¿Qué es la artroplastia de rodilla?

Escrito por: Dr. Miguel Ángel Aguayo Galeote
Publicado: | Actualizado: 23/02/2018
Editado por: Ester Izquierdo Romagosa

Las primeras artroplastias de rodilla se remontan en el año 1781; las practicó Park en Liverpool (Reino Unido) y las repitió Moreau en Francia en 1792, con lo cual es una técnica ortopédica que lleva un bagaje importante en el desarrollo de modelos de prótesis y en la durabilidad que ha ido aumentando con el paso de los años.

La artroplastia de rodilla consiste prácticamente en un cambio y renovación de toda la articulación de la rodilla que se ha deteriorado por el paso de los años, lo cual sería por un proceso degenerativo o bien por otros aspectos, como pueden ser fracturas en meseta tibial (zona de la rodilla donde empieza la tibia) o en los cóndilos femorales (cabeza del fémur que se une con la rodilla) u otras enfermedades sistémicas que provocan un desgaste del cartílago de la rodilla.

Así pues, la artroplastia de rodilla es el cambio completo o parcial de la articulación que se ha deteriorado por múltiples causas y que fundamentalmente provocan dolor e imposibilidad de realizar las actividades de la vida diaria, lo que conlleva una incapacidad funcional a la persona, viéndose limitada su movilidad.

Es importante saber elegir las indicaciones del traumatólogo y tener en cuenta su momento de implantación, ya que hay factores como la edad, el sobrepeso, enfermedades cardiológicas, diabetes, tabaquismo, etc. que condicionan el éxito o fracaso de la prótesis. Otro aspecto a tener en cuenta es elegir un buen diseño protésico adaptado a cada paciente.

También existe la posibilidad de poner prótesis unicompartimentales dependiendo del compartimento deteriorado. Hoy en día existen prótesis para el compartimento medial, lateral e incluso para aquellos enfermos que sólo tienen artrosis o deterioro en la articulación femoropatelar (entre el fémur y la rótula).

El proceso de rehabilitación es relativamente rápido y por supuesto depende de cada enfermo y el proceso que ha conllevado a la implantación de la prótesis.
Habitualmente, y si no ha habido ninguna complicación en la cirugía, el enfermo empieza a las 24 horas de la intervención con un proceso de rehabilitación progresivo de movimientos, deambulando a las 48 horas de la intervención e intentando llegar al máximo de arco de movilidad que le permita realizar una vida normal.

En definitiva, la artroplastia de rodilla devuelve una funcionalidad prácticamente normal, así como mejora el dolor que presentan en dicha articulación, mejorando con ella la calidad de vida del paciente.

Por Dr. Miguel Ángel Aguayo Galeote
Traumatología

El Dr. Aguayo Galeote es un reputado traumatólogo que cuenta con más de 10 años de experiencia. Especialista en Medicina familiar y comunitaria y en Traumatología y Cirugía ortopédica, ha trabajado en el Hospital Universitario Reina Sofía y actualmente presta sus servicios en el Hospital San Juan de Dios de Córdoba. Durante su larga trayectoria, ha compaginado su labor como traumatólogo con la docencia en la Facultad de Medicina de Córdoba, así como en el postgraduado del Hospital Universitario Reina Sofía.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.