Preguntas frecuentes sobre la incontinencia fecal

Escrito por: Dra. Laura Lázaro García
Publicado: | Actualizado: 20/10/2017
Editado por: Top Doctors®

La incontinencia fecal es una patología poco conocida entre la población, incluso, entre los profesionales sanitarios. Los pacientes tienen muchas dudas sobre esta patología, sin embargo, no se animan a comentar este problema con su médico de cabecera.

incontinencia fecalA continuación, se responden algunas de las preguntas más frecuentes que los pacientes formulan a los expertos en Cirugía General sobre esta dolencia.

¿Qué es la incontinencia fecal?

La incontinencia fecal, conocida también como incontinencia anal, es la incapacidad de posponer la defecación hasta el momento oportuno. Existen distintos tipos de incontinencia fecal como la incapacidad de aguantar los gases, el manchado de la ropa interior o la incontinencia sensible, que es cuando el paciente no es consciente de sus escapes.

¿La incontinencia fecal tiene solución?

Sí, la incontinencia fecal tiene solución. Lo primero de todo, es realizar un estudio completo de los antecedentes médicos y quirúrgicos del paciente, conocer los medicamentos que toma así como sus hábitos alimenticios y defecatorios.

Desde el primer momento podemos mejorar su situación y completar el estudio con una serie de pruebas sencillas para aportar la solución más adecuada.

Para tratar la incontinencia fecal, ¿es necesario realizar una cirugía?

No siempre. El tratamiento médico-dietético es una de las bases para tratar la incontinencia fecal. En algunos casos se tratará mediante una rehabilitación funcional de los esfínteres (biofeedback) y, en otros, sí que será necesario realizar una cirugía. Tras el estudio, es necesario realizar diferentes pruebas que permiten conocer la causa.

¿De qué tipo de intervención se trata?

Existen casos en los que es necesaria la reparación del los esfínteres del ano (después de una lesión). En otras ocasiones el implante de unas pequeñas prótesis en el canal anal nos ayudará a recuperar la continencia. Gracias a la introducción de nuevos tratamientos como la neuroestimulación, hoy en día podemos dar tratamiento a gran tipo de incontinencias en las que antes no teníamos solución.

¿Qué es la neuroestimulación?

La neuroestimulación consiste en estimular los nervios que controlan la defecación para restaurar la coordinación entre el cerebro y los músculos del esfínter. Puede realizarse de forma periférica para incontinencias leves (procedimiento ambulatoria) o bien, precisar de la colocación de un electrodo en el canal sacro (procedimiento realizado en quirófano pero que no precisa ingreso).

¿La gente nota que tengo un aparato implantado?

No se nota nada. Este tratamiento consiste en implantar un pequeño marcapasos para controlar la defecación. El aparato se coloca de forma subcutánea y, por ello, apenas se nota.

Tras realizar un tratamiento de neuroestimulación, ¿es posible llevar una vida normal?

Sí, completamente. Es posible ir a trabajar, practicar deporte, bañarse, etc. Es como si se tratara de un marcapasos en el corazón.

¿Es necesario realizar controles tras realizar un tratamiento de neuroestimulación?

Tras un tratamiento de neuroestimulación es necesario realizar controles periódicos. Estos controles son más o menos frecuente según las particularidades de cada caso.

Cirugía general en Barcelona
Dra. Laura Lázaro García

Por Dra. Laura Lázaro García
Cirugía general

Es licenciada en Medicina y Cirugía por Universidad de Zaragoza. Realiza la Especialidad de Medicina de Familia en el Hospital Clínico de Zaragoza y posteriormente la Especialidad de Cirugía General en el Hospital Universitario Mutua de Terrassa. 


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.