Rejuvenecimiento facial a partir de la propia grasa

Escrito por: Dr. Federico Pérez de la Romana
Publicado: | Actualizado: 17/02/2018
Editado por: Top Doctors®

Una vez más, el Symposium Baker Gordon ha reunido en Miami a los cirujanos estéticos más destacados del mundo para compartir los avances más importantes en técnicas de cirugía para el rejuvenecimiento facial y corporal. Y en la que ha sido su 47º edición, los rellenos autólogos con grasa han centrado gran parte de las ponencias.

Entre las principales aportaciones, se han destacado las técnicas de lifting facial añadidas a lipofilling, que utilizan la grasa para recuperar volúmenes perdidos en las regiones centrales de la cara, que supone la primera fase del envejecimiento facial. Se practica la infiltración de grasa en un primer lugar y a continuación se elevan los tejidos descolgados de la cara y del cuello. Se impone a nivel internacional, la tendencia a recurrir a técnicas mínimamente invasivas, respondiendo al interés de las mujeres por una recuperación más rápida y sin cicatrices.

 

Dentro de esta misma línea, los avances se han centrado también en la preparación de la grasa mediante su centrifugado para obtener dos tipos de implantes, uno la “Microfat” que consiste en la grasa que se emplea para relleno, y otra la “Nanofat” que contiene el máximo número de células madre que con su capacidad regeneradora se emplea para el rejuvenecimiento de pieles más deterioradas o envejecidas como son las regiones de cuello y escote.

Las mujeres más jóvenes y con menor deterioro facial son las mejores candidatas para rellenos faciales con su propia grasa (sin necesidad de lifting). Las mujeres u hombres que tengan mayor deterioro facial, con caída y descolgamiento de algunas zonas como los pómulos o el cuello, sí que precisan realizar en la misma intervención, primero el relleno de zonas deprimidas como son: surcos nasogenianos pómulos, sienes, zona alrededor de la boca, labios y la línea mandibular y, en algunos casos, parpados. Y a continuación se realizará la elevación de los tejidos descolgados como son el cuello y la región malar.

Periodo postoperatorio y resultado

La recuperación, en el caso del tratamiento con infiltración de grasa solamente, es más suave porque es indoloro y la paciente puede ir a casa varias horas después de haberse practicado. El edema es menor y la recuperación dura como mucho una semana, siendo la característica más importante no dejar ningún tipo de cicatriz y conseguir un resultado muy natural. Cuando la intervención ha sido mixta (lipofilling y lifting facial) el periodo postoperatorio suele durar dos semanas y hay que retirar suturas, aunque también es indoloro, es el resultado más completo y aconsejable en personas que así lo requieren. Los resultados son muy buenos en ambos casos.

 

Dr. Federico Pérez de la Romana

Por Dr. Federico Pérez de la Romana
Cirugía plástica, estética y reparadora

Su especialización y realización de una Tesis Doctoral sobre la reconstrucción mamaria después de mastectomía post cáncer, le llevan a ser pionero en la cirugía reparadora de mama y en todas las técnicas de cirugía estética mamaria. La trayectoria profesional del Dr. Pérez de la Romana ha estado marcada por la innovación y la aplicación de las técnicas más revolucionarias. Sus cualidades como cirujano le han llevado a colaborar con los más célebres especialistas de EEUU, cuna de la cirugía plástica.


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.