Lupus eritematoso sistémico

Escrito por: Dr. Jose Miguel Senabre Gallego
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La sospecha diagnóstica del lupus puede corresponder al médico de atención primaria, dermatólogo o reumatólogo, dependiendo de las manifestaciones iniciales. Luego el paciente debe ser controlado por un reumatólogo o un internista con experiencia en el manejo de las enfermedades autoinmunes, quien pautará el tratamiento evaluando la eficacia vigilando la aparición de efectos secundarios y complicaciones. En ocasiones, se puede requerir a participación de otras especialidades, como dermatología, nefrología o cardiología, según los órganos afectados. Dado que se trata de una enfermedad crónica, que exista una buena relación médico-paciente es fundamental, dando la información necesaria, de forma comprensible, para que el paciente pueda participar en las decisiones sobre su tratamiento.

¿Qué es el lupus?

El lupus es una enfermedad autoinmune. Esto quiere decir que el sistema inmunológico, que habitualmente nos defiende frente a infecciones, se “confunde” y “ataca” a células y tejidos propios como si fueran microorganismos. Este “fallo” provoca inflamación en diferentes partes del cuerpo y da lugar a manifestaciones muy variables en cada paciente.

Los síntomas más frecuentes son el cansancio, el enrojecimiento de la piel, la pérdida de cabello, la sensibilidad al sol, el dolor o hinchazón de las articulaciones
 

¿Cuáles son los síntomas del Lupus?

Los síntomas más frecuentes son el cansancio, el enrojecimiento de la piel, la pérdida de cabello, la sensibilidad al sol, el dolor o hinchazón de las articulaciones, la aparición de aftas en la boca o el cambio de coloración en los dedos de las manos. Otros síntomas menos frecuentes son la fiebre de causa desconocida y la pérdida de peso.

 

¿Cuáles son las causas del lupus?

Actualmente se desconoce la causa del lupus así como sus factores de riesgo. Todas las personas pueden sufrir lupus, sin embargo, suele afectar más a las mujeres, normalmente se inicia en la juventud y con mayor frecuencia en la raza negra, asiática e hispanoamericana. Además, las mujeres afroamericanas e hispanas son más susceptibles de sufrir los tipos más graves.

 

Pronóstico de la enfermedad

El Lupus es una enfermedad crónica, significa que los pacientes la sufren durante un largo período de tiempo, y puede que durante toda la vida.

En aproximadamente la mitad de los pacientes los síntomas son leves y solo se manifiesta en la piel y en las articulaciones, alternando períodos de inflamación (brotes) con inactividad (remisión).

Pero, en ocasiones, hay formas más graves con afectación de órganos importantes como el riñón, los pulmones, el corazón, los vasos sanguíneos o el sistema nervioso. En estos casos, el diagnóstico y el tratamiento rápido son muy importantes, pues puede llegar a ser mortal.

Pese a todo, con el tratamiento correcto, es infrecuente que un paciente muera por lupus, y el 80-90% de los pacientes diagnosticados con lupus viven más de 10 años después de conocer que padecen la enfermedad.

Por tanto, la mayoría de los pacientes puede llevar una vida normal, tomando la medicación prescrita, siguiendo los controles adecuados por parte del especialista y consultando en caso de efectos secundarios o aparición de nuevas manifestaciones. Incluso, en la actualidad, las pacientes que lo desean pueden buscar un embarazo, si se planifica bien el momento de la concepción, con la enfermedad bien controlada y utilizando medicamentos permitidos.

 

¿Cual es el tratamiento del Lupus?

Aunque en la actualidad la ciencia médica aún no ha conseguido la curación del lupus, existen tratamientos para controlar los síntomas, reducir el número de brotes y retrasar la aparición de  daño en los órganos y otras complicaciones. Los más utilizados son corticosteroides, hidroxicloroquina y diferentes inmunosupresores, como azatioprina, metotrexato y micofenolato. Otras terapias, como ciclofosfamida, rituximab o belimumab se utilizan en casos graves o que no responden al tratamiento. Además, una buena noticia es que se sigue investigando en nuevos tratamientos y que probablemente en pocos años dispondremos de terapias más efectivas para el lupus.

La implicación del paciente es fundamental para tomar el control de la enfermedad. Por otro lado, en los pacientes con Lupus es muy conveniente evaluar y tratar otros factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol y la tensión arterial, prevenir la osteoporosis y evitar las infecciones oportunistas.

Por Dr. Jose Miguel Senabre Gallego
Reumatología

El Doctor Senabre Gallego, se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia en 2004 y finalizó su especialización en Reumatología en el Hospital Dr. Peset de Valencia en el año 2009. Posteriormente obtuvo el Diploma en Estudios Avanzados por la Universidad Autónoma de Barcelona en el año 2009 y el Máster en Espondiloartritis por la Universidad Europea de Madrid en el año 2011. Su formación en ecografía musculoesquelética comprende el máximo nivel europeo (EULAR Level 2) que acredita como profesor de esta técnica. Ha publicado más de 50 artículos en revistas nacionales e internacionales, sobre diferentes campos de la reumatología, así como más de 25 capítulos en diferentes libros. Actualmente trabaja en la Clínica Europa de Benidorm y en el IMED de Levante.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.