¿Por qué sufrimos vértigo?

Written by: Dra. Isabel Cardoso López
Published: | Updated: 21/11/2018
Edited by: Patricia Pujante Crespo

El vértigo es la sensación ilusoria de movimiento, es decir, la percepción de nuestro cuerpo de un movimiento que no se está produciendo en el exterior.

 

Qué causa el vértigo

La sensación de vértigo la genera nuestro cuerpo por una alteración en alguna de las estructuras anatómicas que se encargan de la percepción del equilibrio.

Estas estructuras son nuestros ojos, que nos informan sobre el medio en el que nos encontramos; nuestros músculos y articulaciones, que nos informan sobre la relación de nuestro cuerpo con el medio que nos rodea; y nuestros oídos, en concreto el sistema vestibular o laberinto posterior, que nos informa de nuestra posición en el espacio. Cuando estamos en movimiento, toda esta información la coordina el cerebelo y la conecta con otras estructuras de nuestro sistema nervioso central.

Podemos sufrir vértigo cuando se producen alteraciones en las estructuras encargadas de la percepción del equilibrio, como alteraciones articulares en las cervicales, por ejemplo, alteraciones visuales, como visión borrosa o doble, alteraciones del sistema nervioso central, como enfermedades del cerebelo o del cerebro (ya sean tumores, hemorragias o alteraciones vasculares, demencia, etc.), así como alteraciones en el oído interno.

El vértigo es la sensación irreal de movimiento

 

Alteraciones del oído interno que causan vértigo

Las alteraciones del oído interno que producen vértigo pueden afectar también al llamado laberinto anterior, más conocido como cóclea o caracol, que se encarga de la percepción del sonido. Es por eso que hay enfermedades que producirán a la vez alteraciones en la audición y en el equilibrio. Sin embargo, lo más habitual es que el vértigo no se acompañe de alteraciones auditivas.

 

Tratamiento del vértigo

El tratamiento del vértigo depende de su causa. Cuando un paciente sufre vértigo lo más importante es hacer un correcto diagnóstico para determinar su causa y buscar un tratamiento individualizado, por lo tanto, lo más importante es acudir a un especialista en Otorrinolaringología que se encargue de una evaluación global del problema cuanto antes. 

La gran mayoría de los vértigos tienen origen en el oído interno. Estos son los casos con síntomas más llamativos, como sensación de giro, como si el paciente estuviera dentro de una centrifugadora (llegando, incluso, a presentar náuseas y vómitos).

En muchas ocasiones se produce por un cambio de posición, generalmente en la cama; es lo que llamamos un vértigo posicional, y dura unos segundos. Se produce por una alteración de unas estructuras internas del laberinto, los otolitos, que estimulan de manera errónea, enviando al sistema nervioso central el mensaje de que estamos girando. Su tratamiento pasa por “recolocar” los otolitos mediante unas maniobras en la consulta, con muy buenos resultados.

Otras veces se produce una inflamación del nervio vestibular, que es el que envía la información del equilibrio al sistema nervioso central. A este cuadro lo llamamos neuritis vestibular, y produce un vértigo muy intenso que puede durar varios días. Su tratamiento es el reposo y el alivio de los síntomas, ya que de momento no hay tratamiento para la causa, y a veces requiere rehabilitación una vez pasado el episodio.

También puede producirse una alteración de la función de todo el oído interno, llamada Síndrome de Ménière, que cursa con vértigo pero también con pérdida de audición y acúfeno (un ruido generado por el propio oído). Es un cuadro crónico que evoluciona en crisis que pueden ser más o menos frecuentes a lo largo de la vida. El tratamiento busca controlar las crisis y reducir su frecuencia. Se trata con medicamentos para equilibrar la homeostasis del oído interno.

Para mejorar la función de un laberinto, que tras haber sufrido una lesión produce vértigo o inestabilidad de manera crónica, existen tratamientos que estimulan las otras estructuras encargadas del equilibrio, como en el caso de la rehabilitación vestibular o la reparación de las lesiones del oído interno, como la estimulación coclear.

Existen otras muchas causas de vértigo, por lo que el tratamiento debe ser individual y con un seguimiento estrecho, ya que aunque la mayoría de los vértigos son benignos y tienen tratamiento, en ocasiones el vértigo puede ser un síntoma de una enfermedad importante y requiere una atención temprana.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dra. Isabel Cardoso López
Otolaringology

Dr. Cardoso is a renowned specialist in Otolaryngology. It offers intensive training in various areas of specialty, highlighting the treatment of pathologies of the voice, tinnitus, hyperacusis and functional endoscopic surgery of sinonasal pathology and aesthetics. She combines her clinical work with teaching, being a teacher of students in preparation for Internal Medical Resident, and research. Currently she holds various prestigious hospitals of the Community of Madrid, including Ototech, hearing therapy center.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información here.