Punción seca para tratar lesiones producidas por los puntos gatillo

Escrito por: Marta Zorrilla García
Publicado: | Actualizado: 15/11/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La punción seca utiliza agujas de acupuntura para tratas las lesiones dolorosas causadas por los puntos gatillo. Sin embargo, es una técnica totalmente distinta a la acupuntura, ya que actúa directamente sobre la lesión. El experto en fisioterapia decidirá si la técnica aplicable es superficial o profunda, así como el número de sesiones necesarias.

Punción seca: qué es y dónde actúa

La punción seca es una técnica que emplea agujas de acupuntura para tratar el síndrome de dolor miofascial, producido por los puntos gatillo. Dichos puntos son nódulos hipersensibles que se hallan en el interior de una banda tensa en el músculo esquelético o su fascia asociada. Los puntos gatillo pueden ser activos (cuando causan un dolor espontáneo sin necesidad de ser estimulados con presión), o latentes (cuando deben presionarse para que aparezca dolor). 

Se considera la punción seca como una técnica semi-invasiva, ya que las agujas penetran en la piel, presionando y contrayendo el punto gatillo con el objetivo de desactivarlo y reducir el dolor que producen en el paciente.
Sin embargo, cabe destacar que es una técnica que no tiene nada que ver con la acupuntura. 

 

Lesiones tratables con punción seca

La punción seca es una técnica indicada para problemas musculares, dolores de espalda o de cuello, problemas tendinosos…En general, se pueden tratar muchos problemas musculoesqueléticos que se cursen con molestias o limitaciones a nivel muscular, y donde la exploración muestre puntos gatillo implicados.

Es una técnica muy utilizada entre los fisioterapeutas con unos resultados muy satisfactorios.

 

Cómo aplicar la técnica de punción seca y sesiones necesarias

Existen dos formas de realizar la técnica: superficial y profunda. En la primera la aguja se queda en el tejido celular subcutáneo que recubre el punto gatillo a una profundidad máxima de 1cm, sin llegar a penetrar en el músculo. En cambio, en la profunda sí que se trabaja directamente sobre el punto gatillo.

En la punción profunda se suele establecer una pauta de una sesión semanal durante un máximo de 6 meses. Si no surgen resultados ni mejoría tras la tercera sesión, el experto en fisioterapia interrumpirá el tratamiento.

 

Diferencias entre acupuntura y punción seca

La técnica de punción seca se rige por una serie de fundamentos científicos. En cambio, en la acupuntura existe mucha controversia respecto a su evidencia científica (aunque en la práctica clínica se haya demostrado efectividad). 

Mientras que en acupuntura las agujas son aplicadas en puntos concretos localizados en meridianos, que no tienen por qué estar cerca de la zona lesionada, en la punción seca la aguja se aplica directamente sobre el punto gatillo. 

Por otra parte, la punción seca se utiliza exclusiva o casi exclusivamente para tratar los puntos gatillo miofasciales. En cambio, la acupuntura tiene aplicaciones en múltiples campos, tales como trastornos dolorosos, digestivos, ginecológicos, urinarios y reproductivos, pérdida de peso o estrés, entre otros. 

Asimismo, la aplicación, el ritmo de sesiones, las indicaciones y contradicciones entre ambas técnicas son completamente distintos. 

 

Por Marta Zorrilla García
Fisioterapia

La Sra. Marta Zorrilla García es una destacada fisioterapeuta experta en disfunción craneomandibular y dolor orofacial que ha estado trabajando  en centros dentales especializados, hasta decidir en 2006 abrir su propia clínica. De esta manera nace el centro FISIOATM, en el que la clave se basa en los tratamientos interdisciplinares con distintos especialistas, como odontólogos, cirujanos, otorrinolaringólogos y neurólogos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes