacidad pulmonar y ver si esta es buena o no. Consiste en soplar a través de un tubo para analizar la capacidad de los pulmones de la persona.

 

Cuando se comprueba que todo lo anterior “funciona” y el paciente es un buen candidato se realiza la prueba de esfuerzo. Esta parte de la revisión consiste en someter a la persona a un esfuerzo concreto, que puede ser en bicicleta o en cinta, según el deporte que realice la persona. La prueba de esfuerzo deportiva tiene la diferencia con la cardiológica que en Medicina del Deporte se somete a la persona a una intensidad muy alta, mientras que el cardiólogo lo hace a una intensidad muy baja, durante más tiempo. Así, si la prueba de esfuerzo se hace en cinta el médico del deporte pone a la persona a correr, y se le cansa corriendo. En cambio, el cardiólogo (que normalmente está tratando a personas con patologías), pone a andar al paciente y le cansa por pendiente. El médico del deporte le pone a correr cada vez más rápido, con la misma pendiente; es decir, a pendiente 0 y cada vez más rápido y, al final, está corriendo a 14km/h o incluso 16km/h. En cambio, el cardiólogo sube la pendiente mientras el paciente está andando y el paciente se cansa porque sube. Aunque ambas dan información cardiológica, la prueba de esfuerzo en Medicina del Deporte intenta poner el corazón en la situación deportiva, imitando lo que el paciente siente cuando hace ejercicio.

 

Si la prueba de esfuerzo de realiza en bicicleta funciona igual: el cardiólogo utiliza unos ritmos muy lentos mientras que en Medicina Deportiva el protocolo de bicicleta se basa más en la potencia, llegando al extremo. Lo que se busca es ver la respuesta del corazón ante un esfuerzo programado.

Primer plano de una chica de perfil, practicando deporte, en actitud de estar respirando - reconocimiento médico-deportivo - by Top Doctors
Un reconocimiento médico-deportivo incluye un análisis exhaustivo de la salud del paciente,
qué deporte practica y cómo responderá su cuerpo ante el ejercicio físico

 

¿Por qué se lleva a cabo la revisión médica deportiva?

Hay dos causas claras para someterse a una revisión médico-deportiva. La más importante y la más clara es el hecho de que sea un chequeo importante. Una persona que hace deporte habitualmente, sea dos veces a la semana o sea cada día (puede ser desde un maratoniano que entrena 70km a la semana a una persona que juega a tenis dos veces a la semana), cada x tiempo debe hacerse un chequeo deportivo. Dentro de todo esto quizás la parte más importante es la prueba de esfuerzo, al poner el corazón en una situación de sobrecarga deportiva, imitando a la carga habitual del paciente, para ver que el corazón responde con normalidad. Esto es lo más importante: ver que el corazón funciona y responde bien.

 

Otra razón para realizarla es para valorar el entrenamiento. Una vez sabemos que la persona está sana, tras hacer la prueba de esfuerzo y ver que el corazón responde bien, a posteriori se puede valorar el entrenamiento.

 

Adaptar la prueba de esfuerzo

La prueba de esfuerzo suele adaptarse según el tipo de deporte e intensidad que la persona realice. Si la persona juega a tenis unas dos veces por semana se le aplicará un protocolo y si es una persona que normalmente corre maratones se le aplicará un protocolo más duro.

 

¿Qué información arrojará el reconocimiento médico deportivo y qué se recomendará?

La revisión médico-deportiva da una aptitud deportiva. A veces, de hecho, piden a los médicos del deporte firmar un certificado de aptitud. Por ejemplo, en España todavía no pero en Francia o en Italia, al apuntarse a un maratón, o para pruebas importantes tipo la Titan Desert, piden una firma de un médico que confirme que esa persona es apta para competiciones de máximo “estrés deportivo”.

 

Otra utilidad del reconocimiento deportivo es para deportistas que hacen ejercicio regularmente, pero no a nivel profesional, y les interesa saber si están bien. Es decir, el reconocimiento médico-deportivo y la aptitud deportiva pueden servir o bien porque te lo piden o bien para tú saberlo.  

 

Además, el reconocimiento médico-deportivo puede servir para, al ser una prueba deportiva, conocer el resto de parámetros: si la espirometría es correcta, el porcentaje de grasa, cómo están los pies, las rodillas, etc., además de conocer la propia aptitud al deporte y si estoy bien entrenado o no. Una vez se sabe que una persona es apta para hacer deporte y está bien cardiológicamente puede decírsele al paciente si el corazón, por ejemplo, sube muy rápido de pulsaciones porque está mal entrenado, o si tiene poca fuerza en las piernas al hacer bicicleta… Y esto ya entraría en la valoración del entrenamiento.

 

A partir de los resultados de la revisión médica deportiva pueden adaptarse los entrenamientos

Una vez la persona es apta se mira de otra forma y se le aconsejará cómo hacer deporte y entrenar mejor. Se le puede recomendar hacer los entrenamientos de manera distinta, bajar las cargas, entrenar menos días u otros días con menos fuerza…

 

Si una persona tiene unas pulsaciones que siempre son altas y que se disparan a la hora de hacer ejercicio, por ejemplo, puede que tenga una mala adaptación al esfuerzo, y sube muy rápido de pulsaciones. Lo que se le aconseja es justamente que entrene a menos carga, a menos potencia o a menos velocidad, hasta que su corazón se acostumbre a esas cargas progresivamente.

 

Las pruebas de esfuerzo para valorar el entrenamiento son todo lo comentado anteriormente o, a veces, también se pone en el paciente una mascarilla para analizar el consumo de oxígeno o el consumo ventilatorio, además de analizar el corazón. Esto es simplemente porque, a veces, a la gente que está entrenando le interesa saber parámetros de respiración y ventilación para, con el pulsómetro, conocer cómo han de entrenar. Esto sería la prueba de esfuerzo con gases, observando y analizando lo que se respira y, por lo tanto, lo que se consume, cómo se consume y así poder establecer pautas de entrenamiento. Esto es para gente que entrena con pulsómetro y que va analizando la respiración que, en un momento determinado del entrenamiento, cambia de aeróbica a anaeróbica, pero es un aspecto que solo puede conocerse haciendo la prueba de esfuerzo con parámetros ventilatorios. Estos valores permitirán mejorar el entrenamiento.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Juan García-Nieto Portabella
Medicina dello sport

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..