Tratamiento mínimamente invasivo ecoguiado en la enfermedad de Dupuytren

Escrito por: Dr. Homid Fahandezh-Saddi Díaz
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

La enfermedad de Dupuytren es una enfermedad inflamatoria crónica del tejido conectivo cuya etiología todavía no está del todo clara. Aun así se sabe que tiene un componente genético. También se desconoce el origen y la perpetuidad de la enfermedad, aunque se conoce la importante implicación de factores epidemiológicos, y los cambios bioquímicos y morfológicos.

 

Es frecuente que se inicie como un nódulo indoloro que progresa hasta la formación de cuerdas que, de forma progresiva, provocan una retracción digital. Entre los diferentes procedimientos que destacan como principales tratamientos se encuentra: fasciectomía selectiva y percutánea sola o asistida por ecografía, la fasciotomía enzimática o colagenasa o la fasciectomía segmentaria.

 

 

¿Qué es la fasciotomia ecoguiada mínimamente invasiva en la enfermedad de dupuytren?

 

En primer lugar, se realiza de forma percutánea una rotura de la cuerda utilizando un ecógrafo para la visualización de la misma y de las estructuras neuro-vasculares que se pueden lesionar. La fasciotomia ecoguiada mínimamente invasiva permite romper las cuerdas que dan lugar a la contractura en la enfermedad de Dupuytren y, consecuentemente, liberar la contractura articular de la articulación IFP.

 

 

Dupuytren en el cuarto dedo mano izquierda.

 

¿Cómo y dónde se realiza?

 

El procedimiento se lleva a cabo en un quirófano de forma ambulatoria o, en casos sencillos, en consulta. Se precisa de un ecógrafo con un transductor lineal de 10 a 17 MHz y una aguja. No requiere aplicar un torniquete ni tampoco se utiliza un retractor de mano maleable.

 

La cirugía se realiza con el paciente en posición supina con la mano apoyada sobre una mesa y con la palma de la mano mirando hacia arriba. Se palpan las cuerdas que ocasionan la retracción y se identifican con la sonda. Después se marca el tramo del cordón y se seleccionan los puntos de entrada, del proximal al distal, realizándolo entre la zona metacarpo-falángica e interfalángica proximal La aguja y la jeringa cargadas con anestesia se usan como bisturí y, a través de la visión ecográfica en plano transversa y tendones, nervios y los vasos quedan bajo el control del cirujano.

 

Resultado de la cirugía seis días después de la operación.

 

Con la sonda en el plano transversal y una vez insertada la aguja, el cirujano sujeta la sonda y coloca la mano bajo tensión. Con la sonda en una posición transversal se realizan distintas perforaciones en los puntos seleccionados hasta que se rompe la cuerda. También se puede realizar una liberación de una retracción articular interfalángica proximal controlando los vasos y nervios y liberando los check Reins.

 

La rotura de la cuerda es secuencial y controlada. El paciente puede mover la mano casi de forma inmediata después del procedimiento y no requiere suturas. En su lugar se usan tiras adhesivas y una venda elástica.

 

Tras la operación el paciente puede hacer una vida normal.

 

 

¿Qué ventajas presenta?

 

Presenta numerosas ventajas y entre ellas destacan las siguientes:

  • Es un procedimiento mínimamente invasivo y no precisa de manguito isquemia.
  • Recurre a la anestesia local.
  • No se producen incisiones ni heridas y los portales tienen un tamaño inferior a 1 mm.
  • Se pueden tratar las dos manos a la vez.
  • Movilización inmediata. Menor dolor posquirúrgico que una cirugía convencional.
  • Se puede iniciar el tratamiento de rehabilitación pasadas las primera 48h tras la intervención.
  • Se realiza en quirófano de forma ambulatoria o en consulta en casos sencillos.
  • Es una cirugía con pocas complicaciones.

 

 

¿Cómo es el postoperatorio?

 

En los casos con retracción importante y después de 3-5 días, se coloca una férula de extensión termoplástica que se usa por la noche. También se recomienda la flexión y extensión activa y pasiva inmediatamente después de la cirugía. Por otro lado, también se aconseja realizar sesiones de fisioterapia asistida de dos o tres días a la semana, especialmente cuando se produce una importante contractura articular interfalángica proximal.

 

Primeras 24 horas tras la intervención.

 

Si la afectación se localiza en la articulación metacarpofalángica, habitualmente la rehabilitación puede ser realizada en casa sin ayuda externa. Además, el paciente puede regresar a sus actividades normales si se tolera la terapia física, generalmente a la semana de la cirugía. Los ejercicios de extensión activos y pasivos se recomiendan durante los siguientes meses.

 

La aponeurotomía percutánea guiada por ecografía es altamente precisa y muy segura, pudiendo abordar también en el mismo procedimiento las retracciones de la articulación interfalángica proximal.

Por Dr. Homid Fahandezh-Saddi Díaz
Traumatología

El Dr. Homid Fahandezh Saddi Díaz es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza. Realizó su residencia de cirugía Ortopédica y Traumatología en el Hospital Gregorio Marañón en Madrid. Está especializado en cirugía de la mano, microcirugía, cirugía nerviosa reconstructiva y patología del miembro superior.

Su formación se ha realizado en centros de alto renombre como son El Sanatorio del Norte en San Miguel de Tucumán (Argentina) con el Dr. José Rotella (discípulo de E. Zancolli), en el Kleinert Institute junto a Luis Scheker y Harold Kleinert, en el Pulvertaff Hand Center con Carlos Heras Palou y ha realizado un Fellowship con la Dra. Susan E. Mackinnon en Washington University en St. Louis, de cirugía nerviosa reconstructiva.

Es colaborador y responsable de la unidad de cirugía de la mano y miembro superior en Instituto AVANFI.

Magister en valoración del daño corporal y psicosocial.

Como méritos internacionales, es coautor de dos trabajos premiados por la Academia Americana (AAOS) de técnica quirúrgica y coautor de cuatro técnicas quirúrgicas originales publicadas en catalogo de AAOS. La última técnica quirúrgica original ha sido “Ultrasound-guided carpal tunel release” en Orlando. En 2019 recibió la prestigiosa certificación de mano de FESSH, European Board in Hand Surgery.

Su filosofía: la formación continua, la investigación y el desarrollo de técnicas mínimamente invasivas, apoyadas por control ecográfico, que buscan disminuir la agresión quirúrgica y acelerar la recuperación de los pacientes buscando siempre la excelencia en el tratamiento.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.