Pie diabético: ¿Qué es y cómo tratarlo?

Escrito por: Dr. José Antonio Cachaldora del Río
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El pie diabético es una cuadro clínico, asociado a la diabetes, en la que una mezcla de neuropatía (afectación de nervios) y de arteriopatía (afectación de las arterias) produce cambios en la anatomía del pie y posteriormente heridas en el mismo que con una mala evolución pueden acabar en amputaciones de un dedo, del pie o incluso de la pierna.

Factores que influyen en su aparición

Los pacientes diabéticos con un mal control de las glucemias tienen más disposición a padecerlo, pero en ocasiones, puede aparecer en pacientes con un aparente buen control de su enfermedad.

La aparición inicial del daño neurológico en forma de neuropatía sensitiva (empiezan con una disminución de la sensibilidad en los pies) hace que aparezcan deformidades anatómicas de la base de los dedos y del antepie, y esto, a su vez, hace cambiar los puntos de apoyo de la planta del pie, con la consiguiente aparición de zonas ulceradas por “mala pisada”.

Si a esta situación le añadimos el empeoramiento de la llegada de sangre al pie e infección tendremos la úlcera del pie diabético, que es el punto en el que acaban muchos de ellos y que hace peligrar su viabilidad futura.

 

Diagnóstico

El primer paso para diagnosticar el pie diabético es detectar la falta de sensibilidad de los pies y la alteración de su forma.

En segundo lugar y muy importante en estos pacientes la exploración de los pulsos en estos pacientes permite saber si son paciente en riesgo de tener pie diabético.

Cuando aparecen heridas ya es un estadio que requiere tratamiento agresivo.

 

Tratamiento

Si aparecen heridas y hay un defecto circulatorio arterial es fundamental realizar procedimientos que envíen más sangre al pie, como por ejemplo angioplastias, stents, bypass… Si además existe una infección, podemos tratarlo con un antibiótico intenso o con limpiezas quirúrgicas agresivas.

 

Prevención

Lo más útil para la prevención del pie diabético es llevar un buen control de la diabetes para evitar la aparición de la neuropatía.

Si la patología ya existe, se pueden hacer plantillas de descarga, usar zapatos muy cómodos y evitar caminar descalzos para no hacer ni una pequeña herida.

Todas las medidas son útiles para evitar la aparición de esta entidad de resultados frecuentemente tan catastróficos.

Por Dr. José Antonio Cachaldora del Río
Angiología y Cirugía vascular

El  doctor Cachaldora realizó la Especialidad en Angiología y Cirugía Vascular en el Hospital Juan Canalejo de A Coruña donde es Médico Adjunto del Servicio de Angiología y C. Vascular desde el 1999. Desde el año 2001 trabaja en el Hospital Modelo de A Coruña. Desde el año 2011 es Cirujano Vascular en el Centro Médico Abaton de A Coruña

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.