Gastrosquisis fetal, un estudio de caso

Escrito por: Dr. Francisco Javier Medrano Juárez
Publicado: | Actualizado: 17/02/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

La gastrosquisis es una malformación de la pared abdominal durante la gestación del bebé poco frecuente pero que está aumentando su incidencia. Este defecto se encuentra normalmente en el lateral derecho y provoca la herniación de las vísceras abdominales, que se encuentran flotando en el líquido amniótico. El Dr. Medrano Juárez es especialista en el tratamiento de esta anomalía, con una amplia experiencia que le permite tutorizar y dirigir trabajos como "Gastrosquisis fetal: Diagnóstico prenatal precoz y tratamiento" Trabajo Final de Grado de la Facultat de Medicina en la Universitat de Lleida de Dña. Inmaculada García Gómez (2005). A continuación se relata el estudio de caso de un embarazo con gastrosquisis fetal, en el cual el Dr. Medrano Juárez destaca la conclusión que con un diagnóstico precoz por parte del especialista ginecólogo y un buen seguimiento del embarazo permite una alta tasa de supervivencia con gastrosquisis.

 

Estudio de caso mediante diagnóstico prenatal

Se nos presenta el caso de una gestante de 33 años de edad de origen español, diagnosticada de posible gastrosquisis en su primera exploración ecográfica en la semana 11+5. Durante la semana 13+6 procedemos a realizar una biopsia corial.

Como antecedentes personales, la paciente nació con hidrocefalia y fue sometida a una derivación ventrículoperitoneal por ventriculomegalia que le ha permitido llevar una vida normal. En cuanto a los antecedentes ginecoobstétricos, la paciente era la segunda con una gestación normal y un parto eutócico previo.

La gestación cursó sin más incidencias, las serologías para toxoplasma, hepatitis B y C, sífilis, rubeola y VIH fueron negativas y las analíticas durante todo el embarazo tuvieron parámetros que no presentaron ningún tipo de anomalía.

 

Diagnóstico precoz de la gastrosquisis fetal

En las ecografías que se realizaron en la unidad de Diagnóstico Prenatal de Lleida y en el Hospital Clínico de Barcelona se apreció una dilatación de las asas herniadas de 15 mm y un engrosamiento de la pared de 2.8 mm, así como un cambio en la apariencia ultrasónica de éstas por lo que se decidió finalizar el embarazo.

 

Nacimiento del bebé y corrección de la gastrosquisis fetal

A las 34 semanas se realizó una cesárea electiva y se efectuó el nacimiento del feto varón con un peso de 2200 gr, una longitud de 44 cm y un perímetro craneal de 31.5 cm con una puntuación en el test de Apgar de 8 / 9. Precisó de CPAP, un dispositivo mecánico para tratar la insuficiencia respiratoria durante los primeros 5 minutos y así fue cubierta por asas intestinales con gasas secas, sin presencia de otros defectos estructurales. También se intentó la intubación orotraqueal dada la necesidad postoperatoria de anestesia para la reparación quirúrgica.

El recién nacido presentó un buen estado general, con un color e hidratación de piel normal y un aspecto madurativo acorde con la edad gestacional y la fecha de la última menstruación de la madre. Las asas intestinales no presentaron signos de isquemia, los pulsos femorales fueron palpables y simétricos, los músculos se presentaron fuertes y tonificados, se apreciaron reflejos positivos, las fontanelas presentaron una tensión normal, las caderas no presentaron ninguna anomalía ya que las maniobras de Ortolani y Barlow dieron negativo, y los genitales exteriores fueron normales.

A su llegada a la unidad se aclimató al recién nacido con una temperatura estable de 36.4º C. Dada la necesidad de reparación quirúrgica fue intubado dejándolo asistido con ventilación mecánica y así se le colocó un catéter venoso central de inserción periférica el primer día de vida iniciando la nutrición parenteral.

A las 3 horas de vida el recién nacido fue intervenido para corregir la gastrosquisis con anestesia general. Entonces se realizó la ampliación transversa del defecto de la pared abdominal, visualizándose una distensión de colon distal y una malrotación completa.

De este modo, se realizó una liberación de bandas y apendicetomía ampliando la cavidad peritoneal comprobando que se pudiera introducir todo el contenido con una presión vesical de 16 mmHg. Se cerró el monoplano dejando la sonda transpilórica y orogástrica abierta sin ningún tipo de incidencia durante la intervención. El recién nacido necesitó una transfusión de plasma fresco y durante las primeras horas postcirugía fue sedado con fentanilo y curado con cisatracurio.

 

Evolución del recién nacido después de la gastrosquisis fetal

Presentó buena evolución, manteniendo cifras de presión intraabdominal correctas y tras 48 horas realizó deposición. Al tercer día de vida se le retiró el cisatracurio y se le fue disminuyendo gradualmente el sedante logrando extubación sin ninguna incidencia. Mantuvo débito activo por sonda transpilórica y orogástrica, que se hizo menos necesario progresivamente del mismo modo que la nutrición parenteral durante los primeros 26 días.

Paralelamente con la cirugía se introdujo nutrición enteral trófica a los primeros 14 días, con buena tolerancia logrando enteral total a los 29 días. A los 28 días se le retiró la sonda transpilórica dejándolo con nutrición por sonda orogástrica hasta los 33 días del nacimiento.

Posteriormente al recién nacido se le aumentó progresivamente la nutrición enteral por boca con un grado de tolerancia alto. Las ecografías transfontanelares pre y postquirúrgica no presentaron alteraciones estructurales ni hemorragias. No obstante, encontramos vasculopatía de arterias estriadas por lo que se solicitó un estudio de CMV en orina para comprobar si realmente había infección. El resultado dio negativo.

A los 21 días de vida el recién nacido presentó recuperación de peso respecto al peso natal, con una curva ponderal posteriormente ascendente. El screening neonatal se le practicó el 06/ 03/ 2015, su peso fue de 2705 gramos, una longitud de 49 cm y un PC de 35 cm. Así mismo el recién nacido se le realizaron potenciales evocados auditivos el 31/ 03/ 2015 con un resultado normal.

Actualmente, el recién nacido se encuentra en su domicilio sin ninguna incidencia.

gastrosquisis fetal
Con un diagnóstico precoz y seguimiento del embarazo, la tasa de supervivencia es muy alta
 

 

Por Dr. Francisco Javier Medrano Juárez
Ginecología y Obstetricia

Reputado ginecológo, el Dr. Medrano Juárez es especialista en diagnóstico prenatal y seguimiento del embarazo. Ejerce como docente y es, además, miembro de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.