La rehabilitación cardíaca disminuye la mortalidad hasta un 30% en pacientes coronarios

Escrito por: Dr. Sergio Hevia Nava
Publicado: | Actualizado: 18/11/2018
Editado por: Alicia Arévalo Bernal


Según la asociación americana del corazón (AHA) podemos definir la rehabilitación cardiaca como un conjunto de intervenciones multifactoriales realizadas para optimizar la salud física y psíquica del paciente cardiópata y para facilitar su integración social. También intenta enlentecer o detener la aterosclerosis coronaria para disminuir las complicaciones y la mortalidad de estos enfermos.

Para conseguir estos objetivos se emplean fundamentalmente 3 estrategias:

  • Conocimiento de la enfermedad y de sus causas y de las medidas necesarias para su control, mejorando la adherencia al tratamiento para conseguir modificaciones en el estilo de vida.
  • Práctica de ejercicio físico regular adaptado a las condiciones físicas del paciente. Es necesario realizar una prueba de esfuerzo previa al inicio del programa.
  • Intervención psicológica para superar las fases iniciales de ansiedad-depresión o negación de la enfermedad. Se explican técnicas de relajación y de respiración abdominal.
     

Pacientes indicados para la rehabilitación cardíaca

Cualquier paciente cardiópata podría beneficiarse de un programa de rehabilitación cardíaca, pero en la práctica, los especialistas en Cardiología apuntan que estos programas se emplean en pacientes que han sufrido un infarto agudo de miocardio o que han sido sometidos a un proceso de revascularización bien con stent o con by pass coronario. Cada vez más programas incluyen últimamente pacientes con insuficiencia cardíaca. A pesar de los enormes beneficios de estos programas, que disminuyen la mortalidad hasta un 30%, apenas un 10% de los pacientes en España pueden beneficiarse de este tipo de programas. En el resto de Europa se alcanzan cifras de hasta el 50%.

 

Los ejercicios que se realizan en la rehabilitación cardiaca fundamentalmente son aeróbicos.
 

Tipos de ejercicios en la rehabilitación cardiaca

Los ejercicios se pueden realizar de forma ambulatoria acudiendo al centro de rehabilitación o bien de forma domiciliaria. Fundamentalmente son ejercicios aeróbicos (andar, cinta de correr, nadar etc.). Se aconseja una fase inicial de calentamiento, el ejercicio aeróbico propiamente dicho de 30-45 minutos ajustado a la condición física y a la prueba de esfuerzo previa (frecuencia cardiaca objetivo) y finalmente una fase de estiramiento o vuelta a la normalidad.
 

Duración del tratamiento

En general los programas ambulatorios de rehabilitación cardíaca tienen una duración de 1 a 2 meses (12-24 sesiones). No obstante, lo fundamental es mantener estas medidas durante toda la vida del paciente. Practicar ejercicio de manera regular, al menos 150 minutos a la semana, cumplir de forma estricta el tratamiento pautado y seguir las revisiones periódicas programadas por el cardiólogo. El conocimiento de la enfermedad permitirá cumplir estos objetivos con control de los factores de riesgo (tabaco, hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes, obesidad, sedentarismo, stress etc.). El paciente al fin y al cabo es el principal responsable de su propia enfermedad y con estas herramientas puede modificar de forma favorable el curso de la misma.

Por Dr. Sergio Hevia Nava
Cardiología

El Dr. Hevia Nava es licenciado en Medicina por la Universidad de Oviedo y especializado en cardiología en la misma universidad. Desde 1995 ejerce como cardiólogo en el Hospital Universitario Central de Asturias y desde 2013 pasa consulta en la Clínica El Fontán.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.