Mastitis puerperal: infección de la mama en la lactancia

Escrito por: Dra. Esther Recarte Ortega
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Se denomina mastitis puerperal a aquella infección del tejido mamario (parénquima glandular, tejido celular o vasos linfáticos) que tiene lugar tras el parto, durante la lactancia.

Los agentes etiológicos más frecuentes son:

  • Estafilococo aureus (50% de los casos)
  • Estreptococo
  • Neumococo
  • Colibacilos

 

Factores de riesgo de la mastitis puerperal

Los factores de riesgo más frecuentes incluyen:

  • Anomalías del pezón (pezón invertido, grietas, etc.)
  • Sobrecarga láctea con el consecuente vaciamiento incompleto
  • Infección en la rinofaringe del lactante
  • Primiparidad

lactancia materna

Síntomas de la mastitis puerperal

Las pacientes acuden a consulta cuando tienen:

  • Fiebre 38-39°, escalofríos, malestar general.
  • Mastalgia local y después generalizada.
  • Eritema, calor local, aumento de la turgencia.
  • Masa intramamaria o retromamaria.
  • Expulsión de secreción purulenta por el pezón.
  • Adenopatías axilares.

 

Tratamiento de la mastitis puerperal

El tratamiento de la mastitis puerperal tiene que llevarse a cabo en distintas vertientes:

  • Tratamiento antibiótico. Existen distintos antibióticos que pueden administrarse durante la lactancia
  • Antitérmicos y antiinflamatorios
  • Medidas higiénicas: realizar un vaciamiento adecuado de la mama, así como cuidado de las grietas que pueda presentar la paciente en el pezón
  • En ocasiones, complementaremos el tratamiento con lactobacilos por vía oral (por ejemplo, en el caso de mastitis recurrentes).

La mastitis puerperal no es una contraindicación para continuar con la lactancia materna. De hecho, se debe animar a la paciente a continuar, puesto que el vaciamiento adecuado de la mama es un pilar importante en el tratamiento de la mastitis.

 

Posibles complicaciones de la mastitis puerperal:

  • Mastitis recidivante: en un porcentaje pequeño de los casos, las pacientes vuelven a presentar otro episodio de mastitis puerperal, lo que supone que la mastitis no ha sido bien tratada o que debemos buscar factores de riesgo para recidivas (mala posición durante lactancia, r.n. con alteraciones que impiden una adecuada succión, etc.).
  • Absceso mamario: colección purulenta intramamaria que requiere drenaje en quirófano y toma de muestras para adecuar tratamiento antibiótico.

 

Si tiene cualquier duda consulte con un especialista en Ginecología

Por Dra. Esther Recarte Ortega
Ginecología y Obstetricia

La Dra. Recarte Ortega es especialista en Ginecología y Obstetricia, experta en laparoscopia, ecografía, histeroscopia, cirugía de la mama, seguimiento de embarazo y atención al parto. Ha realizado numerosos cursos dentro de la especialización, ha participado en varios congresos y ha realizado diferentes publicaciones. Actualmente ejerce en el equipo del Instituto de Medicina EGR, en el Hospital NISA Pardo de Aravaca y en el Centro Médico Salud 21. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.