Las consecuencias del sedentarismo en nuestra salud

Seguramente, todos hemos escuchado o dicho alguna vez aquello de “es importante que te muevas. Sal cada día un rato a caminar”. Y lo cierto es que a día de hoy muchas personas siguen sin darle a ese pequeño gesto la importancia que deberían.

No es ningún secreto que estar inactivo durante períodos prolongados en el tiempo puede aumentar el riesgo de padecer diabetes, cáncer u otras enfermedades cardíacas. Sin embargo, gran parte de la población no dejan de lado su vida sedentaria para centrarse en mejorar su salud.

Practicando un poco ejercicio diario pueden evitarse enfermedades como la diabetes o la obesidad, ya que ello promueve que tengamos unos niveles de serotonina y dopamina más bajos, lo cual repercutirá positivamente también en nuestra salud mental.

¿Por qué debemos proponernos dejar de lado nuestra vida sedentaria?

Pues además de por las razones expuestas en el punto anterior porque en 2020 estuvimos encerrados y apenas pudimos salir de casa. Es cierto que algunos sacaron fuerza de voluntad y sustituyeron sus ejercicios cardiovasculares y de fuerza que hacían en el gimnasio o en la calle por ejercicios que se pudieran hacer en casa, no obstante, otros muchos no nos movimos más que para ir a comprar o a tirar la basura. Y eso debe cambiar.

De hecho, hay estudios que indican que con caminar 30 minutos diarios podemos contribuir a reducir el riesgo de padecer diabetes de tipo 2 hasta en un 50% de probabilidades. Sin embargo, un dato alarmante revelado por el estudio de ‘Annals of Internal Medicine’ probó que solamente el primer mes de la pandemia hubo una reducción de casi el 30% en los pasos que damos al cabo del día.

¿Aún estamos a tiempo de corregirlo?

Por supuesto, siempre lo estamos. Además, debemos aprovechar para salir de casa y caminar ahora que las restricciones por el coronavirus son más leves. Realizar este pequeño cambio en nuestras rutinas diarias, pasando de no movernos prácticamente de la silla de oficina a caminar durante media hora diaria tendrá grandes beneficios para nuestro organismo. Hay veces que creemos que hacer deporte significa largas sesiones de gimnasio y lograr abdominales duros como rocas, pero la realidad es que lo único que necesita nuestro cuerpo es que le demos movimiento.

¿Qué podría suceder si no conseguimos alejarnos de la vida sedentaria?

En el pasado año 2019, un estudio que realizó la Sociedad Europea de Cardiología dictaminó que una vida sedentaria durante 20 años o más puede duplicar el riesgo de muerte. ¿Sabiendo esto seguiremos optando por no levantarnos y buscar un momento del día para salir a caminar? No lo creo. Este pequeño gesto, junto con unos hábitos de vida saludables puede prolongar notablemente nuestras vidas, ayudándonos a esquivar problemas como la presión alta o el colesterol. Nuestro corazón necesita bombeo, así que no nos lo pensemos más y salgamos a la calle a pasear.

¿Qué relación tiene el sedentarismo, el cáncer y la diabetes tipo 2?

En primer lugar, es importante recordar que la palabra cáncer ya nos asusta cada vez que la oímos. Sin embargo, si tenemos una vida activa tendremos un menor riesgo de cáncer. Sí, has escuchado bien, el cáncer no viene dado únicamente por el alcohol, el tabaco o la predisposición genética, sino que también puede venir provocado por la falta de actividad física, especialmente el de mama. Por ello, además si eres mujer te interesará saber que haciendo un poco de ejercicio reduces en un 25% las posibilidades de desarrollar esta afección.

En segundo lugar, otra enfermedad que a todos nos gustaría poder esquivar es la diabetes y, por ello, deberíamos caminar un rato cada día también, ya que así reduciríamos un 50% las posibilidades de sufrirla, según investigaciones publicadas en 2016 en ‘World Journal of Diabetes’. Pero eso no es todo, ya que de no hacerlo y llevar una vida sedentaria en exceso el riesgo de padecer diabetes tipo 2 se incrementaría en un 112%, según un estudio publicado en ‘Medicine and Sport Science’.

Así que si todavía estábamos en casa viendo el día pasar sentados en nuestro sofá, a estas alturas ya nos habremos concienciado de la importancia suprema que tiene el practicar deporte, ni que sea saliendo a pasear 30 minutos. El primer día seguramente nos costará, pero en cuanto cojamos el hábito ¡no habrá quien nos pare y nos sentiremos vivos!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of