¿Qué es el vértigo?

Autore: Dr. Ignacio López de Argumedo
Pubblicato:
Editor: Alicia Arévalo

El vértigo es una sensación ficticia, generalmente de tipo rotatorio, de desplazamiento del cuerpo o de los objetos situados a su alrededor.


Debe diferenciarse del mareo, que consiste en una sensación de inseguridad e inestabilidad, algo parecido a la ebriedad, mientras que el vértigo provoca en el paciente una impresión de movimiento o giro, que puede ser pasajera, durar horas o incluso días, es una ilusión de movimiento, bien de uno mismo en el entorno, bien del entorno con respecto a uno mismo.


En muchos casos el vértigo se acompaña de nistagmo, que consiste en un movimiento involuntario y espasmódico de los ojos, que puede ser horizontal, vertical o rotatorio, y puede afectar a un solo ojo o a ambos. Es un dato clave a la hora de diferenciar el vértigo periférico del vértigo central. Ambos pueden expresarse de manera similar, aunque algunos signos como este son diferenciadores.


El vértigo se asocia con una alteración, ya sea permanente o transitoria, del equilibrio. Puede presentarse a cualquier edad, aunque predomina entre los 40 y los 60 años y es más frecuente en mujeres. El 85% de los casos suele tener el origen en alteraciones del oído (vértigo periférico), mientas que en el resto de los casos puede ser de origen central (cerebelo, fosa posterior del encéfalo).


Es un trastorno relativamente frecuente por el que se consulta al médico y al especialista en Otorrinolaringología en algunos casos más complejos. Su tratamiento se basa en medicación que estabiliza el sistema del equilibrio del oído interno y en algunos ejercicios o maniobras para combatirlo.

Actualmente se han descrito hasta 305 causas que pueden producir vértigo.
 



¿Qué puede causar el vértigo?

Existen muchas razones por las cuales se produce el vértigo; actualmente se han descrito hasta 305 causas, entre las que se encuentran las siguientes más comunes que dan lugar bien a vértigo periférico o bien a vértigo central:

Vértigo Periférico

  • El vértigo más frecuente es el Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB), causado por un desplazamiento de pequeños microcristales en el líquido del oído interno, manifestándose en determinados movimientos de la cabeza o al tumbarse
  • El Vértigo Migrañoso, sería la segunda causa más frecuente, que aparecen en personas con antecedentes de migrañas.
  • Anomalías e infecciones del oído, con inflamaciones del laberinto del oído interno o al nervio vestibular, conocido como Neuritis Vestibular. Da origen a un cuadro brusco en su inicio acompañado de náuseas y vómitos que hacen difícil el tratamiento oral y requieren a veces un tratamiento intravenoso. A veces se puede asociar a un herpes zóster de la zona auricular dando lugar a un cuadro vertiginoso junto con dolor facial (Síndrome de Ramsay Hunt).
  • El Síndrome de Meniere que se caracteriza por vértigo, pitidos en el oído y pérdida progresiva y fluctuante de la audición del lado afectado.

Vértigo central

  • Existen igualmente cuadros vertiginosos que suceden después de traumatismos craneales, que pueden deberse a daños en las estructuras del laberinto, o por sangrados de dicha localización a consecuencia del golpe.
  • Algunos fármacos pueden provocar también vértigos por toxicidad directa en las estructuras del oído interno.
  • En este grupo debemos destacar tumores que se localizan en la fosa posterior del encéfalo, en el cerebelo, o en el ángulo pontocerebelo que alteran el sistema del equilibrio desde esta localización.
  • También aquellos acontecimientos patológicos que afecten a esta zona como los ictus cerebelosos o las hemorragias a dicho nivel. Suelen ser más frecuentes en pacientes con factores de riesgo cardiovascular y de edad avanzada.


¿Qué herramientas de diagnóstico se usan para el vértigo?

Para llegar a un diagnóstico de vértigo acertado, en primer lugar es necesario realizar una buena historia clínica, en la que se debe incluir la forma de inicio del cuadro, la existencia de síntomas asociados (náuseas, vómitos, hipotensión), los factores que alivian o empeoran el vértigo, así como los antecedentes familiares del paciente.


La Otoscopia con el otoscopio o con el microscopio puede poner de manifiesto la presencia de algún exudado o secreción otológica o dolor, que indicaría que es más probable que se trate de una infección que de cualquier otro problema anatómico.


Es importante comprobar la motilidad ocular, para valorar la existencia de un nistagmo espontáneo y aparición de movimientos sacádicos, porque puede indicar que existe una disfunción del oído interno o de las conexiones nerviosas entre este y el cerebro. El nistagmo horizontal es propio del vértigo periférico, mientras que el vertical se relaciona con el vértigo central.


Además, es preciso evaluar el reflejo vestíbulo-ocular y el reflejo vestíbulo- espinal.


La audiometría tonal tiene como objeto ayudar a diferenciar los diferentes tipos de vértigos.


También hay que realizar maniobras de provocación cuando exista la sospecha de un vértigo de posicional, como la de Dix-Hallpike o la de Mac Clure.
 

A veces se solicitan pruebas de imagen como radiografías, resonancia magnética o TAC.
 

En el Centro Otorrinolaringológico Bilbaíno realizan un protocolo muy exhaustivo para el estudio de vértigo:
 

Comienzan con una exploración Otoneurológica completa, a lo que añaden la posibilidad de realizar un estudio computerizado de los canales semicirculares, mediante el vHIT o pruebas calóricas, VEMs o pruebas posicionales o rotacionales, las cuales permiten hacer un diagnostico más preciso de la patología que sufre el paciente vertiginoso.


A todo esto le añaden la valoración de la Inestabilidad Residual que suele aparecer en estos pacientes, mediante un Test de Organización Postural (SOT) en Plataforma Posturográfica Dinámica, la cual indica qué patrones de estabilidad son deficitarios y así poder realizar posteriormente una rehabilitación más específica. Esta prueba tiene mucha importancia y utilidad de cara a valorar la inestabilidad antes y después de la rehabilitación.
 

La Plataforma de Posturografía dinámica permitirá realizar una Rehabilitación de la estabilidad personalizada, con lo que se acelera de forma notable la mejoría de la inestabilidad.
 

Actualmente el Centro Otorrinolaringológico Bilbaíno cuenta con la posibilidad de mejorar la Rehabilitación vestibular mediante la introducción de la realidad virtual, asociada o no a la plataforma Posturográfica, la cual les permite abordar casos más complicados de vértigo o inestabilidad.

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Ignacio López de Argumedo
Otorinolaringoiatria

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


Questo sito Web utilizza cookie propri e di terzi per raccogliere informazioni al fine di migliorare i nostri servizi, per mostrarle pubblicità relative alle sue preferenze, nonché per analizzare le sue abitudini di navigazione..