Todo lo que deberías saber sobre la estenosis de canal

Escrito por: Dr. Bernardo Mosqueira Centurión
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

La estenosis de canal se trata de la principal causa de cirugía de columna en personas de más de 65 años, a pesar de que también es una enfermedad que puede afectar a jóvenes.

 

Normalmente, el origen de la estenosis de canal es degenerativo, aunque puede estar causada por muchos tipos, desde un origen traumático hasta neoplásico. Si es de origen degenerativo, las facetas articulares del canal espinar aumentan de tamaño, produciéndose una degeneración de los tejidos colindantes, así como los ligamentos de la zona.

 

El resultado, es que el tejido que aumenta de tamaño pasa a ocupar una parte del canal raquídeo, produciéndose un estrechamiento en el espacio por el que pasan las raíces nerviosas y la médula espinal. Si esta ‘ocupación’ se prolonga en el tiempo, raíces nerviosas y médula espinal pueden comprimirse, produciéndose entonces los signos y síntomas propios de la estenosis de canal.

 

 

Tipos de estenosis de canal

En la Clínica Dr. Mosqueira tratamos tanto la estenosis de canal lumbar como la estenosis de canal cervical. En el caso de la estenosis de canal lumbar, está localizada en la zona inferior de la espalda, y pueden asociarse a la aparición de una o varias hernias discales, hecho que comprime todavía más las raíces nerviosas. La estenosis de canal cervical afecta al cuello, en donde puede llegar a comprimirse el cordón medular por completo, lo que puede dañarlo.

 

En la zona cervical, los estrechamientos son menos habituales, aunque existen muchos casos.

 

La estenosis de canal cambia el lugar de origen y la zona en la que se dan los síntomas, pero habitualmente la solución es la misma.

 

Se considera que 8 de cada 10 pacientes de 50 o más años padecen una estenosis de canal lumbar, lo que convierte a esta patología en una de las causas principales de incapacidad.  

 

Estenosis de canal
En la Clínica Dr. Mosqueira se trata la estenosis de canal lumbar como la estenosis de canal cervical
​​

 

¿Cuáles son los síntomas de la estenosis de canal?

En el caso de que la compresión de las raíces nerviosas se prolongue, es frecuente que los dolores aumenten, pudiendo llegar a ser constantes y apareciendo los síntomas.

 

Normalmente, son progresivos y graduales. Aquí, al igual que existen dos tipos, hay que diferenciarlos en función de la zona en la que se produzca la estenosis de canal.

 

En la estenosis de canal lumbar, los primeros dolores se producen en la zona baja de la espalda, y van derivándose hacia las extremidades inferiores: dolor, hormigueo, adormecimiento de las piernas al caminar… En casos más graves, existe también una pérdida de fuerza.

 

El cuello acostumbra a ser otra de las partes del cuerpo que más afectadas se ven. Inicialmente, los signos pueden ir aumentando progresivamente y de manera ascendente, produciendo algo de dolor en el cuello, así como hormigueos, adormecimiento y pérdida de sensibilidad. Se ven afectadas también las extremidades superiores, así como las piernas: entumecimiento y/o debilidad en los brazos, manos y piernas, complicaciones so dificultad a la hora de caminar, dificultades para mantener el equilibrio, problemas de coordinación, problemas de incontinencia y, en los casos más graves, una reducción de la fuerza.

 

¿Cómo se trata la estenosis de canal?

Cuando estamos ante casos leves, el neurocirujano Dr. Bernardo Mosqueira siempre opta por un tratamiento conservador, el cual puede ser efectivo. Se estudia en profundidad el caso para dar un diagnóstico antes de pensar en la intervención quirúrgica.

 

¿En qué consisten este tipo de tratamientos para las estenosis de canal? Por un lado, el paciente recibe una serie de recomendaciones sobre ergonomía e higiene postural, también los fármacos como analgésicos, relajantes musculares y corticoides pueden contribuir a mejorar el problema. Y, por otro lado, está la figura del fisioterapeuta, quien centra la actividad de estiramiento, fortalecimiento, acondicionamiento y educación postural en la zona afectada con el objetivo de aliviar e ir dando solución al problema.

