Los secretos de los brackets autoligables

Escrito por: Dra. María Eugenia Subirana Izquierdo
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

En ortodoncia la sofisticación es cada vez más importante. Los pacientes acuden a consulta con la intención de ponerle remedio a un sinfín de problemas y para ello, cada vez son más y variados los tratamientos a su disposición.

 

 

Pero, ¿qué son los brackets autoligables y por qué se ha popularizado tanto su uso?

 

Este tipo de ortodoncia permite mover los dientes a través de la fuerza que se consigue mediante los arcos con memoria elástica, los cuales se transmiten al diente a través de los brackets.

 

Es decir, el arco se fija dentro del bracket mediante una pequeña pestaña integrada en el propio bracket que lo sostiene para poder ejercer presión y realizar los movimientos de las piezas.

 

Con este sistema se logra reducir los tiempos de tratamiento y se elimina la necesidad de llevar gomitas o ligaduras metálicas.

 

 

Los brackets autoligables evitan las molestias que ocasiona la ortodoncia habitual.

 

¿Cómo funcionan?

 

Este tipo de brackets facilitan el movimiento de los dientes por su baja fricción y proporcionan menos molestias al paciente, ya que los movimientos son más fisiológicos. La principal diferencia respeto a la ortodoncia tradicional es la forma de sujeción del arco.

 

Al no llevar las gomas también se evitan las tinciones que producen las mismas y que reducen, considerablemente, la estética dental.

 

Por otro lado, conviene destacar la presión que se ejerce desde el arco. Las pestañas que lo sujetan no necesitan cambios, con lo cual se alcanza un nivel de presión más controlable con movimientos más específicos.

 

Ventajas de los brackets autoligables

 

  • Mejora la eficacia del tratamiento. Al no llevar gomas, no se requieren visitas tan asiduas al dentista.
  • Reduce el tiempo de tratamiento.
  • Mejora la estética y facilita la limpieza bucodental.
  • Menor fricción. El paciente siente menos molestias y los movimientos se realizan de forma más rápida.

 

Sin embargo, al igual que existen numerosas ventajas, los brackets autoligables también presentan ciertos inconvenientes. Los dos más destacables es que no es una ortodoncia invisible y, el segundo, es el precio.

 

El coste de este tratamiento es más elevado que el de tratamientos convencionales.

 

Por último, en lo que se refiere al tiempo de tratamiento, variará según las necesidades del paciente y su grado de implicación en las nuevas rutinas que implica este sistema.

Por Dra. María Eugenia Subirana Izquierdo
Odontología y estomatología

Una trayectoria de cuatro generaciones avalan la calidad de nuestra Clínica Dental.

Como Dentista cuento con más de 18 años de experiencia y estoy especializada en Ortodoncia Invisible, Odontología Infantil, Carillas, Odontología Conservadora y Ortodoncia convencional tanto para niños como para adultos.

Tanto el equipo médico como el auxiliar estamos en constante formación para ofrecer a nuestros pacientes los mejores e innovadores tratamientos.

Nuestros gabinetes cuentan con la última tecnología y además disponemos de Scanner 3D, Panorámico Digital y Radiovisiografía Digital.

Ofrecemos un trato personalizado, amplias posibilidades de financiación y garantía en nuestras prótesis e implantes.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.