Llegó el verano: recomendaciones para disfrutar las vacaciones

Escrito por: María Gallego Blanco
Publicado:
Editado por: Sofía Berrón

Las vacaciones suelen ser el momento oportuno para relajarnos y reponer fuerzas, independientemente de que dispongamos de unos pocos días o de un mes. Sin embargo, conseguir estos beneficios depende en gran medida de nosotros mismos y de nuestra actitud.
 

El impacto de las vacaciones en la salud mental

La ciencia ha llegado a conclusiones muy positivas respecto de la importancia de los días de descanso en nuestro bienestar, tanto a nivel físico como mental. De hecho, existe evidencia científica de que tras un tiempo prolongado sin darnos un respiro somos más vulnerables a diferentes enfermedades, especialmente cardiovasculares.

Una de las investigaciones que existen al respecto es la de Jessica de Bloom, de la Universidad de Tamper en Finlandia. En este estudio se evidenció que, a partir del segundo día de descanso, la salud mejora y aumentan los niveles de energía.

Por otro lado, el pico de bienestar máximo se alcanza en el octavo día de vacaciones. Por esta razón, de acuerdo a este trabajo de investigación, es más productivo optar por varios periodos vacaciones a lo largo del año con una duración más corta.

Recomiendan pasar tiempo de calidad con la pareja y la familia

Recomendaciones para organizar las vacaciones

Existen algunas investigaciones científicas que demuestran las ventajas de mantenerse activos en los periodos vacacionales, sobre todo si implica contacto social con otras personas. Además, se dice que los viajes internacionales son beneficiosos para aumentar la flexibilidad cognitiva, un componente clave de la creatividad.

Hay algunas recomendaciones básicas a la hora de tomar decisiones respecto de qué tipo de vacaciones debemos realizar:

  1. Si tenemos pareja, reservar tiempo para estar con esa persona

Mucha gente tiende a descuidar este aspecto. Es importante tener en cuenta que, si en el resto del año no tenemos una relación estrecha, lo vamos a notar en las vacaciones, ya que la cantidad de tiempo juntos evidencia el desencuentro. De hecho, existen muchos casos de divorcios que se producen tras largos periodos de vacaciones.

En estos casos la recomendación es utilizar cada período de vacaciones para prestar atención al bienestar psicológico de la otra persona y disfrutar del tiempo juntos. Esto no requiere necesariamente pasar el 100% del tiempo juntos ni gastar mucho dinero en irse lejos, ya que a veces no es posible, simplemente consiste en mantener o recuperar la complicidad que ha existido tiempo atrás.
 

  1. Pasar más tiempo con nuestros hijos

En este aspecto es fundamental que le dediquemos a nuestros hijos tiempo “de verdad”. En la actualidad vivimos en una sociedad en la que los padres casi no están en casa, por lo que el receso laboral puede ser una buena oportunidad para conversar más con los hijos y compartir momentos de calidad. Es decir, el verano es una buena oportunidad para estrechar lazos y afianzar relaciones.
 

  1. Apagar el teléfono o dejarlo donde no interrumpa constantemente

Para aprovechar al máximo el receso de vacaciones es importante “estar donde estamos”. Es decir, si estamos cenando, paseando o compartiendo algún momento con alguien no es bueno estar pendiente del teléfono.

Esta misma recomendación se puede aplicar a otros tipos de dispositivos tecnológicos, como los ordenadores o tablets de nuestros hijos.

 

  1. ¿Planificarlo todo o improvisar?

Es importante poder adaptarse a las situaciones y no tener todo planificado con antelación. Es decir, muchas veces hay que entender que está bien tener objetivos, pero debemos ser capaces de disfrutar de las pequeñas cosas y de cambiar los planes sobre la marcha, es decir, conservar una dosis de flexibilidad.

Además, es fundamental dejar tiempo para no hacer nada o para estar a solas con nosotros mismos.

 

  1. Las tareas del hogar

Si bien cuando estamos de vacaciones deseamos descansar de la rutina y las actividades que realizamos a diario, las cosas no se ordenan ni se limpian solas, por lo que, para que todos disfruten de las vacaciones, es necesario que exista un reparto de los trabajos domésticos.

Para realizar una división sin conflictos podemos realizar una lista de todo lo que se debe hacer en casa y distribuir las tareas entre los convivientes.

En cuanto al trabajo o el estudio, en muchos casos no se pueden abandonar por completo. En estas situaciones, una de los consejos que se suelen brindar es que se concentre esa actividad por las mañanas para poder disfrutar del resto del día libre.

 

  1. Empezar el día con una actitud positiva

La actitud lo es todo en la vida y en las vacaciones también, por lo que podemos elegir de qué manera enfrentaremos lo que nos suceda y proponernos no amargarnos el día.

 

  1. Repasar el día mentalmente por la noche

La última recomendación es procurar no irnos a dormir enfadados o disgustados con nadie. La mayor parte de las veces lo importante de las vacaciones no son las actividades concretas que realizamos, sino la compañía con la que las hacemos y las personas que queremos.

Por María Gallego Blanco
Psicología

María Gallego Blanco es licenciada en Psicología, con amplia experiencia en edad pediátrica y adultos.

Durante sus años de formación y colaboración en el Departamento de Pediatría del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, su actividad en la Unidad de Paidopsiquiatría se desarrolló en el área de consulta, hospitalización, elaboración de informes psicológicos jurídico–periciales y asesoramiento clínico y psicopedagógico a varias unidades y servicios del Departamento. Fundamentalmente en el Servicio de Neuropsicología pediátrica, Unidad de endocrinología, crecimiento y nutrición pediátrica, Unidad de trastornos metabólicos, Unidad de Gastroenterología y Hepatología y Nutrición pediátrica, Unidad de Hematología y Oncología pediátrica y Pediatría general.

De este modo y, puesto que también trabaja con adultos al margen de la práctica psicoterapéutica en el área de pediatría, a lo largo de los últimos 20 años ha realizado la evaluación e intervención de casos que engloban los problemas y trastornos más frecuentes en psicoterapia: de ansiedad, depresivos, de personalidad, patología específica pediátrica, terapia de pareja, trastornos de alimentación, patología ligada a enfermedades crónicas (oncología, diabetes...).

Colabora todos los lunes a las 12:30 en el  programa de EsRadio Galicia, donde tiene el 'Espacio de psicología con María Gallego'.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.