La dificultad de volver a la normalidad: el daño cerebral adquirido (DCA)

Escrito por: Dra. María José Fernández Aguirre
Publicado: | Actualizado: 17/11/2018
Editado por: Yoel Domínguez Boan

El daño cerebral adquirido es una patología que afecta a casi medio millón de personas en España, siendo la tercera causa de muerte en el país, primera en mujeres, género más afectado por el DCA que el masculino.

Así, el daño cerebral adquirido (DCA) se puede definir como una lesión cerebral que se produce de forma repentina y que está caracterizada por una serie de secuelas. Estas secuelas varían en función de la gravedad de la lesión y del área afectada. Este daño en el cerebro puede aparecer de dos maneras: por una enfermedad o tras sufrir un golpe.

- DCA por enfermedad: accidente cerebrovascular o ictus. Se produce un repentino parón en el flujo sanguíneo cerebral.

- DCA por traumatismo o golpe: traumatismo craneoencefálico. La manera más común de lesionarse de esta manera es en los accidentes de tráfico.

 

Síntomas del daño cerebral adquirido (DCA)

Los síntomas del DCA varían en función de la zona afectada por la lesión, variando los síntomas en función de la zona lesionada y de la intensidad de la misma.

Hoy en día, no obstante, las personas que sufren un ictus o un traumatismo craneoencefálico sobreviven en porcentajes más altos que antaño, merced a la asistencia en los momentos de urgencia. El tratamiento precoz, especialmente en el ictus, permite minimizar las secuelas.

Las secuelas más habituales del DCA son las limitaciones físicas y mentales, como en el conocimiento y la memoria, los trastornos en el estado del ánimo y en la capacidad comunicativa…

Las secuelas más habituales del DCA son las limitaciones físicas y mentales, como en el conocimiento y la memoria y los trastornos en el estado del ánimo.
 

Rehabilitación tras el DCA

El proceso de rehabilitación es un tiempo cuyo objetivo final es prevenir y tratar los déficits aparecidos tras sufrir el daño cerebral. Estos son problemas motores y físicos, problemas mentales, problemas del comportamiento o del habla…

Es necesario que la rehabilitación de estos problemas sea abordada por un equipo multidisciplinar de profesionales, con el fin de recuperar la máxima función de las habilidades alteradas, así como el objetivo final de la rehabilitación es la reinserción social del paciente.

En un primer momento, los cuidados se realizarán en una Unidad de Cuidados Intensivos o en un Servicio de Urgencias, aunque cada vez con más frecuencia aparecen las unidades de tratamiento integral, en las que se integran unidades de Neurología, rehabilitación, fisioterapeutas, terapeutas, logopedas, psiquiatras y traumatólogos.

El proceso de rehabilitación se considerará estable una vez se haya superado la fase aguda y la subaduda.

Para más información, consultar con un especialista en Neurorehabilitación

Dra. María José Fernández Aguirre

Por Dra. María José Fernández Aguirre
Medicina Física y Rehabilitación

La Dra. Fernández Aguirre es una prestigiosa especialista en Medicina Física y Rehabilitación y en Reumatología. Formada en Barcelona, la Dra. Fernández ha desarrollado su carrera como Jefa del Hospital Universitario de Donostia. Miembro y antigua vocal de La Sociedad Española de Medicina Física y Rehabilitación, también ha desempeñado cargos en la Junta Directiva de la Sociedad de Rehabilitación Geriátrica.