Cómo tratar la enfermedad de Peyronie

Escrito por: Dr. José Enrique Duarte Novo
Publicado: | Actualizado: 14/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Peyronie síntomas, causas y tratamientoLa enfermedad de Peyronie forma placas de fibrosis en el pene. Los síntomas más habituales son curvatura del pene durante la erección, con dolor, deformidad del pene y disfunción eréctil. Aunque los tratamientos han sido poco eficaces, actualmente se utilizan técnicas de Urología que podrían suplir a la cirugía, tales como la inyección intraplaca de Xiaflex y la terapia de ondas de choque.

 

Enfermedad de Peyronie: qué es

La enfermedad de Peyronie consiste en la formación de placas de fibras en la llamada “túnica albugínea”, una capa de tejido elástico que envuelve los cuerpos cavernosos del pene.

Se trata de un trastorno adquirido, localizado y progresivo, de origen desconocido, que acaba produciendo una curvatura del pene durante la erección y puede, además, acompañarse de dolor, deformidad o disfunción eréctil.

 

Fases de la enfermedad de Peyronie y diagnóstico

En Urología diferenciamos dos fases en la evolución clínica de esta enfermedad: aguda y crónica. La fase aguda, que suele durar entre 12 y 18 meses, se caracteriza por presentar erecciones dolorosas, curvatura o deformidad progresiva del pene, placa palpable y, a veces, disfunción eréctil. En la fase crónica la deformidad se estabiliza y desaparece el dolor.

El diagnóstico suele ser evidente en función de la historia del paciente y la exploración clínica, además de los síntomas referidos anteriormente durante el desarrollo de la enfermedad.

 

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

El tratamiento médico ante la enfermedad de Peyronie se ha mostrado poco eficaz. Se han utilizado fármacos por vía oral, tópica, inyección intralesional, dispositivos de tracción peneana, entre otros. Últimamente cobra fuerza la inyección intraplaca de colagenasa de Clostridium histolyticum, primer tratamiento no quirúrgico para esta enfermedad, y la terapia con ondas de choque.

La cirugía es la única alternativa en aquellos casos en los que existe una incurvación peneana importante. Hay distintas variantes quirúrgicas, pero casi todas ellas tratan de enderezar el pene a costa de una disminución de la longitud de la parte convexa de la incurvación para igualarla a la parte cóncava donde se halla la placa, sin actuar sobre ésta.

Otra alternativa es resecar la placa con posterior utilización de un injerto para cubrir ese defecto. Esta alternativa se asocia con frecuencia a empobrecimiento de la función eréctil.

Por Dr. José Enrique Duarte Novo
Urología

Reputado especialista en Urología, el Dr. Duarte Novo es experto en el diagnóstico y el tratamiento de las afecciones y patologías relacionadas con las vías urinarias de las mujeres y los hombres y del sistema reproductor masculino. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela, realizó el MIR en el Hospital Juan Canalejo de A Coruña y una estancia de formación en Cirugía Oncológica Prostática en el Servicio de Urología del Saint Louis University Hospital en Missouri (EEUU). Actualmente, es profesional médico en su propia Clínica de Urología y Andrología en A Coruña y del Hospital San Rafael de A Coruña.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes