¿Qué es un desprendimiento de retina?

Autore: Dr. Carlos Mateu García
Pubblicato:
Editor: Margarita Marquès

Un desprendimiento de retina es la separación de la retina de su posición normal en la parte interna de la cavidad ocular. Aunque existen diferentes tipos de desprendimiento de la retina, el más común es el que se desarrolla a causa de la aparición de una o varias roturas de la misma.

 

¿Dónde se encuentra exactamente la retina?

El ojo se puede comparar con una pelota, que tiene una ventana transparente. A través de esta ventana, entra la luz a su interior y nos permite a simple vista observar el iris, que es similar al diafragma de una cámara que regula la cantidad de luz que entra dentro del ojo.

 

Si seccionamos por la mitad el globo ocular, se puede observar cuáles son las estructuras más importantes de su interior. Detrás del iris existe una gran cavidad que está ocupada por una gelatina, que denominamos humor vítreo. Lo que correspondería al papel pintado de la pared interna de esta imaginaria pelota es la retina.

 

Debajo de la retina se encuentra una capa de vasos que es la coroides y por fuera la pared interna de la envoltura blanca se encuentra la esclera. Detrás del iris hay una pequeña lente, que es el cristalino que, junto con la córnea, nos permite enfocar las imágenes en la retina. Cada una de estas estructuras cumple funciones importantes para la función visual.

 

La función de la retina

En la retina se produce la transformación de la luz visible en impulsos eléctricos que, a través del nervio óptico, van a discurrir por el cerebro hasta la zona occipital, que es donde realmente se produce la visión. Cuando la retina se desprende, la zona desprendida deja de producir esa transformación y el paciente empieza a notar una cortina negra que va mermando el campo visual.

 

El desprendimiento de retina más común se desarrolla
a causa de la aparición de una o varias roturas de la misma

 

¿Qué síntomas deben alarmarnos de un posible desprendimiento de retina?

Existen varios síntomas que hacen recomendable que el paciente acuda a un oftalmólogo especialista en retina. El primero sería la aparición de opacidades que flotan en el campo visual y que pueden tener diversas formas y tamaños, y que se mueven cuando movemos los ojos. Estas opacidades que, comúnmente llamamos moscas volantes, se aprecian de forma más clara delante de superficies claras o con mucha intensidad lumínica.

 

El segundo síntoma importante es la observación de flashes, luces que se van repitiendo y que pueden verse con los ojos abiertos o cerrados, tanto de día como de noche. La causa es la atracción que ejerce el vítreo sobre la retina. Hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de luces (fotopsias o fosfenos), que están relacionados con otros problemas como la migraña, enfermedades degenerativas o incluso con ciertos tratamientos farmacológicos. Pero la asociación de la aparición brusca de moscas volantes y de flashes, debe hacernos solicitar la revisión de la retina para detectar si han aparecido o no roturas en la misma, ya que con un tratamiento adecuado, se puede evitar un posterior desprendimiento de retina.

 

La evolución de un desprendimiento de retina depende entre otras cosas de la localización y el tipo de rotura en la retina.

 

¿Todos los pacientes que aprecian moscas volantes desarrollarán un desprendimiento de retina?

Existen muchos pacientes que aprecian estas moscas volantes, porque en el humor vítreo pueden existir opacidades que las provocan, pero en algunos de ellos aumentan o aparecen con lo que denominamos un desprendimiento posterior del vítreo. Con la edad o en diversas condiciones, el gel vítreo se colapsa y se desprende a la superficie de la retina dejando nuevas opacidades, que al moverse del ojo con fondos muy iluminados, hacen sombra en la retina. El oftalmólogo especialista en retina sabrá diferenciar en qué casos las moscas volantes están relacionadas con un desprendimiento del humor vítreo y cuáles no.

 

¿Qué pruebas se hacen a un paciente con síntomas de probable desprendimiento de retina?

A parte de una exploración completa y sistematizada de los dos ojos, lo más importante es la revisión de la retina previa dilatación de la pupila. Ello puede realizarse empleando unas lentes especiales que pueden ser de contacto o de no contacto. En muchas ocasiones, se documenta empleando sistemas de imagen de campo amplio, que incluso nos permiten navegar visualmente en la cavidad intraocular.

 

La frecuencia del desprendimiento de retina

La incidencia del desprendimiento de retina se sitúa alrededor de una de cada 10.000 personas al año. Existen grupos de población con mayor riesgo, como pacientes con miopía alta y, en menor medida, los intervenidos de cataratas y personas que han sufrido un importante traumatismo ocular. También se consideran población de riesgo pacientes con antecedentes familiares de primer orden o aquellos que previamente han sufrido un desprendimiento de retina en el ojo contralateral.

 

¿Cómo se trata el desprendimiento de retina?

Existen diferentes opciones para tratar el desprendimiento de retina, pero las más importantes son dos.

 

Por un lado, está la cirugía escleral, que consiste en colocar una o varias piezas por fuera del globo ocular para disminuir las tracciones periféricas. Permite una recuperación más rápida del paciente y no induce la aparición de catarata. Dependiendo del tipo de pieza que deba colocarse, puede producir una leve miopía de aproximadamente una dioptría y media, por lo cual simplemente habrá que cambiar la graduación de las gafas tras la intervención.

 

La otra técnica es la vitrectomía, que consiste en eliminar el vítreo con unos sofisticados instrumentos. Es una técnica que requiere introducir gas o aceite de silicona en el interior de la cavidad vítrea para mantener la retina en su sitio mientras el láser hace efecto. La diferencia entre usar gas, que se absorbe espontáneamente, o aceite de silicona, que hay que extraerlo en una segunda intervención, dependerá del tipo de desprendimiento y de su gravedad.

 

El postoperatorio de una vitrectomía

Muchos pacientes intervenidos se estresan al ver que al día siguiente de la cirugía su visión es muy mala. A sí mismo, a medida que pasan los días el paciente observa una línea horizontal que se inclina si el paciente inclina la cabeza y que tiembla con el movimiento ocular.

 

En muchas ocasiones, esa burbuja de gas que va disminuyendo de tamaño puede romperse en pequeñas burbujas. Pasados unos días estas burbujas, van disminuyendo hasta su desaparición total y la emisión se irá restaurando progresivamente.

 

Por otro lado, hay que saber que una vitrectomía puede favorecer la aparición de catarata en ese ojo en un lapso de tiempo que puede variar desde pocos meses a varios años.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Carlos Mateu García
Oftalmologia

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..