Lesión del menisco: ¿lo tengo lesionado?

Escrito por: Dra. Bàrbara Oller Torruella
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo

¿Cuándo puede detectar un paciente que tiene el menisco lesionado? ¿Qué síntomas son característicos?

El paciente puede detectar que t

Se puede notar mayor dolor al flexionar la rodilla o con los movimientos de giro de ésta.

Los síntomas característicos son:

  • Dolor (puede sentirse como una punzada en el lado de la rodilla)
  • Derrame intraarticular
  • Oír un chasquido cuando se produce la lesión

Lesiones graves pueden ocasionar el bloqueo de la articulación, provocando dificultad para extenderla o flexionarla del todo la rodilla.

El tratamiento de la lesión del menisco debe ser individualizado.
 

¿Qué tipo de acciones o deportes pueden derivar en una lesión en el menisco?

Aquellas actividades o deportes que comporten la carga repetida o los saltos, actividades que comporte giros, cambios de dirección o cizallamiento pueden provocar la lesión del menisco.

Aunque en personas sedentarias y con poca masa muscular se puede lesionar tras un mal gesto o ante un accidente de baja energía.

 

¿Cómo distinguir una patología de menisco de otra de rodilla?

Para distinguir una lesión de menisco de otra de rodilla será imprescindible una correcta anamnesis y exploración física por parte de un especialista en Traumatología. Si tenemos un dolor en un lado de la rodilla y las pruebas para comprimir los meniscos son dolorosas estaremos ante una posible lesión de menisco. Si tenemos un dolor al bajar escaleras y a la exploración duele la rótula, probablemente tendremos un desgaste del cartílago. Si el paciente se queja de que le falla la rodilla y en la exploración la rodilla es inestable, posiblemente tendremos una lesión de un ligamento.

 

¿Cómo deben tratarse las lesiones de menisco y cuándo deberá intervenirse quirúrgicamente?

El tratamiento de la lesión del menisco debe ser individualizado, dependerá del tipo de ruptura meniscal y del paciente (edad, estado de su cartílago, actividad física, peso, expectativas).

Algunas lesiones pequeñas pueden tratarse de forma conservadora siguiendo un buen programa de rehabilitación.

Por otro lado, pacientes con rupturas inestables o en asa de cubo que causen gran dolor, incapacidad y/o bloqueos de la articulación deberán de intervenirse quirúrgicamente.

 

¿Cómo serán los resultados y cuándo podrá el paciente empezar a caminar? ¿Y volver a la práctica deportiva?

En función del tipo de ruptura meniscal hay dos tratamientos que se pueden hacer durante la cirugía:

  • la meniscectomía, en la que eliminamos la parte de menisco rota y se regulariza el resto del menisco intentando dejar el mayor remanente de menisco estable.
  • la sutura meniscal, donde se unen las partes del menisco lesionadas, mediante unas suturas especiales.

Cuando realizamos una sutura meniscal el paciente debe caminar con dos muletas sin apoyar el pie en el suelo durante las 3 primeras semanas y el movimiento se limita a la flexión hasta los 90º éstas 3 primeras semanas para proteger la sutura del menisco y que éste cicatrice.

En muchas ocasiones recomendamos una rehabilitación postoperatoria para recuperar la movilidad y musculatura de la articulación lo antes posible.

Respecto a la actividad deportiva, el paciente podrá volver a su actividad deportiva de forma progresiva y según tolerancia, primero a actividades físicas que no comporten impacto como puede ser la natación, la helíptica o la bicicleta. Si su actividad física es muy exigente y comporta saltos, giros, impacto, cambios de direcciones, le recomendamos hacer un buen entrenamiento específico previo.

Por Dra. Bàrbara Oller Torruella
Traumatología

La Dra. Oller es una reputada especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica. Cuenta con más de 11 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En este sentido, realizó una estancia formativa en el Tampa General Hospital, en Florida, Estados Unidos, a través de una beca de la Societat Catalana de Cirurgia Ortopèdica i Traumatologia. En concreto, la Dra. Oller es especialista en lesiones y patologías de la articulación de la rodilla: cirugía, prótesis de rodilla, luxación de rótula, lesiones de meniscos, osteotomía y lesiones de ligamentos. 

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo profesora en distintos cursos de la especialidad e instructora de la formación Knee Experience y Knee Experience Advance en distintas ciudades españolas. Paralelamente también desarrolla una importante actividad investigadora y divulgativa, siendo ponente asidua en congresos de la especialidad y autora de numerosos artículos científicos. En la actualidad es directora y traumatóloga en Oller Trauma, su propia unidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica, en el Hospital HM Delfos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..