¿Cómo avanza el Parkinson?

Autore: Dra. Núria Caballol Pons
Pubblicato: | Aggiornato: 12/09/2019
Editor: Carlota Rincón Muñoz

La enfermedad de Parkinson es un tipo de Parkinsonismo, aunque hay otras clases de como el vascular, secundario a medicamentos o los llamados Parkinsonismo atípicos, entre otros. Esta enfermedad es también heterogénea y variable entre pacientes. Hay principalmente tres tipos diferentes: la enfermedad de Parkinson “tremórica”, en la que el temblor es el síntoma predominante, la enfermedad de Parkinson rígido-acinética, si predomina más la rigidez y la torpeza sobre el temblor y la enfermedad de Parkinson que afecta que afectaría más al equilibrio y la marcha.

 

¿Cuáles son las etapas de evolución del Parkinson?

La evolución de la enfermedad de Parkinson es variable entre los pacientes. En general hay una etapa inicial en la que la respuesta a la medicación es estable y no hay variaciones del estado motor durante el día. La mayoría de pacientes pueden pasar a otra etapa en la que hay fluctuaciones motoras: la respuesta a la medicación no es igual durante el día/noche y hay momentos OFF y ON.

 

Cuando con la medicación oral no se controlan bien las fluctuaciones motoras se dice que los pacientes son candidatos a las “terapias avanzadas”. La duración en años de cada etapa no es igual entre los pacientes, y no todos los pacientes tienen que pasar por todas las etapas ni ser candidatos a las “terapias avanzadas”.

 

Dependiendo del tipo de Parkinson, en algunos pacientes los síntomas más molestos pueden ser otros diferentes a las fluctuaciones motoras, como los problemas de equilibrio y las caídas o el deterioro cognitivo. Hay otros síntomas acompañantes durante la evolución de la enfermedad también muy importantes porque afectan la calidad de vida de los pacientes: los síntomas no motores. Estos síntomas abarcan los problemas del estado de ánimo, el sueño, la memoria o los síntomas disautonómicos (estreñimiento, hipotensión ortostática, o urgencia miccional), entre otros.

 

Los síntomas que llevan al paciente a consulta son los síntomas motores como el temblor o la lentitud para los movimientos

 

¿Cuál es el primer síntoma indicativo para acudir al especialista?

Los síntomas que motivan la consulta son los llamados síntomas motores como el temblor en un brazo o pierna o la lentitud para los movimientos. La torpeza o lentitud para los movimientos pueden estar presentes en una extremidad o ser generalizada. Por ejemplo, los familiares o el paciente pueden notar pérdida de velocidad en los movimientos del día a día como caminar, vestirse o levantarse de una silla. También puede haber rigidez en las extremidades o el tronco e inestabilidad para caminar.

 

Aunque se sabe que los síntomas no motores pueden aparecer antes que los motores, en el momento actual el diagnóstico se basa en los motores. Ante cualquier síntoma es mejor consultar al neurólogo para descartar otras patologías, aclarar dudas y tener más información.

 

¿Qué pruebas se realizan para detectarlo?

El diagnóstico se basa en una rigurosa historia clínica y exploración neurológica, de modo que sólo con estos datos se pueden hacer un diagnóstico de enfermedad de Parkinson. Aunque no siempre es necesario hacer exploraciones complementarias, las pruebas de imagen como la resonancia craneal pueden ser de ayuda para descartar otras causas de parkinsonismo o demostrar el déficit de dopamina (SPECT de dopamina o DATSCAN).

 

Los estudios genéticos sólo están indicados en pacientes jóvenes o si se conocen antecedentes familiares.

 

¿Se puede detectar de forma precoz?

Antes de que aparezcan los síntomas motores (momento en el que se hace el diagnóstico) pueden haber unos síntomas “precoces” llamados “pre-motores” como la pérdida de olfato, el estreñimiento, la depresión o el trastorno de conducta del sueño REM ( gesticular, hablar o gritar mientras soñamos). De modo que sí que hay casos en los que podemos hacer un diagnóstico “precoz” y todavía no se cumplen criterios diagnósticos porqué no han aparecido los síntomas motores. Aunque en el momento actual, no hay fármacos para estos casos “precoces” la investigación sigue activa en encontrar fármacos eficaces capaces de frenar la progresión de la enfermedad.

 

¿Existe prevención?

En el momento actual no disponemos de tratamientos preventivos para la enfermedad de Parkinson. En general se recomienda hacer una dieta saludable y practicar ejercicio físico. Uno de los objetivos en el campo de la investigación para la enfermedad de Parkinson está centrado en encontrar fármacos eficaces que puedan modificar el curso de la enfermedad.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dra. Núria Caballol Pons
Neurologia

Il Dr. Caballol Pons è un rinomato neurologo con un'eccellente esperienza nel trattamento dei Disturbi del Movimento . Durante la sua carriera professionale ha combinato la pratica clinica in posizioni di responsabilità con l'attività di insegnamento e formazione. Ad esempio, è stata Direttore dell'Unità dei Disturbi del Movimento del Consorzio Integrale Sanitari dell'Ospedale Moisés Broggi e attualmente fa parte del prestigioso staff medico dell'unità di Parkinson e dei Disturbi del Movimento. Come insegnante ha partecipato a diversi master e alla laurea in medicina dell'Università di Barcellona. Inoltre, il Dr. Caballol fa parte delle principali società mediche della sua specialità a livello internazionale, come la Società Spagnola di Neurologia o la Movement Disorders Society.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


TOPDOCTORS utilizza cookie propri e di terzi per migliorare la sua esperienza come utente nella nostra web e raccogliere dati statistici attraverso l'analisi dei suoi dati di navigazione. Se prosegue con la navigazione, ci dà il consenso all'uso dei cookie. Può modificare la configurazione dei cookie o trovare maggiori informazioni qui.