¿Cuáles son los síntomas de la Hiperplasia prostática benigna o síndrome prostático?

Escrito por: Dr. Fernando Monreal García de Vicuña
Publicado:
Editado por: Nicole Márquez

 

¿Cuáles son los síntomas de la Hiperplasia prostática benigna?

 

Síntomas obstructivos:

  • Dificultad y retraso –titubeo- para iniciar la micción.
  • Disminución en la fuerza del chorro.
  • Chorro entrecortado y disperso –en regadera-.
  • Goteo tras finalizar la micción –postmiccional-.
  • Sensación de no haber finalizado de orinar, teniendo que volver a hacerlo un poco más tarde.
  • Realización de fuerza con la musculatura abdominal para lograr orinar.

 

Síntomas irritativos:

  • Aumento de la frecuencia de las micciones, tanto diurnas –polaquiuria-, como nocturnas –nocturia-.
  • Urgencia  e imperiosidad para orinar.
  • Escozor y ardor miccional.
  • Dolor en el bajo vientre –hipogastrio-, que puede irradiarse hacia los testículos.

 

La HBP  es una afección frecuente a medida que los hombres envejecen.

 

¿La HBP puede llegar a afectar a la vejiga?

 

Dado que el adenoma prostático representa una obstrucción a la salida de la orina, la vejiga produce un engrosamiento de su musculatura con la intención de tener más poder de contracción, y vencer así el obstáculo.

 

Este cambio de tejidos de la musculatura vesical puede ocasionar espasmo y contracciones involuntarias de la vejiga, con el consiguiente dolor y urgencia miccional.

 

La nocturia -aumento de la frecuencia miccional nocturna-, ¿es un síntoma exclusivo de la HBP?

 

 No, en absoluto. La insuficiencia cardíaca congestiva –dificultad para que el corazón bombee la sangre- hace que, a la noche, cuando se está tumbado en la cama, los edemas de las piernas se movilicen y los filtren los riñones, eliminando así el líquido retenido a lo largo del día. De esta manera, se aumenta la cantidad de orina y, por lo tanto, la frecuencia miccional. También se puede presentar nocturna en aquéllas personas que realizan importantes ingestas de líquido antes de acostarse.

 

¿Por qué la HBP puede ocasionar dolor en los testículos?

 

Ante la dificultad para la salida de orina, esta refluye hacia los conductos eyaculadores prostáticos –que es por donde sale el semen en el momento del orgasmo-, irritando la vía seminal y originando molestias a nivel testicular. Puede llegar, incluso, a ocasionar infección –orquitis y orquiepididimitis-.

 

¿Existen fármacos que empeoran los síntomas prostáticos?

 

 Así es. Los pueden facilitar los antidepresivos, diuréticos y relajantes de la musculatura vesical. Todos ellos pueden dificultar la salida de orina desde la vejiga, precisando, en ocasiones, colocar una sonda para su drenaje.

 

¿Qué entendemos por “retención aguda de orina”?

 

Consiste en que, en un momento dado la persona no logra orinar por sí sola, a pesar de tener muchas ganas de ello. Generalmente se acompaña de dolor intenso en el bajo vientre, dado que la vejiga se encuentra a tensión, repleta de orina. Cuando esto ocurre es necesario colocar una sonda vesical para su vaciado.

 

¿Qué puede ocurrir si no se trata la HBP?

 

Que nos podemos enfrentar a las siguientes situaciones:

 

  • Infección de orina, ya que cuando esta se encuentra retenida en la vejiga, es un buen caldo de cultivo para que crezcan los gérmenes.

 

  • Piedras en la vejiga, pues los posos o sedimentos de la orina hacen que se vayan uniendo, y, progresivamente generen la matriz de una piedra o litiasis vesical.

 

  • Ureterohidronefrosis, o dilatación de la vía urinaria de los riñones y uréteres, haciendo que la orina quede estancada a nivel de los mismos. Esto puede llevar a ocasionar una disminución en la función renal –insuficiencia renal-, que se aprecia en los análisis de sangre mediante una elevación de la urea y creatinina, y un descenso del filtrado glomerular.

 

  • Retención aguda de orina, por la imposibilidad para que la vejiga supere la obstrucción prostática, lo que origina una repleción dolorosa de la vejiga que precisa con urgencia de la colocación de sonda vesical.

 

Por Dr. Fernando Monreal García de Vicuña
Urología

El Dr. Fernando Monreal  es un reconocido especialista en Urología y Andrología con más de 20 años de experiencia en el tratamiento de la patología prostática, disfunción eréctil patología testicular y vesical. Muy centrado en los tratamientos quirúrgicos endoscópicos, entre los que  se encuentra la cirugía de la Hipertrofia prostática con Láser. También realiza la Vasectomía sin bisturí y el tratamiento de la Disfunción Eréctil con Ondas de Choque, entre otros.

En cuanto a su exhaustiva formación, cuenta con el Doctorado cum laude en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra y la especialización en Claves prácticas de Management Médico otorgada por la misma Universidad, al igual que es Especialista en Epidemiología Clínica por la Universidad por la UPV.

A lo largo de su excelente trayectoria ha ocupado puestos de responsabilidad en centros médicos y hospitalarios de prestigio y ha combinado la práctica clínica con la labor formativa, siendo Jefe de Médicos Residentes de Urología en la Fundació Puigvert, de Barcelona. Además, el Dr. Monreal ha publicado diversos artículos sobre su especialidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.