Importancia de tratar la disfunción eréctil, un trastorno común

Escrito por: Dra. Ana María Segura Paños
Publicado: | Actualizado: 20/04/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La disfunción eréctil se define como la incapacidad persistente o recurrente para conseguir y/o mantener una erección suficiente como para conseguir una relación sexual satisfactoria. Es una alteración frecuente en la población masculina, que va aumentando con la edad.

Sabemos que el 19% de los hombres de edades comprendidas entre los 25 y 70 años sufrirá algún grado de disfunción eréctil en algún momento de su vida y casi el 50% en mayores de 60-70 años.

A pesar de su prevalencia, la realidad es que los pacientes consultan menos de lo que deberían. El estudio ATLAS de la disfunción eréctil en la Comunidad Valenciana, proyecto de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA) puso de manifiesto que es una patología infradiagnosticada e infratratada: solo se diagnostica al 24,6% de los pacientes y de estos solo reciben tratamiento el 49,9%. Aunque el estudio se realizó en toda España, las cifras corresponden a la Comunidad Valenciana.

 

Por qué se produce una disfunción eréctil

Existen dos grandes grupos de causas de la disfunción eréctil: orgánicas o físicas (alteraciones vasculares, neurológicas, hormonales, etc.) y psicológicas (ansiedad, depresión, problemas de pareja, entre otros), aunque habitualmente la disfunción eréctil implica una combinación de ambos factores.

Existen también algunos fármacos que pueden producir alteraciones de la erección. Entre ellos destacan los antihipertensivos y antiarrítmicos, antidepresivos-ansiolíticos y psicoestimulantes, hipolipemiantes, antiulcerosos, etc.


Relación entre disfunción eréctil y otras patologías: importancia de su diagnóstico

Es importante destacar la relación existente entre la disfunción eréctil y la enfermedad cardiovascular. Ambas tienen un denominador común y comparten factores de riesgo (edad, tabaco, alteración del colesterol y triglicéridos, diabetes mellitus, aterosclerosis…), de forma que, actualmente, entendemos la disfunción eréctil como un “marcador de salud” y “síntoma centinela”.

Esto significa que, en ocasiones, esta disfunción sexual es el primer síntoma y nos permite identificar enfermedades existentes previamente, no diagnosticadas, con mayor repercusión sobre la salud global del individuo, como las mencionadas anteriormente.

Los hombres, en general, son reacios a utilizar los servicios sanitarios, lo que  limita oportunidades para valorar su salud y su bienestar general. Los profesionales sanitarios debemos entender la disfunción sexual como una oportunidad para la intervención precoz en otras patologías.


Efectos y consecuencias de la disfunción eréctil en el paciente

La disfunción eréctil provoca un gran impacto emocional en el paciente. Afecta mucho a la calidad de vida y puede tener un impacto negativo en la relación de pareja. Asimismo, puede provocar ansiedad, disminución de la autoestima y de la calidad de vida. Es fundamental valorar el factor emocional en estos pacientes.


Tratamiento de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil tiene tratamiento. Actualmente disponemos de distintas formas de tratamiento, todos ellos efectivos y seguros. 

El abanico de posibilidades de tratamiento va desde los fármacos vía oral hasta la cirugía, pasando por tratamientos tópicos (crema), intrauretrales e intracavernosos en el pene, sistemas de vacío y terapia hormonal sustitutiva.

El tratamiento debe ser individualizado. Es imprescindible realizar una historia clínica detallada del paciente por parte del especialista en Andrología para definir el problema, aclarar las dudas, investigar las expectativas y necesidades del paciente y su pareja, y optar por la opción más adecuada para su caso.


Resultados favorables en el tratamiento de la disfunción eréctil

Como se ha comentado, los tratamientos para la disfunción eréctil son efectivos y seguros, con altas tasas de éxito y pocos efectos secundarios.

Si no tenemos buenos resultados con el primer tratamiento prescrito, podemos optar por otras alternativas terapéuticas. No todos los pacientes son iguales, por lo que tampoco lo son las respuestas a los tratamientos.

Por Dra. Ana María Segura Paños
Andrología

La Dra. Segura es una prestigiosa especialista en Andrología con una dilatada trayectoria, lo que la convierte en una de las expertas más destacadas en su campo, tanto a nivel nacional como internacional. Cuenta con una extensa formación en la especialidad. Por otra parte, ha participado en numerosos ensayos clínicos y otros proyectos de investigación sobre medicina sexual y reproductiva, como investigadora o colaboradora. Asimismo, también es colaboradora experta para la evaluación de proyectos I+D+i en la Agencia de Certificación en Innovación Española- ACIE. Compagina su labor asistencial con la docencia, siendo coordinadora del módulo de Andrología del Máster "Especialista Universitario en Biología de la Reproducción", de la Universidad Miguel Hernández. Actualmente ejerce como responsable de la Clínica Ana Mª Segura en Alicante, como andróloga en la Clínica Vistahermosa y en la Unidad de Andrología del Hospital General Universitario de Alicante.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.