Síndrome visual informático, ¿cómo afectan las pantallas a la visión?

Escrito por: Dr. Tirso Alonso Alonso
Publicado:
Editado por: Patricia Fernández Ramos

Los avances tecnológicos en están produciendo grandes cambios en todos los ámbitos de la actividad diaria. El mayor del último siglo es el creciente uso de nuevas tecnologías como base de la jornada laboral o incluso del tiempo libre, el cual demanda una gran exigencia visual por el abuso de la visión próxima, provocando una serie de síntomas que puede llegar a afectar al bienestar del usuario y a su rendimiento.

Pueden aparecer síntomas oculares a partir de 3 horas de uso de pantallas de visualización como smartphones, tablets u ordenadores. Por esta razón se recomienda como tiempo máximo de exposición para los niños en 2 horas al día. El conjunto de síntomas oculares relacionados con el uso prolongado de pantallas se denomina Síndrome Visual Informático (SVI). La sintomatología se asocia a una mala postura, malas condiciones ambientales o del entorno, alteraciones refractivas no corregidas, problemas de la visión binocular, sobreexposición a la luz, estrés de la acomodación, sobreexposición a la luz y desestabilización de la película lagrimal.

 

Síntomas del Síndrome Visual Informático

 

Las principales consecuencias del uso prolongado de pantallas para nuestros ojos son:

  • Enrojecimiento de los ojos: se debe a la irritación conjuntival por ojo seco, dado a la sobreexposición por la fijación y disminución en el parpadeo.
  • Ardor y picor ocular: se debe a un parpadeo insuficiente, que se agrava cuando el ambiente es muy seco o con temperatura elevada.
  • Fatiga visual: se da por el esfuerzo muscular que requiere poder enfocar una imagen en visión próxima.
  • Visión borrosa de cerca: suele darse por alteraciones acomodativas propias de la hipermetropía, la presbicia o el astigmatismo sin corregir.
  • Dolor de cabeza: cefaleas ocalizadas en la zona frontal y temporal como consecuencia del esfuerzo visual mantenido.
  • Visión doble: esta diplopía se produce por desequilibrio de la visión binocular.
  • Fotofobia: sobre todo en usuarios que ya tenían hipersensibilidad a la luz.
Síndrome Visual Informático ojos | Top Doctors
El avance tecnológico ha influido en que nuestra jornada laboral y y tiempo de ocio se desarrolle rodeado de pantallas.
 

Prevención del Síndrome Visual Informático ¿Cómo evitar el desgaste por las pantallas?

 

A menudo no podemos evitar la exposición a las pantallas, pero podemos cuidar algunos elementos relacionados para proteger los ojos y prevenir el desgaste:

  • Mejorar del entorno visual: en los ordenadores de sobremesa, es importante colocar la parte superior de la pantalla a la misma altura que nuestros ojos y a unos 60 cm de distancia. En ordenadores portátiles también se debe respetar la distancia de entre 50 y 60 cm, así como 35 a 45 cm para dispositivos móviles.
  • Vigilar la distancia en niños: al tener los brazos más cortos,la distancia de visualización se reduce en niños, pudiendo promover el desarrollo de miopía u otras alteraciones de la visión.
  • Regular la iluminación: evitar el deslumbramiento y las sombras sobre la pantalla, así como utilizar pantallas de alta resolución, disminuyendo el nivel de brilo y aumentando el de contraste.
  • Mejora de la postura y ergonomía: la posición de la silla tiene que ser erguida y que permita cierto ángulo de inclinación de la cabeza, así como las piernas deben formar un ángulo de 90º. También es de ayuda regular la altura de la mesa y la posición del teclado y el ratón.
  • Mejora de las condiciones ambientales: la temperatura ambiente no debería superar los 24ºC, y se recomienda mantener la humedad ambiental por encima del 50%.
  • Condiciones laborales: es importante en el trabajo intercalar actividades a diferentes distancias y apartar la vista de vez en cuando de la pantalla para descansar. Por cada 20 minutos de uso de pantallas, se deberá descansar durante 20 segundos enfocando un punto lejano.
  • Aumentar la frecuencia de parpadeo: mejorando así la hidratación ocular para evitar la sequedad, sobre todo en personas que lleven lentes de contacto. También ser cuidadosos en la elección de la lente, poniendo especial atención a la permeabilidad, humectabilidad y buscar materiales con baja deshidratación.
  • Higiene ocular: el uso excesivo de maquillaje o la mala limpieza de los ojos puede provocar o agravar reacciones al cansancio.
  • Revisiones oculares periódicas: en la consulta con el especialista oftalmólogo se puede corregir el defecto refractivo con cristales antirreflejantes, que mejoran las transmisión de la luz y evitan los reflejos, así como filtros especiales que además de eliminar los reflejos, aumentan el contraste y filtran la luz azul-violeta de las pantallas y protege la retina de posibles daños. También es una opción emplear lentes ocupaciones, diseñadas para mejorar las habilidades visuales especialmente en el uso de pantallas. Tratar los trastornos refractivos como la hipermetropía, miopía y astigmatismo servirá para evitar diferencias refractivas entre ambos ojos que provoquen diferencias de enfoque.
  • Uso de lágrima artificial: este es un recurso cómodo y sencillo para evitar la sequedad ocular en caso de déficit o mala calidad de la lágrima.

Por Dr. Tirso Alonso Alonso
Oftalmología

Célebre especialista en Oftalmología, el Dr. Alonso Alonso es forma parte del equipo médico del Institut Oftalmològic Eurolàser como coordinador de la Unidad de Órbita, Párpado y Vía Lagrimal. Desde el año 2005 es Médico Adjunto del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitari Vall d’Hebrón y, desde el 2006, también de la Clínica Platón. Compagina su trayectoria profesional con la docencia,colaborando con la Universidad Autónoma de Barcelona, además de dirigiendo y organizando diversos cursos sobre Cirugía Plástica Ocular. En el año 2010 obtuvo el primer premio al mejor trabajo científico en Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria otorgado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.