El uso de la carboxiterapia para combatir la celulitis

Escrito por: Dra. Katherine Bedoya Jerí
Publicado: | Actualizado: 17/02/2018
Editado por: Top Doctors®

La carboxiterapia es una técnica médica que consiste en la infiltración subcutánea de dióxido de carbono que se utiliza con fines terapéuticos. Resulta el método más eficaz si el paciente quiere eliminar la celulitis localizada, pues mejora sustancialmente la piel de naranja. 


Los efectos beneficiosos de este gas medicinal se conocen desde los años 80 y son muchos los pacientes que han sido tratados con este gas, avalando su eficacia y seguridad para situaciones o patologías complejas de tratar con otros métodos. También se ha comprobado que la carboxiterapia combate la grasa localizada, la flacidez cutánea, la calvicie y la psoriasis, entre otras.

 

Efectos terapéuticos de la carboxiterapia

La carboxiterapia tiene múltiples aplicaciones saludables y genera beneficios en nuestro cuerpo, tales como:

1. Incremento de la oxigenación en los tejidos, mejorando la microcirculación principal, la causante de la celulitis, entre otras reacciones de la piel.
2. Efecto destructor de grasa, gracias a la activación de receptores que estimulan la lipolisis de los tejidos.
3. Mejora la inflamación y la fibrosis de tejidos dañados muy beneficiosos en enfermedades inflamatorias de la piel como la psoriasis, las cicatrices fibrosas y las estrías.
4. Mejora la calidad de la piel, gracias a la estimulación del colágeno, la elastina y, además, durante el proceso se eliminan toxinas, mejorando el tono de la piel.
5. Mejora la velocidad del flujo sanguíneo y la apertura de capilares

 

¿Cómo se infiltra la carboxiterapia?

Consiste en la aplicación de pequeñas inyecciones localizadas de gas, realizado con un equipo específicamente diseñado para este fin. El equipo del tratamiento cuenta con un controlador de la velocidad de flujo de salida del gas, el cual calcula la dosis administrada y el tiempo de inyección. El gas se introduce a través de la piel, gracias a una fina aguja a la que llega el gas, a través de un conducto flexible desde el equipo. 


Cada sesión puede durar entre 20 y 60 minutos, dependiendo de la extensión del área a tratar y, para obtener resultados óptimos, son necesarias varias sesiones a determinar por el médico y por las características de la patología. 

 

Posibles riesgos

Los efectos secundarios de la carboxiterapia están solo relacionados con su aplicación. Este método puede generar una ligera sensación de tirantez o distensión de los tejidos tratados, así como unos pequeños hematomas que, a los pocos días, desaparecen como cualquier hematoma. 

Dra. Katherine Bedoya Jerí

Por Dra. Katherine Bedoya Jerí
Medicina estética

La doctora Bedoya es Especialista en Medicina Estética. Experta en tratamientos de rejuvenecimiento facial con botox, rellenos faciales, bioestimuladores (PRP), hilos tensores, dermarrollers, peelings, mesoterapia, láser; Corporal con carboxiterapia, aqualix, etc. Es licenciada en Medicina y Cirugía en 1994 por la Universidad Estatal de Medicina de Rusia, Moscú. Miembro de varias asociaciones y autora de numerosas publicaciones. 


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.