Pasos a seguir según el tipo de TDAH

Escrito por: Dr. Conrado Montesinos Fernández
Publicado: | Actualizado: 23/07/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

El TDAH es un trastorno neuropsiquiátrico con implicaciones importantes en las funciones ejecutivas. En este trastorno hay un deterioro de estas funciones, las cuales son básicas para un funcionamiento normal tanto a nivel académico como a nivel social o laboral.

detectar el tdah en niños
Los síntomas iniciales de TDAH aparecen cuando el niño comienza a andar

El TDAH influye en las funciones ejecutivas

La función ejecutiva es un concepto propio del campo de la neuropsicología que abarca conceptos complejos y engloba un amplio abanico de habilidades cognitivas dirigidas al logro de una meta y orientadas al futuro. Son habilidades que las personas necesitan de cara enfocar los retos de la vida a todos los niveles.

Dentro de las funciones ejecutivas, existen diferentes procesos que convergen en su concepto general, entre ellas podemos encontrar las funciones básicas como la inhibición de la respuesta, la flexibilidad cognitiva y la memoria de trabajo, y las que derivan de ellas, como la planificación y la organización.

 

Síntomas clínicos del TDAH

A nivel de los síntomas clínicos, todo lo anterior se traduce en una dificultad para la atención sostenida, lo cual tiene repercusiones en el rendimiento académico, una agitación e inquietud motora considerable, y una mayor impulsividad ,o sea más dificultad para controlar las emociones y las reacciones adecuadas ante los retos del día a día y de las relaciones sociales. Hay tres sub-tipos de TDAH según su sintomatología:

  1. Predominio del déficit de atención
  2. Predominio de la impulsividad y agitación motora
  3. Tipo Combinado, donde se encuentran todos los síntomas referidos

Los primeros síntomas del TDAH suelen aparecer en el momento en que el niño comienza a andar, detectándose en el caso de TDAH de predominio hiperquinético, una clara agitación motora, gran inquietud y dificultad para centrarse en una actividad.

 

Principales causas del TDAH

Realmente no se puede de hablar de una causa concreta del TDAH, pero sí de una etiología. 

También hay evidencias científicas que confirman la incidencia del TDAH ante los siguientes factores: una gestación vivida con gran ansiedad, parto prematuro, sufrimiento fetal durante el parto, o la existencia de determinados metales en el medio ambiente como el mercurio, el arsénico o el plomo. También se especula con la incidencia de algún tipo de meningitis.

 

Cómo detectar el TDAH en niños

Para evaluar los niños con hiperactividad, sobre todo neuropediatras y psiquiatras infantiles, han de proceder a recoger toda la información posible del Colegio, así como de los padres. Es adecuado apoyar estos datos con una batería de Escalas y Test que evalúen la atención y la hiperactividad.

El psicólogo puede ser de gran ayuda realizando una serie de pruebas cognitivas que pueden ayudar a confirmar el diagnóstico o descartarlo.

 

La comorbilidad en el TDAH

La comorbilidad consiste en un cuadro clínico que acompaña a una enfermedad nuclear y principal. En el caso del TDAH, se pueden encontrar cuadros de ansiedad, depresión, cuadros obsesivos, dificultades en el aprendizaje, en el habla, en la escritura y en la comprensión lectora. También existe la posibilidad del trastorno bipolar.

De cualquier forma, el cuadro acompañante más frecuente es el TND (trastorno negativista desafiante) un cuadro comportamental y de la conducta.

 

Tratamiento: pasos a seguir según el tipo de TDAH

Después de la evaluación, el tratamiento variará en función del subtipo de TDAH diagnosticado:

  • En el caso del subtipo predominio Déficit de Atención, podría ser necesario un apoyo psicopedagógico y si la evolución no es positiva, iniciar el tratamiento médico consistente en psicoestimulantes que no presentan dependencia, y cuyos efectos secundarios son tolerables y los resultados son muchas veces espectaculares.
  • Cuando se trata de un subtipo de predominio hiperactivo, debe verse si se asocia el TND para iniciar una ayuda psicoterapéutica conductual. Igualmente, si no hay resultados, se deberá iniciar el tratamiento médico. En estos casos los resultados son más variables.
  • En el subtipo combinado se debe proceder como en los casos anteriores. Por tanto, lo ideal es combinar el tratamiento psicoterapéutico y el tratamiento psicofarmacológico, salvo en casos leves.

Por Dr. Conrado Montesinos Fernández
Psiquiatría

El Dr. Montesinos Fernández es un reputado médico especialista en Psiquiatría con prestigio a nivel autonómico y a nivel nacional. Con más de 25 años de experiencia, ha completado su formación académica y profesional en universidades y hospitales españoles y de países como Portugal, Estados Unidos o Reino Unido. Actualmente, compagina su labor como psiquiatra con consulta en Cádiz, Jerez de la Frontera, Ceuta, Arcos de la Frontera, Puerto de Santa María y Conil de la Frontera con la docencia en el Instituto Nacional de Psicología y Neurociencias de Portugal. También es coordinador nacional de Psiquiatría de la Fundación Asistencia Nacional para la Ayuda al Enfermo de Depresión (ANAED), aparte de ser miembro de asociaciones y organismos médicos de ámbito nacional e internacional, como el el Consejo Asesor Sanitario (Healthcare Advisory Board).

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.