Consejos para el cuidado de una cirugía anal

Escrito por: Dr. Antonio Barrasa Shaw
Publicado:
Editado por: Albert González

La cirugía anal se caracteriza por la necesidad del paso constante de heces. Esto tiene tres consecuencias:

  • Se ejerce presión sobre la herida.
  • Existe un elevado riesgo de infección.
  • No es posible mantener un apósito en la herida.

 

Por este motivo, normalmente se dejan las heridas abiertas para que se cierren naturalmente, puesto que los puntos podrían provocar dolor en la defecación o atrapar la infección en la herida cerrada.

 

La cirugía anal se caracteriza por la necesidad del paso constante de heces.

 

El problema es que las heridas abiertas tardan más en cicatrizar varias semanas. El tiempo puede variar en función del tamaño de la misma. En este sentido, es fundamenta cumplir con unas condiciones que garanticen una sanación rápida y segura:

  • Tener las heridas limpias y secas. Además, calmará el dolor.
  • Lavarse tres veces/ día con agua y jabón, incluido tras la deposición.
  • Atemperar el agua a una temperatura que sea agradable.
  • Añadir opcionalmente un antiséptico en el agua.
  • Secar bien la zona, ayudándose de un secador si es necesario.
  • Evitar el estreñimiento y las deposiciones duras siguiendo las siguientes indicaciones:
    • Realizar unas dos deposiciones blandas al día para evitar el sangrado.
    • No existen alimentos prohibidos.
    • Evitar los picantes porque pueden provocarle molestias en la herida.
    • Tomar frutas, verduras y cereales integrales será de gran ayuda.
    • Beber mucho líquido y tomar sopas y purés también le ayudará en su dieta.

 

Si a pesar de que sigue estas recomendaciones continua estreñido, su cirujano puede recetarle un laxante.

 

Debe tratar el dolor. El dolor no permite curar las heridas, sino todo lo contrario. Por ello, es fundamental que hable con su médico para que le pueda ayudar a encontrar un tratamiento adecuado para aliviar el dolor postoperatorio.

Por Dr. Antonio Barrasa Shaw
Cirugía general

El Dr. Barrasa Shaw es doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares con calificación de Sobresaliente "Cum Laude". A su vez, es especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, tras el periodo de formación MIR realizado en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. El Doctor destaca por su amplia experiencia en la cirugía del reflujo esogagogástrico, siendo uno de los especialistas en cirugía privada con una mayor experiencia en Valencia.

Con más de 15 años de experiencia profesional, el doctor ha trabajado en centros públicos y privados en las áreas de tratamiento oncológico y quirúrgico de los tumores del aparato digestivo y los sarcomas de partes blandas, así como a la cirugía mínimamente invasiva mediante el abordaje laparoscópico.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.