¿Debe operarse una perforación en el tímpano?

Escrito por: Dr. Luis Fernández Fernández-Vega
Publicado: | Actualizado: 18/07/2018
Editado por: Top Doctors®

La Timpanoplastia es una intervención que tiene la finalidad de reparar problemas que afectan a la membrana timpánica (perforaciones), a la cadena de huesecillos (pérdida de audición) o a ambas.

 

Técnica de la Timpanoplastia

Para reparar la membrana del tímpano, el otorrinolaringólogo utiliza tejido del propio paciente; se coloca como un parche para cerrar perforaciones o para reforzar zonas debilitadas. Por su parte, la cadena de huesecillos que se encuentra afectada se repara con otros huesecillos, con el cartílago, o con prótesis de materiales que han demostrado buena tolerancia.

La intervención de la Timpanoplastia puede realizarse por dentro del conducto, sin incisiones externas visible, o a través de una incisión por detrás de la oreja. A veces, aun realizándola por dentro del conducto, se pueden causar pequeñas incisiones alrededor del mismo.

Normalmente, la incisión se realiza con anestesia local y sedación, pero en algunos casos es preferible recurrir a la anestesia general.

estructura oido

Por otro lado, en ocasiones la reparación de los huesecillos se realiza en otra operación unos meses después, una vez hayamos conseguido un oído sano.

 

Consecuencias de la Timpanoplastia

La reparación de la membrana timpánica tiene un éxito de entre el 80 y el 90%. La recuperación de la pérdida de audición es muy variable, depende del nivel de audición antes de la operación y del estado de la cadena de huesecillos.

Por otro lado, las cicatrices de la intervención son poco visibles y no suelen resultar antiestéticas. En cuanto a los ruidos del oído, suelen permanecer inalterados, aunque pueden empeorar o mejorar.

 

Riesgos de la Timpanoplastia

Durante la Timpanoplastia se pueden producir las siguientes situaciones:

  • Nueva perforación del tímpano (10% de posibilidades).
  • Pérdida completa de audición en el oído tratado en un 0’5-1% de los casos.
  • Parálisis facial (uno de cada 500 casos).
  • 1 de cada 20 pacientes puede haber parálisis facial de corta duración como consecuencia de la anestesia local
  • Vértigo

 

Alternativas a la Timpanoplastia

Las únicas alternativas que hay a la Timpanoplastia es la abstención a la operación junto con una vigilancia estrecha. En el caso de una perforación seca que no supura puede adopatarse una actitud expectante, si bien el oído perforado tiene más riesgo de infecciones y de pérdida de audición que el que no está perforado; por lo que la operación es aconsejable.

En caso de supuración crónica el riesgo de pérdida de audición y de otras complicaciones poco frecuentes (mastoiditis, parálisis facial, meningitis, tromboflebitis, etc.) hace necesaria la intervención. Por otra parte, en caso de pérdida de audición, con tímpano íntegro, la alternativa es la adaptación de una prótesis auditiva.

Por Dr. Luis Fernández Fernández-Vega
Otorrinolaringología

El Dr. Fernández Fernández-Vega es un destacado otorrinolaringólogo experto en cirugía del oído medio, fosas nasales, senos paranasales, cirugía faringolaríngea y cervical. Cuenta con la tecnología necesaria para realizar una óptima consulta: sillón de exploración con distintas posiciones, microscopio, unidad de exploración con aspirador, fibroscopio con fuente de luz xenon, cámara y monitor para visualizar imágenes y equipo de audiometría.
 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.