La fotodepilación: láser o IPL

Escrito por: Dr. Jaume Tufet Opi
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

 

Conoce los detalles sobre la fotodepilación: láser o IPL

Dentro del grupo de la llamada fotodepilación se encuentra el láser y la luz pulsada intensa. Como su nombre indica, se trata de una técnica de depilación mediante luz que elimina los folículos pilosos a través de la fototermólisis selectiva. 

 

¿En qué principio se basa la fotodepilación?

La fotodepilación se basa en la fototermólisis, que consiste en la absorción de la luz de forma selectiva. Traducido a depilación, significa la absorción de la luz por el pelo (tejido diana) y su posterior destrucción por efecto térmico, respetando la piel (tejido adyacente).

Este principio es el que hace que se destruya el pelo sin hacerlo con la piel. La luz emitida por el láser o sistema de luz pulsada intensa presenta atracción por la melanina, que es el pigmento que da color al pelo y a la piel. Como el pelo normalmente contiene gran cantidad de melanina (más que la piel), la luz será absorbida casi en su totalidad por el pelo, sin apenas calentar la piel.

Depilación láser
La depilación láser destruye el vello sin dañar la piel

Diferencias entre láser y luz pulsada intensa

Lo que diferencia un láser de una IPL son, básicamente, estas tres características:

Láser

  1. Luz monocromática
     
  2. Luz unidireccional
     
  3. Luz coherente

IPL

  1. Luz policromática
     
  2. Luz polidireccional
     
  3. Luz no coherente

Es decir, la luz láser es de un solo color (monocromática), se desplaza en una sola dirección (unidireccional) y no presenta apenas divergencia (coherente).

En términos generales, en cuanto a fotodepilación, si comparamos el láser con el IPL, el láser será más efectivo sobre un determinado tipo de pelo (normalmente pelo negro y profundo) pero muy poco sobre el resto, mientras que el IPL será menos efectivo que el láser sobre ese determinado tipo de pelo pero lo será más que el láser en el resto (pelos finos, castaños, rubios, etc.).

 

Cuándo está indicada la fotodepilación

La fotodepilación está indicada en los siguientes casos:

  1. Hipertricosis. Es el exceso de vello en zonas que no siguen una distribución masculina. La hipertricosis no es hormonodependiente.
     
  2. Hirsutismo. Es el exceso de vello en la mujer, siguiendo distribución masculina. De esta forma aparece en la mujer vello de forma abundante en zonas donde únicamente correspondería tener a los hombres: pecho, espalda, mentón… Es algo hormonodependiente, por lo que existen trastornos hormonales en las mujeres que provocan el hirsutismo.
     
  3. Foliculitis. Se trata de una inflamación del folículo piloso. Puede ser causado por diverso factores pero la fotodepilación se ha convertido en el tratamiento de elección.
     
  4. Vello no deseado. Por razones estéticas.

 

Contraindicaciones de la fotodepilación

Existen dos tipos de contraindicaciones, absolutas y relativas.

 

Son contraindicaciones absolutas:

  • Piel recién bronceada, tanto si es con el sol o con U.V.A.
     
  • Fotosensibilidad o reacciones adversas de la piel a la exposición de la luz, por enfermedad o fármacos.
     
  • Tratamiento con 13.cis-retinoico. Se debe abandonar o estar sin tratamiento como mínimo siete meses.
     
  • Área ocular, salvo que exista protección.
     
  • Áreas con neoplasias o tumores malignos.

 

Son contraindicaciones relativas:

  • Pieles V o VI, según cuál sea el sistema fotodepilatorio utilizado. La piel tipo V es moderadamente pigmentada y la piel tipo VI es la piel negra.
     
  • Embarazo y lactancia.
     
  • Alto riesgo de cicatriz queloide o de grandes dimensiones.
     
  • Pacientes diabéticos descompensados por riesgos de úlceras por quemaduras en extremidades inferiores.
     
  • Pacientes inmunodeprimidos.
     
  • Pacientes con herpes simple recidivante en el área a tratar salvo que haya un tratamiento preventivo.
     
  • Áreas recién depiladas por avulsión (cera, pinzas, máquina eléctrica…), al haber eliminado el pelo existente.
     

Pelo que puede depilarse

Para que la fotodepilación pueda llevarse a cabo debe cumplirse:

 

  1. Que el pelo contenga melanina (pigmento).
     
  2. El pelo debe ser más oscuro que la piel.
     

Esto significa que el pelo responderá mejor a la fotodepilación cuánto más negro sea, seguido del castaño, el rubio y el gris, aunque estos últimos serán difíciles. El pelo blanco, al no tener melanina, no es posible fotodepilarlo.

