El tratamiento psicológico: ¿cómo se desarrolla?

Autore: Alejandro Moreno Galindo
Pubblicato:
Editor: Alicia Arévalo Bernal

Personalmente confío plenamente en el tratamiento basado en los conocimientos recogidos a través de la ciencia. No confío en los tratamientos basados en los consejos, puesto que creo, que estos sólo valdrían especialmente a la persona que los da, no empoderando y haciendo independiente y autónomo al paciente que acude a consulta. Yo prefiero confiar en un tratamiento que creer en un profesional.

Un tratamiento psicológico tiene la función de ayudar a afrontar problemas, trastornos o dificultades psicológicas mediante técnicas y herramientas psicológicas comprobadas y validadas por medio de investigaciones científicas. Es muy importante tener en cuenta esto, puesto que un tratamiento psicológico no es un conjunto de opiniones o creencias del profesional, sino que es un conjunto de herramientas basadas en modelos psicológicos, que explican por qué esas herramientas son eficaces para tratar y afrontar esos problemas o trastornos psicológicos por el cual viene el paciente a consulta.

 

Corrientes o modelos psicológicos

Hay diferentes corrientes psicológicas que explican, entienden y tratan los problemas psicológicos:

 

Sin embargo científicamente, según las diferentes investigaciones que se realizan para ver la eficacia o eficiencia de las diferentes corrientes a la hora de ayudar realmente a un paciente a abordar su problemática, se ha visto que la corriente más eficiente y eficaz, es decir la que ayuda con menos sesiones y con resultados más positivos es la corriente Cognitivo-conductual.

 

La corriente cognitivo-conductual es la que ayuda con menos sesiones y con resultados más positivos.
 

Bases de la corriente cognitivo - conductual

  1. El problema hay que abordarlo teniendo en cuenta el presente, es decir, las variables, los mecanismos psicológicos, las herramientas y recursos psicológicos, la personalidad, etc. del presente. Tiene una perspectiva del presente para tratar en el presente. Obviamente nuestro presente se ha formado por el pasado, sin embargo este pasado ya no se puede cambiar, lo único que podemos afrontar son los efectos, consecuencias de estos pasados en el presente como pueden ser recuerdos, traumas, creencias, habilidades, recursos, mecanismos de defensa, etc.
  2. El cambio, la mejoría del paciente va a nacer fundamental y principalmente del trabajo que haga el paciente con lo que se desarrolle en la consulta. Es decir, la terapia en la consulta a través de las sesiones que se hacen junto con el psicólogo o la psicóloga, es un lugar donde se inician procesos psicológicos, que luego el paciente tiene que desarrollar a lo largo de la semana o semanas, para interiorizar y desarrollar los cambios. Por ejemplo si un paciente tiene que afrontar su miedo a hablar en público, una de las herramientas que es importante adquirir si no la tiene ya, es hablar desde la asertividad, entonces en consulta se aprende esta herramienta social, se practica junto con el psicólogo en la consulta, para luego practicarla, desarrollarla e interiorizarla (es decir hacer la suya) mediante un entrenamiento fuera de la consulta.
  3. La función del psicólogo. El psicólogo o la psicóloga no solamente guían y acompañar al paciente en sus procesos de cambio o de adaptación o del objetivo que tenga el tratamiento, sino que también es proactivo en el cambio del paciente. Las sesiones suelen ser interactivas, donde el psicólogo es proactivo interactuando con el paciente, nunca quitándole el foco de la sesión, puesto que todo gira alrededor de los problemas del paciente. A través de esta interacción el paciente puede enfrentarse a diferentes situaciones, o entrenarse en diferentes recursos.

 

Estructura del tratamiento cognitivo - conductual

La terapia psicológica tiene tres fases:

  1. Fase de evaluación: en esta fase se recogen los datos, la información necesaria para poder plantear un diagnóstico sobre lo que le ocurre al paciente. En esta fase se utiliza la entrevista psicológica como herramienta clínica y cuestionarios o Test psicológicos desarrollados de forma científica. De esta fase tiene que salir un plan terapéutico, es decir un diagnóstico o diagnósticos, unos objetivos a tratar, y una constelación de técnicas y procesos psicológicos que se quieren desarrollar durante el tratamiento.
  2. Fase de tratamiento: en esta fase se desarrolla el plan terapéutico. Normalmente las sesiones suelen ser semanales, puesto que clínicamente, especialmente al principio, es necesario para que el paciente pueda desarrollar los procesos psicológicos que se tratara en la consulta. Según se va desarrollando la terapia, el tiempo entre sesiones se va alargando a quincenal o cada tres semanas. En esta fase es muy importante las tareas o ejercicios para casa, que intentan ayudar al paciente a desarrollar los procesos que se inician en consulta.
  3. Fase de seguimiento: en esta fase el objetivo es confirmar que los procesos que el paciente ha desarrollado durante la terapia, los sigue desarrollando sin la guía o acompañamiento del profesional. Normalmente suelen ser dos o tres sesiones con períodos entre sesiones de dos meses o tres meses, o incluso más meses. Es decir, ver si el paciente tiene autonomía e independencia en el afrontamiento y gestión de sus dificultades.
*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Alejandro Moreno Galindo
Psicologia

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..