Tos: un síntoma que siempre preocupa

Autore: Dr. Diego Van Esso Arbolave
Pubblicato:
Editor: Cristina Mateo

La tos es un síntoma frecuente que preocupa a las familias y por lo tanto no sorprende que sea uno de los motivos más frecuentes de consulta en pediatría. La tos es un reflejo de protección, un mecanismo de defensa del aparato respiratorio caracterizado por una emisión de aire forzado produciendo un sonido característico.

 

Nos ayuda a evitar que sustancias no deseadas (humo, partículas, polvo) penetren en la vía aérea y favorece la expulsión de secreciones mucosas que se producen en los bronquios.

 

Por lo tanto, el primer concepto que queremos como pediatras que los padres conozcan y comprendan es que la tos es “un mecanismo de defensa natural” que responde a una causa, no siempre clara y evidente, y que lo más importante es averiguar por que se produce. Dicho esto, es normal y comprensible que los cuadros de tos intensa, persistente, aquellos que se acompañen de dificultad para la entrada o salida de aire de los pulmones, aquellas que interrumpan el descanso del niño o las que impidan realizar actividades, preocupen a los padres y les motiven a buscar consejo médico.

 

¿Cuándo debe preocuparme la tos?

 

En primer lugar, es importante diferenciar los tipos de tos con las que nos podemos encontrar en función de su duración. La tos aguda es aquella que dura menos de 4 semanas, mientras que la tos crónica dura más de un mes. Si la tos es de las que dura “todo el invierno” pero bien analizada en realidad dura períodos de 2-3 semanas, mejora un poco y luego vuelve a aparecer, se habla de tos aguda recurrente.

 

En función de sus características podemos distinguir otros dos tipos de tos; tos seca: no se expulsan secreciones; tos húmeda: se trata de una tos productiva en la que se expulsa mucosidad (en niños pequeños esto a veces no es tan fácil de determinar ya que pueden existir episodios de tos seca con abundante mucosidad nasal).

 

En relación con el momento en que aparece la tos se puede distinguir la tos diurna y nocturna (dura todo el día sin predominio horario), la que es predominantemente nocturna, la que se produce sólo durante el día o la que aparece justo después de acostarse y al levantarse por la mañana, y, la desencadenada por el ejercicio.

 

La tos es uno de los motivos de consulta más frecuentes.

 

La importancia de prestar atención a las características sonoras de la tos

 

Lo más importante es que las familias presenten atención a cuánto dura la tos, cómo es, en qué momento se produce ya que atender a estas características nos ayudará a llegar a un mejor diagnóstico de la causa de la tos.

 

La lista de causas que pueden dar lugar a cuadros de tos aguda o crónica en los niños es bastante extensa. Las causas más frecuentes son:

  • Infecciones virales de las vías aéreas superiores (resfriado común).
  • Bronquitis.
  • Bronquiolitis.
  • Traqueítis o traqueobronquitis.
  • Asma.
  • Tos por inhalación de humo de tabaco o contaminación ambiental.
  • Tos somática (previamente denominada tos psicógena o tic nervioso).

 

¿Cómo solucionar la tos?

 

El tratamiento de la tos es controvertido, especialmente en los lactantes y en los primeros años de vida en los que estos cuadros, secundarios a infecciones respiratorias son tan frecuentes.

 

Es importante conocer que los llamados medicamentos antitusígenos están contraindicados en menores de 2 años y muchos de ellos, que antes se vendían de forma libre en el mercado, ahora están limitados, por sus potenciales efectos secundarios, a niños mayores. Esta reglamentación sanitaria europea se ha implantado para evitar el uso de “jarabes para la tos” de venta libre en farmacias que contenían antihistamínicos u otras sustancias potencialmente riesgosas. El mejor consejo, para evitar errores, es leer el prospecto que acompaña al medicamente en el que se indica claramente la edad en la que esta indicado.

 

En muchas ocasiones, para aliviar los síntomas de tos, se utilizan medicamente mucolíticos cuya finalidad es hacer más fluido el moco y favorecer su expulsión, pero sin actuar sobre el reflejo de la tos necesario para aclarar la vía aérea. Los cuidados de los padres deben orientarse a mejorar el confort y administrar la medicación si esta estuviese indicada.

 

En los pacientes con tos a consecuencia de asma o bronquitis es importante administrar correctamente la medicación según se haya indicado, especialmente en el caso de medicación inhalada que requiere el uso de las llamadas cámaras de inhalación.

 

En los casos más frecuentes de tos a consecuencia de resfriados y cuadros catarrales, los padres pueden aspirar la mucosidad nasal para favorecer la entra de aire, elevar la cabecera de la cama, mantener una buena hidratación y en caso de que esté indicada, administrar la medicación prescrita.

 

Los parches balsámicos solo están autorizados a partir de los 2 años. Algunos productos naturales que contienen miel y otras sustancias están indicados a partir de los 12 meses mientras que otros productos llamados “naturales” destinados a aliviar la tos y que no se consideran medicamentos, muchas veces no indican edad mínima de administración.

 

En todo caso, hay que recordar que la mayoría de los cuadros de tos aguda no son consecuencia de procesos graves y que remiten de forma espontanea en pocos días. Puntualmente puede ser necesario un tratamiento antitusígeno si la edad del paciente lo permite.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Diego Van Esso Arbolave
Pediatria

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..