 

Cicatriz tras cirugía de estenosis de canal
La incisión en una cirugía de estenosis de canal no supera los cuatro centímetros
 

 

 

¿Cuándo es necesaria la cirugía?

Cuando el tratamiento conservador no responde, o cuando existen casos muy severos de estenosis, es preciso recurrir a la cirugía. En primer lugar, debe decirse que se trata de una intervención mínimamente invasiva, que se realiza a través de un microscopio y mediante diminutas incisiones de apenas cuatro centímetros, por lo que la zona afectada tendrá una extensión mínima.

 

Así, el neurocirujano puede centrarse al máximo en la intervención, ampliando hasta diez veces su campo de visión y actuando únicamente en la zona dañada, lo que permite también una recuperación mucho más rápida.

 

En función de las características propias de cada paciente se decidirá que método quirúrgico utilizar, aunque normalmente se utiliza la microlaminectomía descompresiva. Así, gracias al microscópico quirúrgico, se realiza una incisión pequeña —de unos tres o cuatro centímetros— en la espalda, siguiendo la línea de la columna, y justo sobre la zona en la que se localiza el dolor, con el fin de extirpar una parte de la vértebra que causa la compresión de los nervios.

 

Otra opción de tratamiento es la microlaminoforaminotomía, liberando la presión de un nervio a la vez que se ensancha la abertura de la espalda, donde las raíces nerviosas salen del conducto raquídeo. Todo variará en función del nivel, lugar y situación en el que estén localizados los estrechamientos.

 

 

¿Cuáles son los beneficios y resultados con la microcirugía no invasiva?

La microcirugía no invasiva o mínimamente invasiva tiene múltiples beneficios para el intervenido tanto durante como en el postoperatorio, ya que causa menos dolor en el paciente y, a su vez, menos complicaciones llegando a acortarse los tiempos de recuperación. Al trabajar con el microscopio en un punto concreto la incisión es de apenas tres o cuatro centímetros, por lo que no se deja rastro de una cicatriz llamativa en la parte del cuerpo.

 

Aunque parezca sorprendente, con este tipo de intervenciones los pacientes reciben el alta hospitalaria en apenas 24-48 horas, lo que hace que en cuestión de días estén caminando sin la presencia de dolores. La microcirugía se posiciona como una técnica segura con un alto índice de éxito que se aleja de la utilización de las placas y tornillos.

 

La recuperación de la calidad de vida conlleva el inicio de una vida normal. El paso siguiente es realizar la revisión en la Clínica Dr. Mosqueira. A los 21 días se retiran los puntos, se examinará el estado de la incisión y se explora la zona en la que más afecta la patología.

 

Las siguientes visitas por lo general son a los tres y a los seis meses, aunque en algún caso exclusivo se puede citar al paciente al mes para un seguimiento más en profundidad de su problema. La vuelta al trabajo dependerá del tipo de profesión puesto que algunas labores requerirán de más esfuerzo físico. A los tres meses de recuperación se enmarca la media para volver a la rutina laboral.

 

Si deseas más información al respecto, contacta con un neurocirujano.

Por Dr. Bernardo Mosqueira Centurión
Neurocirugía

El Dr. Bernardo Mosqueira Centurión es un reputado neurocirujano en Málaga con casi dos décadas de experiencia médico-profesional. A lo largo de su trayectoria se ha convertido en un referente nacional de la especialidad. Tiene especial interés por la microcirugía y la cirugía mínimamente invasiva, el tratamiento de la hernia discal cervical y lumbar, la cirugía de cráneo o la estenosis de canal, entre otras.

Nacido en Paraguay, en el año 2002, tras licenciarse en Medicina y Cirugía por la Universidad de Nacional de Asunción, se trasladó a España, especializándose en Neurocirugía como Médico Interno Residente en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Desde entonces, ejerce en el servicio de Neurocirugía del Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga,

El Dr. Mosqueira centra su actividad en las técnicas de microcirugía, e interviene también de forma activa en la docencia, siendo tutor de residentes en el Hospital Carlos Haya. Compagina su labor en el SAS con su consulta privada de Neurocirugía en Málaga, y en otros centros de Sevilla y Melilla. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.