Disfunción eréctil: causas, tratamientos y prevención

Escrito por: Dr. Rafael Prieto Castro
Publicado: | Actualizado: 18/02/2018
Editado por: Top Doctors®

La disfunción eréctil se define como la incapacidad persistente para iniciar o mantener una erección de calidad suficiente como para permitir una relación sexual satisfactoria. Por ello, hablamos de disfunción eréctil cuando se dan alguna de las dos condiciones o ambas a la vez:

 

  1. Falta de rigidez en el pene adecuada para penetrar.
     
  2. Incapacidad para mantener la erección el tiempo suficiente que permita terminar la relación sexual de forma satisfactoria.

 

Causas

La disfunción eréctil tiene un origen multifactorial. Existen causas orgánicas que son las responsables de esta falta adecuada de rigidez peneana en casi el 80% de los casos:

  • La edad: La disfunción eréctil es una enfermedad edad dependiente, es decir su incidencia y prevalencia es mayor a medida que el varón cumple años, pero no hay que confundirla, como ocurre en muchas ocasiones, como algo normal de la edad. La disfunción eréctil siempre es patológica independientemente de la edad del paciente.
     
  • Enfermedades cardiovasculares: Casi un 70% de pacientes con angina de pecho o enfermedad coronaria presenta 2 o 3 años antes problemas de erección. El riesgo cardiovascular podría haberse reducido en estos pacientes antes de apareciesen los primeros síntomas de enfermedad coronaria, y por tanto, la disfunción eréctil puede ser un útil indicador de enfermedad cardiovascular oculta.
     
  • Diabetes: aparece a edades más tempranas y es más frecuente en los pacientes diabéticos, además de ser de más difícil tratamiento.
     
  • Dislipemias: Hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia.
     
  • Hipertensión arterial: La disfunción eréctil se asocia tanto a la hipertensión como al uso de los antihipertensivos.
     
  • Hábitos tóxicos: Tabaco y consumo excesivo de alcohol.
     
  • Efectos adversos de fármacos.
     
  • Enfermedades neurológicas.
     
  • Alteraciones hormonales con el déficit de testosterona.
     
  • Traumatismos o cirugía pelviana.

 

La disfunción eréctil tiene un origen multifactorial

 

A parte de estos factores que podríamos denominar como orgánicos, también existen factores psicológicos que puede provocar dificultades para que el varón alcance una erección suficiente como para penetrar o mantener la misma durante toda la relación sexual:

 

  • Ansiedad, conflictos de relación.
     
  • Problemas sociales o laborales.
     
  • Trastornos de afectividad.
     
  • Depresión - Inhibición sexual.
     
  • Resultado de preferencias sexuales.
     
  • Miedo al embarazo.
     
  • Enfermedades de transmisión sexual, Enfermedades Psiquiátricas.

 

¿A quién suele afectar la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil afecta en España casi al 20% de varones entre 20 y 75 años, según investigaciones epidemiológicas realizadas en nuestro país, pero puede afectar a también a varones más jóvenes.

 

La frecuencia de esta patología va aumentando progresivamente con la edad, llegado hasta casi el 50% de varones mayores de 60 años.

 

Según datos publicados por la Asociación Española de Andrologia, Medicina Sexual y Reproductiva en el año 2013, de estos pacientes solo se diagnostica un tercio, y de este tercio solo se trata la mitad, por tanto es una enfermedad muy infradiagnosticada e infratratada.

 

Esto es importante ya que tiene un impacto muy negativo sobre la calidad de vida tanto del paciente como de su pareja. La disfunción eréctil causa vergüenza y ansiedad y un tratamiento adecuado mejora la autoestima de estos pacientes, así como las relaciones en general y lógicamente la relación sexual.

 

Tratamientos

El tratamiento ha evolucionado en los últimos tiempos forma espectacular. En la actualidad, podemos afirmar que más del 95% de los casos, con alguna de la modalidades de tratamiento disponibles, pueden recuperar una vida sexual activa y satisfactoria.

 

En tratamiento se realiza de forma escalonada: primero se debe corregir los factores de riesgo presentes en el pacientes (consumo de tabaco y alcohol, dislipemias, sobre peso, diabetes etc.). Luego se lleva a cabo el asesoramiento y educación sexual, teniendo en cuenta cuales son las expectativas y preferencias del paciente y su pareja a la hora de planificar el tratamiento. Cuando la causa sea tratable podemos curar al paciente:

 

  • Psico/Sexoterapia.
     
  • Tratamiento hormonal.
     
  • Tratamiento quirúrgico.

 

Esto permitirá al paciente recuperar la función eréctil sin necesidad de realizar un tratamiento crónico. Cuando esto no sea posible tenemos diferentes etapas de tratamiento:

 

  • Fármacos orales: Son fármacos con un nivel de eficacia superior al 80% que potencian la respuesta eréctil fisiológica normal del organismo. A pesar de "el miedo que siguen despertando en los pacientes", tienen un alto nivel de seguridad.

Solo están contraindicados en pacientes que toman Nitratos, por tanto, incluyo la mayoría de los pacientes cardiópatas, pueden tomarlos. Existen diferentes moléculas en el mercado con diferente perfil farmacocinético por lo que debemos tener en cuenta que enfermedades tiene el paciente y cuáles son sus preferencias y expectativas para prescribir uno u otro, pero insisto en su alto nivel de eficacia y seguridad.

Otra modalidad que puede considerarse como primer escalón en algunos pacientes son los dispositivos de vacío que, atrayendo sangre al pene, permiten su erección, aunque en España son poco utilizados por el rechazo de la mayoría de los varones.

En aquellos pacientes que no responden a esta medicación o tiene contraindicación para su uso, pasamos al segundo nivel:

 

  • Inyecciones de sustancias vasoactivas: (Generalmente alprostadil) intracavernoso, es el unico medicamente autorizado. Se realiza a través de una inyección local en el cuerpo cavernoso y se debe entrenar al propio paciente a autoinyectarse.

 

Alprostadil intrauretral: tiene la ventaja de no necesitar la autoinyección pero tiene menos eficacia que cuándo se administra intracavernoso.
 

  1. Prótesis de Pene: Solo en los casos de que los tratamientos anteriores fracasen. Esta medida cuenta con un alto nivel de satisfacción tanto del paciente como de su pareja.

 

Medidas preventivas para la disfunción eréctil

Para prevenir la disfunción eréctil con la mayor eficacia posible, hace falta adoptar los hábitos de vida y psicológicos que mejoren la salud cardiovascular y metabólica general. La educación sexual también es necesaria, ya que tener una información de la función sexual adecuada impide falsas expectativas.

 

En el caso de tomar medicamentos, puede ser necesario cambiar la dosis o los fármacos que afecten a la función eréctil, siempre bajo supervisión médica.

Por Dr. Rafael Prieto Castro
Urología

Referente en la especialidad de Urología, el Dr. Prieto Castro es experto en Medicina Sexual y Reproductiva. Con más de 20 años de experiencia, en la actualidad es el Coordinador de la Unidad de Andrología medicina sexual y Reproductiva del Servicio de Urología del Hospital “Reina Sofía” de Córdoba desde 1998. Además, es el Presidente de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva ASESA.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.