Permeabilidad intestinal

¿Qué es la permeabilidad intestinal?

La permeabilidad intestinal es la propiedad y capacidad que tienen las membranas del intestino para permitir el paso de nutrientes que provienen de la dieta, bloqueando el paso de sustancias tóxicas, bacterias y virus que pueden dañar el organismo.

De forma fisiológica, el intestino es permeable, de manera que selecciona los nutrientes que van a entrar en el cuerpo, defendiendo al organismo de numerosas sustancias que pueden ser perjudiciales para la salud.

Función de la permeabilidad intestinal

La función principal de la permeabilidad intestinal consiste en una función barrera de defensa, de manera que resulta permeable a determinadas sustancias e impermeable a otras. En este sentido, las dos funciones principales son las siguientes:

  • Absorber nutrientes
  • Impedir el paso de determinadas sustancias que son dañinas para el organismo

Patologías que puede sufrir la permeabilidad intestinal

La permeabilidad intestinal puede verse alterada por el exceso y por el defecto, y esto se relaciona con numerosas enfermedades intestinales. De esta manera, se origina un trastorno que se da cuando se desequilibran las bacterias que habitan en el organismo y los alimentos se digieren mal, empeorando la inmunidad frente a ciertas enfermedades.

Por un lado, cuando se produce un incremento de la permeabilidad, se altera la función de barrera del intestino a causa de infecciones intestinales, consumo de alimentos alergénicos, alcohol, antibióticos, quimioterapiaradioterapia o alteraciones de la flora intestinal, entre otras. La alteración de la función barrera del intestino supone un aumento del paso de sustancias no deseadas que pueden ocasionar alteraciones inflamatorias e inmunitarias crónicas.

De hecho, la permeabilidad intestinal aumentada está muy vinculada con numerosas enfermedades intestinales como la enfermedad de Crohn, y también con enfermedades sistémicas como la artritis reumatoide, el asma, la esclerosis múltiple y la diabetes.

Por otro lado, la disminución de la permeabilidad intestinal puede ser causa de una malabsorción y originar desnutrición en presencia de una ingesta alimentaria normal en calidad y cantidad. La enfermedad celíaca suele relacionarse con una disminución de la permeabilidad intestinal.

En el momento en que se identifica una alteración de la permeabilidad intestinal, ya sea en exceso o en defecto, es posible actuar de forma terapéutica para mejorar los síntomas.

Cualquier proceso inflamatorio que afecte a la mucosa digestiva puede alterar la permeabilidad intestinal. Celiaquía, enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa, infecciones bacterianas o víricas que provoquen gastroenteritis.

Tratamiento para las patologías de la permeabilidad intestinal

El tratamiento para las patologías de la permeabilidad intestinal se basa en seguir una serie de pautas en distintos ámbitos:

  • En la dieta, evitando productos irritantes, como los productos refinados y procesados
  • Mediante abordaje psicológico para mejorar el estado de ánimo y el estrés
  • Estudio de intolerancias o alergias alimentarias en caso de que sea necesario
  • Reponer la flora intestinal con la ingesta de probióticos y prebióticos en función de la historia médica del paciente
  • Mejorar el estado inmunitario para responder a las sustancias que han penetrado
  • Ingesta de suplementos como aminoácidos, minerales y vitaminas, que ayudan a reparar la pared intestinal

Especialista que trata las patologías de la permeabilidad intestinal

El especialista que trata las patologías de la permeabilidad intestinal es el médico del aparato digestivo.