Cómo actuar ante un episodio de infarto o angina de pecho

Escrito por: Dr. Luis Calvo Orbe
Publicado: | Actualizado: 18/11/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

La angina de pecho consiste en un dolor torácico a consecuencia de una falta de oxigeno en las células miocárdicas (componentes del musculo cardíaco o corazón). El origen es que la sangre que transporta el oxigeno, no llega en cantidad suficiente al corazón. Así pues, se priva a dichas células miocárdicas del elemento fundamental para su funcionamiento. Esto se manifiesta por un dolor, generalmente, en el centro del pecho, y en ocasiones irradiado a los brazos, cuello o espalda.

 

Esta disminución de la sangre que irriga al corazón se debe a una obstrucción de las arterias que lo irrigan: las arterias coronarias. Esto puede tener un carácter progresivo y aparecer cuando las necesidades de oxigeno aumentan, por ejemplo al realizar un esfuerzo, o bien en reposo, cuando se fractura una placa de ateroesclerosis en la arteria coronaria y se trombosa y ocluye una de dichas arterias.

 

La angina se define como un cuadro de dicho dolor, transitorio y reversible, habitualmente de 10 a 30 minutos de duración. Tiene lugar cuando la arteria esta parcialmente obstruida pero las demandas de oxigeno aumentan: esfuerzo, gran situación de stress, frío intenso, etc. Habitualmente con el reposo cede. Pero cuando persiste la obstrucción o el factor desencadenante, si se mantiene en el tiempo la falta de oxigeno al corazón, mueren cierta cantidad de células miocárdicas y se transforma en un infarto.

 

Así pues, la angina es un déficit transitorio y reversible del aporte de oxigeno al corazón y un infarto es la persistencia en el tiempo de esa falta de oxigeno y muerte parcial de un numero de células (necrosis). Esta es una situación clínica muy grave.

 

Prevención de la angina de pecho

 

Habitualmente estas situaciones clínicas se pueden prevenir, adecuando la actitud higiénico-dietética en aras de evitar la arterioesclerosis (formación de placas dentro de las arterias de lípidos, tejido fibroso y calcio), que obstruyen la luz del vaso. Los factores modificables son: control del colesterol, control de la tensión arterial, control de la glucemia (azucar en sangre) y evitación absoluta del tabaco.

 

Existe otro factor, más importante que los adquiribles, que es el factor genético y que no es modificable: el tener antecedentes familiares de primer grado, con historia de angina, infarto, o revascularización coronaria antes de los 60 años de edad. Este hecho, predice una significativa probabilidad de padecer esta patología.

 

¿Cómo se trata una angina de pecho?

 

Ante un cuadro clínico de estas características, dada su gravedad hay que acudir rápidamente al centro hospitalario más cercano, pues con frecuencia en un principio no se distinguen bien entre la angina de pecho y el infarto. Se requerirá varios electrocardiogramas y la determinación de marcadores biológicos específicos del daño miocárdico (Troponinas).

 

Habitualmente la angina responde bien con vasodilatadores, ácido acetil salicílico (antiagregante de las plaquetas que licua la sangre) y betabloqueantes (fármaco que reduce la intensidad de la contracción cardíaca y la frecuencia cardíaca, con lo cual se consigue un menor consumo de oxígeno por parte del corazón.

 

¿Como se trata un infarto?

 

Esta es una entidad clínica de enorme gravedad y la primera responsable de muerte en los países occidentales. Presenta una alta tasa de complicaciones, generalmente en las primeras 6 horas.

 

El infarto de miocardio es una patología con alta incidencia en el mundo occidental. Actualmente en España se estima alrededor de 70.000 infartos/año. Esto consiste en la necrosis (muerte) de parte del tejido miocárdico en relación a una falta brusca del riego sanguíneo de una arteria coronaria.

 

Esta interrupción brusca del riego coronario se debe en última instancia a la formación de un trombo que obstruye dicha arteria (Fig. 1).

Infarto angina Dr. Calvo Orbe | Top Doctors
Fig. 1: formación de trombo que obstruye la arteria
 

Por lo tanto las líneas generales del tratamiento del infarto estarán basadas en la apertura lo mas rápidamente posible de dicha arteria coronaria y el restablecimiento del flujo sanguíneo adecuado. Esto redundará significativamente en una disminución del tamaño del infarto y de una reducción de su mortalidad y complicaciones.

 

El modo de conseguirlo ha ido variando con el tiempo. Clásicamente se habían utilizado distintos fármacos trombolíticos (substancias que disuelven el trombo), junto con ácido acetil salicílico (agente que interfiere en la agregación de las plaquetas). Pero en los últimos años se ha modificado extraordinariamente la forma de tratamiento del infarto. Esto se ha logrado mediante la reapertura mecánica de la arteria obstruida, por medio de una Angioplastia Coronaria (Angioplastia Primaria).

 

La angioplastia consiste en la desobstrucción de la arteria coronaria mediante el inflado de un pequeño balón y la implantación de un stent (bastidor o muelle) que contribuye a que dicha arteria se mantenga abierta (Fig. 2 y 3).

formación angina de pecho | Top Doctors

formación infartos | Top Doctors
figs 2 y 3: desobstrucción de la ateria con stent
 

Esto se completa con la administración de agentes antiplaquetarios (ácido acetil salicílico y Anticuerpos antiplaqueta). En el infarto de miocardio, la angioplastia primaria comparada con el tratamiento farmacológico clásico, ha demostrado ser capaz de abrir la arteria responsable del infarto en un mayor porcentaje de casos, consiguiendo un mejor flujo sanguíneo coronario, una menor estenosis residual y con menor riesgo de accidente hemorrágico cerebrovascular.

 

No obstante, algunos pequeños subgrupos de pacientes no son candidatos idóneos para este tratamiento. Así mismo, su aplicación a la toda la población no se ha generalizado, debido al requerimiento de alta tecnología y personal muy especializado durante las 24 horas del día. Sin embargo, los programas de Angioplastia Primaria en el infarto están ya presentes en la practica totalidad de los hospitales con Laboratorio de AngioHemodinámica, habida cuenta de sus evidentes ventajas frente al tratamiento conservador con medicamentos. En este sentido cabe destacar el crecimiento que ha experimentado la utilización de este tratamiento en España en los últimos años (Fig. 4).

tabla cifras infarto | Top Doctors
Fig. 4: cifras del uso de la Angiopplastia coronaria en España por comunidades autónomas
 

Todos estos hechos, corroborados por numerosos estudios científicos, avalan la utilidad de la Angioplastia Primaria y la sitúan como tratamiento de elección para el infarto agudo de miocardio en la mayoría de los pacientes. Actualmente las guías clínicas de recomendaciones de la Sociedad Europea de Cardiología del 2017, lo aconsejan como primera opción de tratamiento en el infarto.

 

Por Dr. Luis Calvo Orbe
Cardiología

Cardiólogo Intervencionista durante 25 años en el Hospital Universitario La Paz de Madrid. Jefe de Cardiologia del Hospital del Rosario durante 22 años. Actual Jefe de Cardiología en la Clínica de Especialidades Médicas, el Dr. Calvo Orbe es uno de los mejores expertos en el tratamiento del Infarto Agudo de Miocardio y su tratamiento mediante angioplastia coronaria.. Es autor de numerosas publicaciones de la especialidad de ámbito nacional e internacional, y profesor ponente en 13 cursos de doctorado. Además, es miembro de la New York Academy of Sciences.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.