Todo lo que no te han contado sobre la ciática

Autore: Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Pubblicato:
Editor: Top Doctors®

La ciática es un dolor por la parte posterior de la pierna, que sigue el recorrido del nervio ciático. Este nervio es el más largo y grueso de organismo y, en algunos casos, puede medir 1,5 cm de grosor.

 

El dolor suele empezar en la parte inferior de la espalda y pasa por la nalga hacia la parte posterior de la rodilla y gemelo. Se puede percibir como un calambre, quemazón o punzadas en una o ambas piernas. Más del 60% de los casos de ciáticas también sufren lumbago, lo que se denomina lumbociatalgia.

 

Es más común sufrir este síntoma entre los 30 - 50 años. Es una patología muy frecuente, el 40-50% de la población experimentará este dolor en, al menos, en una ocasión durante su vida.

Más del 60% de los casos de ciáticas también sufren lumbago

 

El dolor de ciática suele ser muy incapacitante, y es una de las principales causas de absentismo laboral en los países desarrollados. Controlar el dolor de forma temprana es fundamentar para evitar las consecuencias que tiene este problema médico.

 

¿Cómo identificamos una ciática?

Hay que diferenciar un dolor lumbar (lumbago) de un dolor radicular (ciática), ya que cada uno tiene diferentes causas y tratamientos: Los signos y síntomas más típicos de la ciática:

 

  • Dolor en territorio del nervio ciático.
  • El dolor en la pierna es más intenso que el de espalda.
  • El dolor baja por debajo de la rodilla.
  • Signos neurológicos (dolor en forma de quemazón, calambre o punzadas), pérdida de sensibilidad (hormigueo) o de movilidad (debilidad) en la pierna o las piernas.

 

Si detectas estos síntomas de ciática es conveniente que acudas a un especialista en Unidad del dolor para que te realice un examen físico, que permita hacer una exploración neurológica detenida. También se realizan otras maniobras como la de Lasègue, donde el paciente se encuentra acostado sobre su espalda en una camilla mientras el médico levanta la pierna del paciente manteniéndola extendida. Esta maniobra detectará si existe dolor radicular.

 

Además, en un examen físico podemos averiguar los indicios de la causa de la ciática y, de esta forma, diferenciarlo de cuadros de pseudo-ciática. En estos cuadros el dolor tiene características parecidas a la ciática, pero por problemas distintos (el síndrome piramidal, la sacroileitis o las bursitis de isquiotibiales) y también necesita un tratamiento diferente.

 

Causas de la ciática

La ciática está producida generalmente por la compresión de las raíces lumbares L4 y L5 o las raíces sacras, sobre todo S1. Estas son algunas de las causas más frecuentes que producen esta compresión:

 

Patología de disco intervertebral: es la causa más común. Se trata de un disco protruido, herniado o fisurado, que causa presión o irritación en una raíz nerviosa y ciática. El 90% de las personas que tienen su primer episodio de ciática lo presentan.

 

• La estenosis lumbar o foraminal, otra causa muy común: es un estrechamiento del canal lumbar o las foraminas que suele producirse por la degeneración de los ligamentos y articulaciones de la espalda con la edad.

 

Espondilolistesis: cuando una vértebra se desplaza sobre la superior, lo que produce ciática por estrechando del canal lumbar o de las raíces lumbares.

 

• Con menor frecuencia puede haber una compresión del nervio, cuando atraviesa el músculo piriforme. Otras causas muy infrecuentes son los tumores y los abscesos en la zona lumbar o sacra.

 

¿Cuándo está indicado pedir una resonancia?

La resonancia magnética es la prueba más útil para hacer un diagnóstico de hernias o protrusiones, que compriman las raíces que salen de la columna. También se puede realizar un TAC cuando no es posible la resonancia.

 

Si es el primer episodio de ciática que sufres, suele recomendarse hacer un tratamiento médico conservador con antinflamatorios y fisioterapia durante 2-3 semanas antes de realizar más pruebas. 

 

Hacer una resonancia urgente está indicado solo si existen signos de alarma como:

  • Dolor severo que no se puede controlar con la medicación convencional.
  • Debilidad acusada o progresiva en una o ambas piernas.
  • Pérdida de control de esfínteres, con pérdidas inadvertidas de orina o heces.
  • Fiebre y rigidez de nuca.

 

En estos casos, podría ser necesario el tratamiento específico. Las imágenes de la RMN permiten identificar una hernia de disco con compresión radicular, así como su localización y extensión.

 

Hay estudios que demuestran que hacer una resonancia magnética aumenta enormemente el riesgo de ser intervenido quirúrgicamente. Eso se debe a que muchas veces en la resonancia aparecen hallazgos que no son la causa del dolor.  

 

Por eso, es importante que antes de decidir operarte, si sufres ciática o dolor lumbar, y quieres saber su origen, el pronóstico que tiene, y si existe alguna forma de tratarlo sin cirugía, visita mi perfil de contacto.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Unità del dolore

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito web utilizza cookie propri e di terze parti per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle la pubblicità relativa alle sue preferenze, nonché analizzare le sue abitudini di navigazione. L'utente ha la possibilità di configurare le proprie preferenze QUI.