Los tumores sólidos y quísticos pancreáticos no siempre deben ser operados

Escrito por: Dr. Ignacio Javier Calleja Kempin
Publicado: | Actualizado: 16/10/2018
Editado por: Top Doctors®

Actualmente se pueden diagnosticar una gran cantidad de tumores pancreáticos, tanto benignos como malignos o con potencial de malignización, gracias a técnicas como la ecografía de alta resolución, la tomografía axial o la resonancia magnética.

 

Importancia del diagnóstico adecuado en los tumores de páncreas

El problema de los tumores malignos está claro: si se puede hay que extirparlo quirúrgicamente y realizar tratamientos oncológicos adyuvantes. Lo ideal en estos casos es que el diagnóstico se haya realizado lo más tempranamente posible.

Sin embargo, existen una serie de tumores que no son malignos en el momento de diagnóstico pero pueden tener potencial de convertirse en tumores malignos. Estos deben de ser diferenciados de los tumores benignos en el momento de diagnóstico y observar si no tienen posibilidad de transformación maligna o esta posibilidad es muy baja. El diagnóstico diferencial es complejo y vital, ya que los primeros se intervendrán quirúrgicamente y a los segundos se les hará un seguimiento adecuado.

Muchos de estos tumores no malignos se diagnostican en pacientes sin sintomatología que se realizan estudios por otras causas. En ese momento su médico se alarma y traslada la angustia al paciente, sin tener ningún fundamento para ello. Entonces se le realizan innumerables estudios sin una clara dirección y poco a poco la angustia se eleva.

Seguimiento e intervención de los tumores de páncreas

Una vez realizados los estudios pertinentes, en la mayoría de estos pacientes deberá “seguirse en el tiempo” la tumoración (no maligna), para ver su comportamiento en un periodo de tiempo.

En la actualidad, la experiencia del grupo quirúrgico unido a las “Guías Internacionales” existentes, deben decidir la necesidad de intervención quirúrgica o no.

El hecho de realizar intervenciones sobre el páncreas puede provocar patologías graves del tipo fístulas o abscesos pancreáticos con riesgo de mortalidad, que solamente se deben asumir por parte del especialista en Cirugía general en caso de verdadera necesidad.

Es importante apuntar que estos tumores que son infrecuentes en la población son, sin embargo, más frecuentes en las autopsias, lo que viene a decir que son tumores que han podido estar en el paciente toda la vida sin causar ninguna patología ni sintomatología.

Por tanto se recomienda acudir a un servicio especializado para determinar la necesidad o no de realizar intervenciones quirúrgicas sobre el páncre

Por Dr. Ignacio Javier Calleja Kempin
Cirugía general

El doctor Ignacio Javier Calleja Kempin es un destacado especialista en cirugía general. Es particularmente experto en cirugía laparoscópica avanzada, cirugía hepatoblio-pancreática, cirugía esófago-gástrica laparoscópica y obesidad mórbida. Actualmente, dispone de una consulta en el Hospital San Francisco de Asis y ha sido Jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Grupo Quirón.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes