10 consejos para prevenir el cáncer

Escrito por: Dr. José Balsalobre Yago
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

En la lucha frente al cáncer la prevención es el punto más importante, pero cuando ya se ha iniciado el desarrollo de la enfermedad disponemos de los recursos necesarios para conseguir diagnosticar y tratar en el menor tiempo y en las mejores condiciones posibles.

 

Hace unos años, la comisión de expertos médicos europeos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunieron con la intención de crear unas sencillas recomendaciones que estuvieran al alcance de toda la población y que permitieran reducir en un 15% la tasa de fallecimientos relacionados con el cáncer. Por el momento, las campañas de concienciación e información a la población han surtido efecto, ya que en las últimas décadas ha disminuido las tasas de mortalidad.

 

El Dr. Balsalobre Yago, especialista en Oncología Médica, nos da algunos consejos para cuidar de nuestra salud y reducir la prevalencia del cáncer en nuestra sociedad.

 

Recomendaciones para reducir la prevalencia del cáncer en nuestra sociedad

 

1. Evite el tabaco. La asociación entre tabaco y cáncer ha demostrado que favorece la aparición de tumores de pulmón y estómago, entre otros. Actualmente, en el ámbito de la prevención del tabaquismo, hay en marcha multitud de campañas dirigidas, sobre todo, a menores en el ámbito escolar, ya que la edad de inicio del tabaquismo coincide en su mayoría con los estudios de bachiller e incluso antes.

 

2. Modere el consumo de alcohol. La ingesta de bebidas alcohólicas en cantidades excesivas y de forma habitual se asocia con riesgo de padecer tumores de estómago e hígado. Un dato preocupante es la asociación entre el hábito de fumar y beber, lo que genera que se multipliquen los efectos perjudiciales de ambas sustancias, estimándose que más de la mitad de los jóvenes entre 15 y 35 años consumen alcohol y tabaco de formar habitual cuando salen a cenar o de fiesta.

 

Las campañas de concienciación inciden en cambiar la mentalidad que tienen los jóvenes de alcohol y diversión, aunque es un hábito cultural muy arraigado en nuestra sociedad por lo que todavía a día de hoy es difícil revertirlo.

 

3. Evite la exposición excesiva al sol y proteja a los niños. La exposición prolongada y excesiva al sol se asocia al desarrollo de tumores de piel. Las medidas de prevención pasan por el uso de cremas solares con un factor de protección solar adecuado, evitar la exposición directa al sol en las horas centrales del día, el uso de sombrero o gafas de sol que protejan la cabeza y los ojos y, sobre todo, estar hidratado para compensar las pérdidas ocasionadas por el sudor y la transpiración.

 

4. Respete las instrucciones profesionales destinadas a la prevención de exposición a determinadas sustancias. Dejando a un lugar las sustancias popularmente conocidas por su asociación a desarrollo de tumores, también encontramos otras más desconocidas presentes en nuestro ámbito social o laboral. Algunas de ellas puede ser el asbesto o amianto, utilizado en la construcción; el polvo de sílice en la minera y construcción; el plomo para la fabricación de pinturas y tuberías; las resinas epoxi usadas para la fijación en la construcción y la industria del automóvil; e incluso sustancias que se encuentra en la naturaleza con es el radón.

 

Se ha estimado que más de la mitad de las enfermedades cancerígenas generadas por la exposición a sustancias en el trabajo se podrían haber evitado con las medidas de seguridad adecuadas.

 

Es aconsejable cuidar nuestra alimentación y seguir una dieta equilibrada a diario.

 

5. Siga una dieta equilibrada basad en frutas, verduras frescas y cereales de alto contenido en fibra. El consumo de frutas y verduras ha demostrado una reducción de hasta el 20% del riesgo de padecer canceres gastrointestinales. Otros efectos conocidos son: favorece la disminución del colesterol malo, previene la obesidad, protege de los estados de falta de vitaminas y es una fuente de energía excelente para practicar deporte. Se recomienda el consumo de 6 piezas de fruta diarias.

 

6. Aumente su actividad física y limite la ingesta de alimentos ricos en grasa. Una alimentación rica en grasas, en especial de las llamadas grasas saturadas, presentes en alimentos como el sebo, la manteca, la nata o pieles de animales, se asocia al riesgo de tener elevado el colesterol, enfermedades del corazón y de tumores de colon. La consecuencia de una alimentación desordenada conlleva la aparición de sobrepeso, que es otro factor de riesgo para la aparición de tumores sensibles a hormonas. Por ello, se aconseja realizar ejercicio físico diario durante al menos 30 minutos, iniciándose de manera progresiva hasta alcanzar un buen grado de esfuerzo.

 

7. Consulte a su médico en caso de algún cambio significativo en su cuerpo. El cuerpo humano se encuentra continuamente en estado de cambio y evolución, realizándose generalmente de manera lenta. Los cambios que se alargan en el tiempo o que se inician de manera rápida y sin una explicación deben de ser estudiados. Algunos ejemplos pueden ser los siguientes: lesiones en la piel como úlceras o cortes que no cicatrizan pueden esconder un cáncer de piel; cambios en el tamaño, forma, color o consistencia de un lunar puede degenerar en un melanoma; o la aparición de bultos o nódulos que no tienen por qué ser dolorosos en el cuerpo, y que no estaban previamente deben de ser estudiados por un especialista.

 

8. Consulte a su médico en caso de trastornos persistentes como tos crónica, ronquera persistente, cambio en sus hábitos intestinales o urinarios, o pérdida de peso sin motivo explicable. En ocasiones, la duración excesiva de procesos habituales en el cuerpo humano, como puede ser la tos, el dolor de garganta, cambios en la voz o cuadros diarreicos, pueden esconder otras patologías más importantes. La persistencia de tos seca y alteración del tono de voz, sobre todo en pacientes fumadores o bebedores, pueden esconder tumores de pulmón o laringe entre todos. La alteración en edad adulta del ritmo intestinal o urinario durante mucho tiempo y sin una justificación debe de ser estudiados para descartar tumores de colon o del aparato urinario.

 

Un síntoma común a casi todos los tipos de cáncer es la pérdida de peso en cortos periodos de tiempo sin que haya una explicación.

 

Recomendaciones específicas para las mujeres

 

Para el caso de las mujeres, además de las recomendaciones expuestas, el doctor también aconseja lo siguiente:

 

9. Hágase revisiones ginecológicas regulares. Participe en los programas de diagnóstico precoz, como el de cáncer de cérvix con realización de un frotis vaginal tal como lo establezca su médico especialista.

 

Las mujeres, una vez iniciadas las relaciones sexuales o cuando se encuentren en edad adolescente, deben de iniciar revisiones ginecológicas habituales. Desde hace unos años se ha demostrado la asociación de la infección por el virus del papiloma humano y el desarrollo en años posteriores de cáncer de cérvix. Por lo tanto, en estos momentos los esfuerzos van dirigidos a la vacunación de mujeres entre los 12-16 años como método más eficaz para prevenir la aparición de tumores de cérvix.

 

10. Vigile sus senos regularmente, y si es posible hágase una mamografía a los intervalos regulares que su médico le recomiende. Probablemente el programa de prevención más conocido y seguido por la población es el de cáncer de mama. Se estima que 1 de cada 7 mujeres van a desarrollar algún tipo de cáncer relacionado con la mama, lo que indica la necesidad y validez de las campañas de prevención.

 

El programa de cribado de cáncer de mama se inicia generalmente en mujeres a partir de 50 años, con exploración mamaria por parte de un médico especialista al año y la realización de mamografía periódica, en función del programa, cada uno o dos años.

 

Hay un subgrupo de mujeres que se benefician de iniciar el programa de prevención de manera anticipada, como son aquellas que tengan antecedentes familiares de cáncer de mama, hayan tenido anteriormente alguna enfermedad maligna relacionada con la mama, o hayan sido diagnosticadas de una mutación genética que favorezca la aparición de cáncer de mama. En todas ellas el programa comenzará antes y las revisiones serán más estrechas, a fin de diagnosticar la enfermedad en la fase más inicial y así aumentar las tasas de curación.

 

Participe en las campañas de vacunación

 

En España contamos con multitud de campañas de vacunación según los distintos grupos de población. La más conocida es la de la gripe estacional y neumococo, dirigida a personas adultas, embarazadas o grupos de riesgo, el tétanos y difteria dirigida al personal sanitario,,o la del virus del papiloma humano, ya comentada anteriormente, dirigida a niñas de 12 a 16 años previamente al inicio de relaciones sexuales.

 

Con el seguimiento de estas sencillas recomendaciones conseguiremos reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad relacionada con el cáncer, y a su vez ganaremos calidad de vida consiguiendo disminuir los eventos cardiovasculares adversos, nuestro colesterol, mejoraremos nuestras cifras de tensión arterial y regularemos nuestro tránsito intestinal; en general, ganaremos en salud.

Por Dr. José Balsalobre Yago
Oncología Médica

El Dr. Balsalobre Yago es un destacado especialista en Oncología Médica. Entre sus tratamientos destacados se encuentra el cáncer de mama, ginecológico, de pulmón y de colon, entre otros. Dispone de diversos másteres en gestión sanitaria y en investigación en atención primaria por la Universidad Miguel Ángel Hernández del Elche y en oncología médica por la Universidad de Girona.

Ha compaginado su labor profesional con la docencia, siendo en la actualidad tutor de prácticas de Oncología Médica de la Universidad Católica de Murcia (UCAM).

Ha asistido a más de 70 congresos y reuniones científicas, es autor y coautor de más de 60 comunicaciones y de 20 publicaciones en revistas nacionales e internacionales. Además, ha escrito 4 libros y es miembro de numerosas asociaciones y sociedades.

Actualmente, ejerce como especialista en Oncología Médica en el Hospital Centro Médico Virgen de la Caridad de Cartagena, Clínica Traumatología de Cartagena y en Centro Médico Adeslas en Murcia. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..