Cuanta mayor densidad folicular haya (cuanto más vello exista) y más folículos para crear pelo nuevo, será necesario un mayor número de sesiones.

 

A partir de qué edad se puede iniciar la fotodepilación

Los especialistas en Medicina Estética recomiendan que, en las mujeres se puede iniciar la fotodepilación a partir de la menarquia, es decir, cuando tiene la primera regla. En los hombres, en cambio, se puede iniciar al terminar la pubertad. No obstante, cabe destacar que existen casos de vello no deseado en que el tratamiento podría iniciarse antes.

 

Qué hacer antes y después de la fotodepilación

1. Evitar el bronceado, sea vía sol o U.V.A. mínimo dos semanas antes y dos semanas después del tratamiento:

  • El mayor contraste entre piel y pelo significa resultados más óptimos.
  • La piel recién bronceada presenta un proceso inflamatorio que puede responder de forma inapropiada al efecto del haz de luz, apareciendo hiperpigmentaciones (zonas con más pigmentación a la piel normal) o hipopigmentaciones (zonas con menos coloración a la piel).
     

2. No depilarse con métodos que supongan arrancar el folículo piloso: cera, pinzas, máquina eléctrica…, ya que si no existe pelo no se podrá eliminar.

3. Rasurar la zona a fotodepilar para que el pelo sea visible con unos 2-3 mm. Si está más largo el pelo absorberá mucha energía y la luz no llegaría a la raíz del pelo. En cambio, si el pelo tiene entre 2-3 mm, llevará la luz hasta la raíz.

 

Sesiones necesarias de fotodepilación

El número de sesiones necesarias para eliminar el vello dependerá de muchos factores aunque vendrá marcado por:

  • la zona corporal a depilar
  • la presencia de trastornos hormonales
  • color de la piel
  • grosor del pelo
  • profundidad y color del pelo
  • densidad folicular
  • sexo
  • edad

A grandes rasgos, las zonas que mejor responden a la fotodepilación son la zona del bikini y las axilas, seguidas de las piernas. Las que peor responden son las zonas faciales y del cuello. Es por ello que el número de sesiones necesarias para ingles y axilas no supera las 6. El resto de zonas del cuerpo posiblemente necesitarán más sesiones. Y sobre la cara no existe un número de sesiones concreto, ya que, en la mayoría de casos, serán necesarias sesiones recordatorias una o dos veces al año.

 

Por qué  varias sesiones y tan espaciadas

Esto responde al ciclo de crecimiento del vello. El pelo tiene tres fases de crecimiento: anágena, telógena y catágena.

La primera de ellas es la fase de crecimiento del pelo en que es más grueso, contiene más pigmento y está unido a la papila dérmica. Esta papila se considera la región donde se forma el pelo y el pigmento que le da color, siendo, además, la responsable del crecimiento del pelo, gracias a pequeños vasos que nutren el pelo a través de ella. Por este motivo se cree que en la fase anágena es el momento en que el pelo es potencialmente eliminable, ya que el haz de luz sería bien absorbido por el pelo, impidiendo el crecimiento de nuevo pelo.

Sin embargo, el porcentaje de pelo en fase anágena suele oscilar entre 20-30%, por lo que esta es la cantidad de vello que se suele eliminar por sesión. El tiempo que tarda el resto de vello en llegar a la fase anágena es el tiempo entre sesiones. No obstante, hay estudios que no defienden esta postura, ya que en zonas como el bikini, el porcentaje de vello en zona anágena está alrededor del 30%, siendo una de las zonas que mejor respuesta tiene, llegando a una pérdida del 60% de pelo en una sesión. En cambio, en zonas como el labio superior no ocurre así, donde el porcentaje de pelo en fase anágena gira alrededor del 65%, siendo, sin embargo, de las zonas que requiere más sesiones de tratamiento.

Otra explicación acertada se relaciona con la densidad folicular (número de folículos pilosos por cm2), ya que, en zonas como el labio superior, la densidad folicular es 5 veces mayor que otras zonas como axilas o inglés.

Por Dr. Jaume Tufet Opi
Medicina estética

Doctor con amplio y laureado currículum académico, su gran experiencia le han llevado a tener su propia clínica. El Dr. Tufet Opi es un reconocido experto en lifting corporal por radiofrecuencia, lifting facial por radiofrecuencia y ultrasonidos focalizados.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes