¿Es posible prevenir la caída del cabello?

Escrito por: Dra. Patricia Abajo Blanco
Publicado: | Actualizado: 19/06/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

 

¿Qué tipos de alopecia hay? ¿Cuáles son sus causas?

Me preguntáis los tipos de alopecia que hay, la verdad es que podemos estar un buen rato hablando de alopecia. Pero quizá podemos dividirla en dos grandes grupos que serían las alopecias cicatriciales y las alopecias no cicatriciales. Dentro de las alopecias cicatriciales tenemos una que, en la actualidad estamos viendo una gran cantidad de pacientes y no sabemos porque está aumentando tanto, que es la alopecia frontal fibrosante posmenopáusica. Tenemos, dentro de este grupo el liquen plano pilaris y el lupus eritematoso. Dentro de este grupo de cicatrizantes la más frecuente es la alopecia frontal fibrosante posmenopáusica, que cada vez vemos con más frecuencia, fundamentalmente en mujeres, aunque también está descrita en hombres y de la que no se conoce muy bien cuál puede ser su causa. Se cree que es multifactorial, que es una enfermedad en la que influyen distintos factores hormonales, porque es más frecuente la perimenopausia. Pueden interferir factores genéticos y factores también de tipo cremas. Se cree que en los cosméticos puede haber factores fotoprotectores que estén implicados en favorecer este tipo de alopecia. Y luego las otras dos, pues son dos enfermedades también que van a dar lugar a unas alopecias permanentes, que va a ser complicado de tratar y que son menos frecuentes gracias a Dios. Luego tenemos el otro grupo que es mucho más extenso, que es el de las alopecias no cicatriciales, donde la mayor parte corresponden a la alopecia androgenética.

 

Hay dos tipos de alopecia: cicatriciales y no cicatriciales

 

La alopecia androgenética o calvicie común, que llamamos, que puede darse tanto en varones como mujeres, que es muy frecuente y en la que van a estar implicados factores hormonales y factores genéticos. Luego tenemos otro tipo de alopecias cómo puede ser la alopecia areata, que esta se caracteriza por esas placas que van apareciendo en el cuero cabelludo. Pueden aparecer también en las cejas, las pestañas, pérdida de pelo en la zona de la barba, o en otras partes del cuerpo. Pero bueno, lo más frecuentes es en el cuero cabelludo. Aparecen placas lisas sin pelo y que se debe a factores inmunolóigcos. Es una enfermedad autoinmune, la que como si dijésemos, las defensas del propio organismo, en vez de defendernos pues atacan algo propio y, en este caso, es el pelo. Podemos describir tipo de alopecia, como pueden ser las alopecias traumáticas. Las alopecias traumáticas, que a veces los pacientes no las identifican bien, por ejemplo por determinados peinados. Peinados tensos, trenzas tirantes, coletas muy tirantes, o esas personas que se hacen trenzas muy pegadas al pelo y muy tirantes, pues aparecen alopecias en las zonas donde se produce esa atracción. Otro tipo de alopecia traumática puede ser la tricotilomania. Las personas que se arrancan el pelo. Consultan al dermatólogo porque van perdiendo pelo, en determinadas zonas del cuero cabelludo y resulta que son ellos mismos los que, por alteraciones psicológicas, se arrancan el pelo. Luego tenemos otro tipo de alopecia como pueden ser los efluvios telógenos, esas caídas temporales que normalmente son autolimitadas y que pueden deberse a diferentes circunstancias. Hay un efluvio telogeno que puede ser estacional, determinadas épocas del año que tenemos una caída más intensa y que luego recuperamos, incluso a veces sin hacer ningún tratamiento. O puede deberse alguna enfermedad intercurrente que tengamos en ese momento, ya sea un problema tiroideo, o por ejemplo una enfermedad infecciosa cómo puede ser la sífilis. También pueden deberse estos efluvios a fármacos o a la quimioterapia, que vemos muchas veces a las personas en tratamiento por cáncer con esas caídas de pelo. Otro tipo de efluvio telogeno es el que podemos encontrarnos después del parto, también por los cambios hormonales. En aquellos pacientes con problemas de desnutrición o con alteraciones de tipo psicológico, psiquiátrico, de anorexia nerviosa, de desnutrición, que van a tener unas caídas temporales intensas. O en personas que tengan ferritina baja. Y luego, por supuesto súper importante, en el día el que vivimos, que es el estrés que vive con nosotros y que es una causa también importante de efluvio telógeno que aparece, pues a los dos o tres meses de tener estos episodios más intensos de estrés. Bueno, y otra causa menos frecuente, pero bueno, qué puede ocurrir, si reciben un tratamiento con radioterapia, pues la zona radiada puede sufrir una alopecia cicatricial permanente.

 

 

La alopecia, ¿se puede prevenir? ¿Cuándo es necesario acudir al especialista? 

La prevención de las alopecias es un poquito complicado, porque tenemos factores genéticos, tenemos factores hormonales, puede haber enfermedades intercurrentes que no podemos prevenir, simplemente tratar esa enfermedad y con eso va a mejorar nuestra alopecia. Pero realmente prevenir, prevenir, lo único que podemos prevenir son aquellas que dependan, por ejemplo, de carencias, pues si teniendo una dieta equilibrada, que dependan pues de personas que tienen un estado de desnutrición, pues tener una nutrición adecuada, con una dieta sana, mediterránea. Evitar ese déficit de ferritina que muchas personas no se las tratan, no piensan que esos valores son normales y esos hay que normalizarlos, porque para el folículo piloso es muy importante. Déficit de zinc, de biotina. Todo eso sí que podemos prevenir este tipo de alopecia manteniendo los niveles normales en sangre de este tipo de componentes. Podemos prevenir las traumáticas, evitar esos peinados tirantes, esas coletas tirantes, esas trenzas tirantes, y en el caso de las tricotilomanias pues bueno más bien más que prevención y tratamiento psicológico, porque aquí un tratamiento psicológico-psiquiátrico para prevenir, para tratar la tricotilomanías. El resto, las alopecias androgeneticas, pues complicado porque depende de factores hormonales y genéticos como hemos dicho. La cicatrciales, pues son enfermedades que no podemos prevenir.

 

¿Cuándo acudir al dermatólogo? Pues vamos a acudir ante los primeros síntomas de una pérdida de, pelo de repente que nos llame la atención sobre los valores que teníamos previos de una caída normal que todo el mundo tiene. Entonces ese caso hay que consultar con el dermatólogo, hacer un diagnóstico correcto del origen de su alopecia o no alopecia y poner tratamiento, en caso de que se deba poner tratamiento.

 

 

Tratamiento para la alopecia

El tratamiento va a depender un poquito del tipo de alopecia que estamos tratando, si se trata una alopecia cicatricial, como hemos dicho, liquen plano pilaris o de lupus eritematoso, pues tendremos que recurrir más a corticoides tópicos y corticoides orales. Y en el caso de la alopecia frontal fibrosante u otra alopecia cicatricial, como hemos dicho antes, pues allí haremos un tratamiento combinado para obtener los mejores resultados. Podemos combinar tratamientos tópicos con minoxidil entre el 2 y 5%, tratamientos tópicos con corticoides, tratamiento con retinoides orales isotretinoina a dosis bajas, tratamientos con antiandrogenos como la finasterida, e incluso tratamientos con antipaludicos. Si pasamos al campo de las alopecias no cicatriciales, en las que más frecuentes la alopecia androgenética, pues vamos a tener también tratamientos combinados y, por supuesto, así vamos a tener los mejores resultados siempre. Y eso vamos a explicar siempre en la consulta el paciente. Los tratamientos locales con minoxidil entre el 2 y el 5%, siempre tendiendo un poquito más al 2% en las mujeres y al 5% los hombres. Tratamientos anti andrógenos tipo finasterida y dutasterida.Y en las mujeres también tenemos los anticonceptivos con acción antiandrogena, la flutamida, etcétera. Vamos a combinar tratamientos, por ejemplo, con plasma rico en plaquetas. Podemos hacer tratamientos de mesoterapia y, por supuesto, en todas las alopecias es siempre un tratamiento con un suplemento alimenticio que lleve fundamentalmente biotina, cistina, zinc, algo de hierro, oligoelementos, bueno, pues para complementar un poquito. En casos más severos podemos recurrir al trasplante de pelo y también tenemos la del plasma rico en plaquetas que nos ayude en el tratamiento.

 

En un futuro, esperemos que no muy lejano, podamos contar con las células madre. En el caso de alopecia areata, que como hemos dicho es una alopecia inmunológica y que a veces es un poco complicada de tratar y los resultados no son tan buenos como quisiéramos, pues a veces tenemos que ir combinando o pasando un de un tratamiento a otro hasta obtener los resultados que queremos. Pasamos desde ahí de tratamientos con corticoides tópicos, corticoides orales de forma continuada o en pulsos, vamos a utilizar incluso tratamientos con puga terapia, en casos severos tratamientos biológicos y algunos tratamientos, aunque últimamente se hace menos, provocando eccemas alérgicos de contacto al paciente.

Por Dra. Patricia Abajo Blanco
Dermatología

La Dra. Abajo Blanco es una célebre dermatóloga con más de 15 años de experiencia. Especialista en dermatología y venerología, pasa consulta en la Clínica DKF y en Vithas Hospital Nuestra Señora de América. Ejerce como docente en Dermatología en la academia online Pupilum y es profesora asociada clínica de la Universidad Francisco de Vitoria. Experta en dermatología estética-dermoestética, psoriasis, cirugía dermatológica, alopecia y terapias dermatológicas especiales.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.