Sibilancias

¿Qué son las sibilancias?

Las sibilancias son sonidos agudos y silbantes que se producen durante la respiración a causa de un bloqueo parcial en las vías respiratorias. Generalmente, el sonido de las sibilancias suele ser más evidente cuando se expulsa el aire, aunque también se puede escuchar al tomar aire.

Se trata de una enfermedad que se produce como consecuencia de una obstrucción en las vías respiratorias más grandes o en personas que padecen ciertos problemas en las cuerdas vocales.

Pronóstico de la enfermedad

Las sibilancias son un signo de que la persona puede estar presentando problemas respiratorios, pero normalmente mejoran con el tratamiento adecuado.

Síntomas de las sibilancias

Existen una serie de síntomas son motivo de preocupación en los pacientes que sufren sibilancias. Estos síntomas son los siguientes:

  • Dificultad para respirar
  • Debilidad para realizar esfuerzos respiratorios
  • Reducción del nivel de consciencia
  • Hinchazón en la cara
  • Hinchazón en la lengua

Pruebas médicas para las sibilancias

Para diagnosticar las sibilancias, el médico realiza una exploración física, registrando la temperatura, así como la frecuencia cardíaca y respiratoria. Además, se observa si el paciente tiene dificultades respiratorias y se examinan los pulmones.

En algunas ocasiones, el médico realiza una serie de pruebas complementarias para evaluar la gravedad y confirmar el diagnóstico. Estas pruebas son las siguientes:

  • Radiografía de tórax
  • Gasometría arterial
  • Pruebas de función pulmonar
  • Pulsioximetría

¿Cuáles son las causas de las sibilancias?

Cuando las sibilancias son recurrentes, puede que la persona presente problemas respiratorios, entre los que destacan:

¿Se pueden prevenir?

Se pueden prevenir fortaleciendo el sistema respiratorio y siguiendo una serie de pautas:

  • Mantener los espacios recurrentes sin polvo
  • Abrigarse bien en invierno
  • Evitar alimentos que produzcan mucosidad
  • Beber agua
  • Inhalar vapor

Tratamientos para las sibilancias

El tratamiento de las sibilancias tiene como objetivo resolver el problema que lo origina. En general, los broncodilatadores, unas sustancias que ensanchan las vías respiratorias, pueden aliviarlas. También se pueden administrar corticoesteroides orales durante una o dos semanas, que ayudan a aliviar crisis agudas si se deben a una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o al asma.

Si las sibilancias son debidas a una reacción alérgica grave, se tratan con antihistamínicos por vía intravenosa, corticoesteroides, broncodilatadores y epinefrina (adrenalina) inyectada bajo la piel.

¿Qué especialista lo trata?

El médico encargado del tratamiento de las sibilancias es el especialista en Pediatría.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..