Blefaroplastia para una mirada revitalizada

Escrito por: Dr. Miguel González-Candial
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

blefaroplastia de parpadosLa Blefaroplastia, es la operación de cirugía oftalmológica que consiste en la corrección del exceso de piel y/ grasa (bolsas) de los párpados superiores e inferiores. Esta intervención tiene por finalidad corregir los cambios que se producen por el paso del tiempo y que dan un aspecto más apagado y envejecido de la mirada afectando tanto a hombres como mujeres. La blefaroplástia superior e inferior se pueden realizar durante la misma intervención quirúrgica, mediante anestesia local y sedación monitorizada o bien bajo anestesia general, según las preferencias de cada paciente.

 

Blefaroplastia superior

Al realizar la blefaroplastia de párpados superiores pretende corregirse el acúmulo y descolgamiento que aparece en la piel con el avance de la edad, por una pérdida de elasticidad y al volverse más laxa. Así, el pliegue de la piel puede en muchos casos incluso tocar las pestañas y en algunos casos pueden incluso aparecer múltiples pliegues de piel.

Otro objetivo de la blefaroplastia superior es el de corregir las bolsas de los párpados superiores. En la mayoría de casos esta corrección se debe realiza de manera conservadora para evitar provocar que los párpados aparezcan demasiados hundidos y dar un aspecto de cansado.

La blefaroplastia superior se puede acompañar durante el mismo tiempo quirúrgico de la corrección de la ptosis o caída de los párpados, con el fin de conseguir que los ojos estén más abiertos y obtengan un aspecto más despierto y descansado . La incisión o corte que se realiza en la blefaroplástia superior suele seguir el pliegue cutáneo-palpebral, lo que permitirá que quede totalmente camuflada por el nuevo pliegue natural de la piel del párpado. Las suturas que cerrarán la incisión pueden ser absorbibles, las cuales no necesitan ser extraídas, o no absorbibles, que deben ser extraídas cuando el cirujano oculoplástico lo prescriba.

 

Blefaroplastia inferior

La blefaroplastia de los párpados inferiores consiste en la extracción de las bolsas de protusión grasa de los párpados inferiores, ya sea por vía transcutánea o bien por vía transconjuntival, siendo esta última más recomendable en caso de que no haya que extraer tambien piel, ya que no deja cicatriz visible.

En los casos que el paciente presente un surco o deformidad naso-yugal, que se encontrará debajo de la bolsa inferior, es recomendable practicarse reposicionamiento inferior de la grasa y de esta manera disimular el surco. En algunos casos puede que sea necesario recurrir a inyectar grasa del propio paciente o bien hialuronato para disimular dicho surco.

La blefaroplástia inferior suele acompañarse del tensado y reposicionamiento del canto lateral del párpado (cantoplastia) y también el tensado del músculo orbicular inferior (orbiculopéxia) para aportar un aspecto más terso al párpado inferior.

 

Blefaroplastia sin cicatrices

Tras la blefaroplastia superior, no quedarán cicatrices visibles, pues dicha cicatriz queda camuflada por el pliegue del párpado. En la blefaroplastia inferior, la incisión no se realiza en la piel en la mayoría de casos, así que tampoco habrá una cicatriz visible.

En los casos en que haya una incisión cutánea, en un primer momento aparecerá una fina línea de color rosado que gradualmente irá desapareciendo con el tiempo.

 

Recuperación de la blefaroplastia

Normalmente, tras la operación de blefaroplastia, el paciente deberá aplicar pomada en la zona intervenida así como en la superficie ocular. Esto puede conllevar que al principio y sobretodo justo después de ponerse la pomada se tenga algo de visión borrosa. El paciente puede realizar sus actividades habituales siempre que no incluyan esfuerzos importantes. Al cabo de 2 semanas ya puede seguir con sus actividades deportivas habituales. Si el paciente usa lentes de contacto, deberá restringir su utilización durante la primera semana tras la intervención periodo durante el cual se recomendará el uso de gafas.

 

¿La blefaroplastia es definitiva?

Si es preciso, el paciente puede volverse a intervenir en caso de que vuelvan a aparecer las bolsas o de que vuelva a haber redundancia de piel, aunque habitualmente no suele ser necesario.

 

Riesgos de la blefaroplastia

Todas las intervenciones quirúrgicas presentan cierto riesgo de complicaciones, y en caso de la blefaroplastia, dependerá de si se ha realizado en los párpados superiores o en los inferiores.

La complicación más frecuente se dá cuando se retira demasiada piel del párpado superior, y tras la intervención el paciente siente dificultad o imposibilidad de cerrar completamente el ojo. Esta situación conlleva que la superficie ocular no esté bien protegida, y el paciente puede sentir itrritación ocular y molestias. Además, si ésta situación perdura puede producir defectos epiteliales, ulceraciones corneales y pérdidas de visión.

Si se retira demasiada piel en la blefaroplastia inferior, se producirá una retracción del párpado inferior que también puede llegar a impedir cerrar el ojo completamente, con los síntomas mencionados, e incluso llegando afectar la córnea.

Estas complicaciones pueden darse también por una excesiva cicatrización de la piel, o al retirar demasiada grasa de las bolsas inferiores. Al producirse alguno de estos problemas éstos se pueden corregir mediante otra tipo de cirugías, las cirugías reconstructivas estéticas, aunque cabe mencionar que se dispone de un número limitado de cirugías que se pueden realizar en los párpados.

 

Corregir la caída del párpado o ptosis

Otra complicación frecuente de esta operación de párpados es que se produzca una caída de los párpados o ptosis, lo cual conlleva que un párpado de arriba quede más bajo que el otro, dejando uno o ambos ojos algo más cerrados y un aspecto poco estético. De hecho, en muchas ocasiones, la ptosis ya estaba presente antes de realizar la blefaroplastia, por lo que el cirujano oculoplástico deberá decidir el mejor momento para su corrección.

La exploración clínica determinará el mejor procedimiento quirúrgico para corregir la caída del párpado, y variará según las características de cada paciente. Las complicaciones ocurren con muy poca frecuencia cuando estas cirugías son realizadas por manos expertas.

Un factor fundamental a la hora de realizar una blefaroplastia, es ponerse en manos de un oculoplástico experimentado, que esté familiarizado anatómicamente con las estructuras de los párpados y así reducir al máximo el riesgo de complicaciones. Por supuesto es muy importante también que el cirujano conozca a la perfección los tratamientos adecuados para tratar éstas complicaciones, tanto a nivel estético del ojo como a nivel funcional.

Por Dr. Miguel González-Candial
Oftalmología

El Dr. González-Candial es uno de los mejores expertos en la reconstrucción estética de los párpados y de la parte media y superior de la cara, cirugía orbitaria, cirugía de las vías lagrimales y cirugía cosmética. Ha completado su formación en universidades del Reino Unido y de Estados Unidos, ha participado en más de 80 cursos y conferencias como ponente invitado. Es miembro de sociedades médicas nacionales e internacionales. En la actualidad su interés incluye el desarrollo de técnicas quirúrgicas por micro-incisión y mínimamente invasivas así como el tratamiento en la enfermedad de Graves u Oftalmopatía Tiroidea. Actualmente ejerce el el Centro Médico Teknon de Barcelona y es jefe de servicio de Oftalmología del Hospital Josep Trueta de Girona.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.