Escleroterapia para el tratamiento de las varices

Escrito por: Dr. Ángel Barba Vélez
Publicado: | Actualizado: 26/04/2018
Editado por: Alicia Arévalo Bernal

La esclerosis con espuma es una técnica de eliminación de varices que consiste en la introducción de un producto esclerosante, habitualmente el polidocanol micronizado, mezclado con un gas que puede ser el CO2 o aire ambiente, produciendo una reacción química que genera espuma. Esta espuma se introduce en una variz para ocluirla, es decir, hacer que se seque.

¿Cómo funciona esta técnica?

La introducción de la espuma produce un vasoespasmo que desplaza la sangre y permite tratar selectivamente la pared interna de la vena varicosa, transformándola en pocos meses en un cordón cicatricial por el que no circula la sangre.

En un principio se utilizó para el tratamiento de varices pequeñas y arañas vasculares, así como en tratamientos estéticos y en varices residuales tras la cirugía. En la actualidad y debido a la utilización del eco-döppler, esta técnica puede utilizarse en todo tipo de varices, tratamiento de úlceras venosas y angiodisplasias y enfermedades vasculares congénitas.

Ventajas y desventajas de esta técnica

La ventaja principal de este tratamiento es que es una técnica ambulatoria. Además es importante destacar que se puede realizar en la misma consulta médica y que no precisa anestesia.

Entre sus posibles desventajas se citan la posibilidad de varicoflebitis, la pigmentación de la piel y, si se tratan grandes varices, las recidivas.

¿Cómo es el postoperatorio?

Tras el tratamiento, el paciente puede hacer una vida completamente normal desde el primer momento; deporte incluido (bicicleta, gimnasio o running, por ejemplo) utilizando una media compresiva durante unos días. No es necesaria la baja laboral.

En varices pequeñas los resultados son duraderos. Sin embargo, en varices tronculares pueden producirse fallos precoces, oclusiones fallidas. A largo plazo, además, se puede dar la recanalización de las varices, es decir, una nueva aparición.

Riesgos de la intervención

Esta técnica no debe utilizarse en pacientes con una isquemia crónica de extremidades inferiores, ya sea moderada o incluso más importante. Una posible complicación de esta técnica es la reacción al esclerosante, que puede presentarse en uno de cada 3.000 casos tratados.

Por Dr. Ángel Barba Vélez
Angiología y Cirugía vascular

El médico especialista Dr. Ángel Barba, cuenta con dilatada experiencia en Angiología y Cirugía Vascular. Dispone de los conocimientos necesarios para darle un servicio de la más alta calidad, y cientos de pacientes satisfechos le avalan. El currículo formativo y profesional del Dr. Barba es extensísimo, y en el destacan más de 200 presentaciones, publicaciones o participaciones en congresos y conferencias, así como los numerosos premios obtenidos y los puestos de responsabilidad en diferentes organizaciones que han confiado y confían en su sabiduría y experiencia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.