Dolor de origen cervical

Escrito por: Dr. Lluis Aguilar i Fernández
Publicado: | Actualizado: 17/11/2018
Editado por: Top Doctors®

 

¿Cuáles son los problemas más habituales de origen cervical?

El principal problema de origen cervical siempre es el dolor y ese dolor puede ser por diferentes causas. Puede ser de origen traumático, como un latigazo cervical sufrido en un accidente de coche, puede ser de origen tumoral, afortunadamente poco frecuente, infeccioso o bien por problemas degenerativos cervicales. Los problemas degenerativos afectan a las articulaciones y a los discos y pueden comprimir o no estructuras nerviosas, según sea el cuadro lo denominaremos de diferentes maneras. Por ejemplo un dolor cervical que no va a ningún sitio, que se queda a nivel occipital, en la zona posterior de la columna le llamaremos cervicalgia y acostumbra a ser por problemas degenerativos de las articulaciones de la columna cervical. Si ese dolor se irradia hacia un brazo le llamaremos cervicobracalgia porque está afectando a una extremidad con pérdida o no de sensibilidad y pérdida o no de fuerza. Si el cuadro es más complejo porque se ha producido una compresión durante más tiempo o bien ha sido un traumatismo importante en la columna cervical, podemos encontrarnos delante de un cuadro de mielopatía cervical que quiere decir que la médula está en mayor o menor grado afectada y nos está dando repercusión no sólo a nivel cervical, no sólo a nivel de los brazos sino incluso a nivel de las piernas. El tratamiento por tanto, dependiendo de qué cuadro tengamos, será más o menos agresivo y utilizando diferentes sistemas.

 

¿Qué tratamientos podemos realizar?

Para tratar el dolor de origen cervical tenemos toda una batería de tratamientos, empezando desde los tratamientos farmacológicos o fisioterápicos hasta los tratamientos quirúrgicos. En el centro tenemos una posibilidad que es la utilización de infiltraciones selectivas tanto para test diagnóstico como para tratamiento antiinflamatorio local. Estas infiltraciones se realizan con anestesia local y nos indican que estructura del cuello es la que está más afectada. En los casos de compresión nerviosa si el tratamiento farmacológico no es efectivo a veces es necesario el tratamiento quirúrgico ya sea con una descompresión del nervio y una fijación de las estructuras o bien con la utilización de elementos sustitutivos del disco en forma de prótesis de disco cervical.

 

¿Cuál es el papel de la cirugía en el dolor cervical?

En aquellos casos en que los tratamientos conservadores no son efectivos, por ejemplo la fisioterapia, las infiltraciones, el tratamiento farmacológico o bien los problemas que hemos diagnosticado de origen cervical son graves, es decir, hay una excesiva compresión de los nervios o bien una inestabilidad de las estructuras, hemos de recurrir a la cirugía. La cirugía cervical se puede hacer por vía anterior o por vía posterior dependiendo de los casos y normalmente los objetivos que busca son descomprimir, dejar libres las estructuras nerviosas, ya sean las raíces o bien la médula y estabilizar esta columna de tal manera que no se produzcan a posteriori problemas traumáticos o de desplazamiento. Las técnicas que tenemos pueden ser desde pequeñas microdescompresiones para liberar un nervio o quitar una hernia, hasta descomprimir en forma de vertebrectomía, eliminando todo el hueso que comprime el cordón medular y estabilizarlo en forma de cajas o placas atornilladas. En algunos casos, en pacientes jóvenes con pocos cambios degenerativos y que presentan una hernia discal con un dolor agudo que no cede en el brazo podemos sustituir el disco y la hernia por un elemento móvil, la prótesis de disco cervical, que nos permite mantener la movilidad de este segmento y no sobrecargar los elementos superiores e inferiores del que estamos tratando.

 

Dr. Lluis Aguilar i Fernández

Por Dr. Lluis Aguilar i Fernández
Traumatología

Es uno de los mejores especialistas en enfermedades de la columna vertebral: deformidades, fracturas, enfermedades degenerativas y tumores. Tiene, además de una larga experiencia, una amplia formación en las técnicas más novedosas en la cirugía de columna, sobretodo en aquellas mínimamente invasivas.