Todo lo que debe saber sobre la artroscopia de hombro

Escrito por: Dr. Juan José Oliver Canillas
Publicado: | Actualizado: 19/04/2018
Editado por: Top Doctors®

 

Según los especialistas en Traumatología, la artroscopia de hombro es una cirugía en la cual se utiliza una pequeña cámara, llamada artroscopio, para examinar o reparar los tejidos situados dentro o alrededor de la articulación del hombro.

Habitualmente, se aplica anestesia general al paciente antes de realizar la artroscopia, de forma que quede inconsciente y no sienta dolor.

 

Existen distintos tratamientos en el abordaje de la artroscopia de hombro

 

En qué consiste la artroscopia de hombro

Durante el procedimiento, el cirujano introduce el artroscopio en el hombro a través de una pequeña inquisición. Este artroscopio se conecta a su vez a un monitor de vídeo en quirófano.

Después, el cirujano inspecciona todos los tejidos de la articulación del hombro: cartílago, huesos, tendones y ligamentos.

Tras haber hecho dicha inspección, el cirujano procede a reparar cualquier tejido dañado. Para ello, se realizan entre 1 y 3 incisiones, más pequeñas que la primera, que permitan introducir otros instrumentos.

Mediante la artroscopia se repara un desgarro en un músculo, tendón o cartílago, y se extirpa cualquier tejido dañado.

 

Tratamientos que aborda la artroscopia de hombro
 

  • Cirugía para el síndrome del pinzamiento: se limpia el tejido dañado o inflamado en la zona. Es posible rasurar en la parte inferior de un hueso llamado acromion. Un espolón óseo en la parte inferior del acromion suele ocasionar un pinzamiento, causando inflamación y dolor en el hombro.
     
  • Cirugía para la inestabilidad del hombro: se repara la rotura en el rodete glenoideo, es decir, el cartílago que recubre el borde de la articulación del hombro, así como los ligamentos que van adheridos a esta zona.
     
  • Lesión de Bankart: es una ruptura en el rodete glenoideo, zona inferior del hombro.

 

Diferencias entre la artroscopia y la cirugía convencional

Desde hace unos años, la artroscopia de rodilla se ha convertido en la opción más precisa y eficaz frente a la cirugía tradicional. La artroscopia se utiliza en la especialidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica, siendo las intervenciones principales: cirugía de menisco, reconstrucción de ligamentos cruzados, artroscopia de cadera, artroscopia de hombro.

El artroscopio se conoce desde 1932, cuando el médico japonés Kenji Takagi desarrolló un instrumento para poder ver las articulaciones desde dentro, inspirándose en uno utilizado para visualizar la vesícula. Esta técnica se popularizó a finales del SXX, cuando los avances tecnológicos en cámaras eran cada vez mayores, siendo las cámaras más pequeñas y permitiendo así el perfeccionamiento de la artroscopia.

 

Ventaja de la artroscopia

Para llevar a cabo la artroscopia no se necesita practicar abordajes tradicionales. Se trata de una técnica mínimamente invasiva, con estancia hospitalaria de un día de promedio y una recuperación mucho más rápida.

Por Dr. Juan José Oliver Canillas
Traumatología

El Dr. Oliver Canillas es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga y un reputado especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología. Actualmente tiene su propia consulta privada y desarrolla su labor profesional en el campo de la medicina privada. Especialista en Cirugía 'Navegada' de rodilla, ha participado en numerosas mesas redondas y en congresos de la especialidad. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.