Seudoestrabismo y tratamiento del estrabismo

Escrito por: Dra. Maria Teresa Dapena Crespo
Publicado: | Actualizado: 24/04/2018
Editado por: Top Doctors®

Algunas dismorfias faciales pueden dar lugar a un aspecto externo de estrabismo; pero la exploración detenida, por los métodos de los reflejos corneales o del cover test, pone de manifiesto que los ojos están perfectamente alineados.

Las causas más frecuentes de seudoestrabismo son el epicantus, que simula un estrabismo convergente, y el hipertelorismo, que simula un estrabismo divergente.

 

Formas clínicas de los estrabismos

Los estrabismos pueden clasificarse siguiendo varios criterios.

Según la dirección de la desviación pueden ser convergentes o endotropias, divergentes o exotropias, verticales, oblicuos y torsionales.

Según la variación de la desviación en las diferentes versiones pueden ser concomitantes o incomitantes, cuyo tipo más demostrativo sería el estrabismo paralítico.

Según la constancia de la desviación se clasifican en constantes o intermitentes.

Según el ojo desviado, será monocular si siempre es el mismo, o alternante, si desvía indistintamente un ojo u otro.

 

Pautas generales del tratamiento de los estrabismos

Para obtener un buen resultado anatómico y funcional en el tratamiento del estrabismo es fundamental el diagnóstico precoz. Si se cumple esta premisa, la mayoría de los casos se solucionan con corrección óptica, oclusión y cirugía. Los complejos tratamientos basados en interminables sesiones de ejercicios pleópticos y ortópticos han ido cayendo en desuso.

La corrección óptica deberá utilizarse de forma constante, y, en general, el niño la acepta bien siempre que el ambiente familiar no esté en contra. Las gafas securizadas no constituyen ningún riesgo para el ojo, aun en el caso de traumatismo, y más bien actúa como medio de protección.

La oclusión deberá ser constante mientras haya desviación, aunque el ritmo entre ambos ojos variará según el grado de ambliopía y la edad del niño.

El tratamiento quirúrgico será muy precoz, antes de los dos años en las endotropías congénitas. En las adquiridas, se efectuará tan pronto como se observe que las gafas no corrigen totalmente la desviación. Será tardío en las exotropías intermitentes y precoz en las constantes. En todos los casos deberá tratarse previamente la ambliopía, si existe, con oclusión. Habitualmente, la hospitalización es solamente de una jornada, y a los tres o cuatro días, el niño puede realizar sus actividades habituales.

 

Por Dra. Maria Teresa Dapena Crespo
Oftalmología

La Dra. Teresa Dapena es una reputada cirujana oftalmóloga especialista en oftalmología infantil, estrabismo, cirugía de catarata y cirugía refractiva mediante laser. En la Clínica Oftalmológica Dapena trabajan con las últimas y más avanzadas técnicas quirúrgicas, y la doctora destaca por su completa formación y su dilatada experiencia. Ha participado en numerosos cursos, conferencias y publicaciones y está habilitada para desempeñar las funciones de Médico de Medicina General en el Sistema Nacional de Salud Español y Sistemas Públicos de Seguridad Social de los demás estados miembros de las Comunidades Europeas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.